/ miércoles 6 de octubre de 2021

Mi lucha por las mujeres

A más de tres años de asumir como Senadora de la República se deben valorar los resultados de las banderas que ofrecimos a la ciudadanía y eso, sin duda, es de lo que me tiene más orgullosa de mi labor como legisladora, ya que lo que hemos conseguido para sectores en específico que ofrecí apoyar en mi plan de trabajo hoy se ha vuelto realidad con circunstancias tangibles y cuantificables.

Entre esos compromisos se encuentra el permanente que he asumido con niñas y mujeres mexicanas. Los años de rezago y de discriminación, sin duda no se borran de un plumazo, necesitamos de todas y todos los miembros de a sociedad mexicana, pero con la plataforma legislativa que hemos construido desde el diálogo y reconocimiento de nuestros pares, tenemos una clara ruta de mejora.

Además de construir congresos paritarios y a nivel federal contar con un parlamento igualitario, construimos toda una reforma constitucional en el que propugnamos para que la presencia de las mujeres se dé de forma horizontal y vertical en todos los niveles de gobierno, así como en todos los poderes, no sólo para equilibrar la balanza, sino como un claro reconocimiento a la capacidad y la calidad que hemos establecido en la administración pública local y federal.

El plantear la igualdad sustantiva en la Constitución Federal es un paso fundamental que se construyó desde la unidad de todos los grupos parlamentarios y legisladores, entendiendo que nuestra Carta Magna es el inicio de los derechos que se deben respetar en la realidad, por ello el camino no se cierra, sino que apenas comienza para que las políticas públicas se vuelquen a establecer políticas públicas en materia de género.

En ese mismo sentido se logró romper con la brecha salarial entre hombres y mujeres a través de una reforma de ley para que se cumpla el que las mujeres y hombres que realizan un trabajo igual perciban un salario igual, lo cual no tiene ninguna lógica en un mundo donde buscamos erradicar ese tipo de conductas Con ello llevamos la justicia mínima a las mujeres que todos los días se esfuerzan como jefa de familia que no tenían justicia salarial.

Igualmente sabemos de lo lacerante que ha sido la violencia en contra de las mujeres sin que hasta el momento se pueda disminuir en buena medida, por lo que hemos acudido a reformas como la que establece prisión preventiva oficiosa para el delito de feminicidio como una clara política criminal para tratar de disminuir este tipo de delitos y castigar a los perpetradores de un crimen atroz.

Asimismo, con la aprobación de la Ley Olimpia logramos que no haya mas violencia digital y aunque es una ley que protege a todas y todos, sabemos que esto proviene de una lucha femenina debido a que los casos de este tipo de violencia afectan mucho más a mujeres que a hombres. Ello será un espacio de tranquilidad para nuestras hijas e hijos que conviven diariamente en el mundo digital.

Este trabajo, lo tengo muy claro, sólo es el inicio de una lucha que hemos comenzado por la vía institucional y que la vamos a culminar con todo lo pendiente para hacer de este país un mejor lugar para todas nosotras.

A más de tres años de asumir como Senadora de la República se deben valorar los resultados de las banderas que ofrecimos a la ciudadanía y eso, sin duda, es de lo que me tiene más orgullosa de mi labor como legisladora, ya que lo que hemos conseguido para sectores en específico que ofrecí apoyar en mi plan de trabajo hoy se ha vuelto realidad con circunstancias tangibles y cuantificables.

Entre esos compromisos se encuentra el permanente que he asumido con niñas y mujeres mexicanas. Los años de rezago y de discriminación, sin duda no se borran de un plumazo, necesitamos de todas y todos los miembros de a sociedad mexicana, pero con la plataforma legislativa que hemos construido desde el diálogo y reconocimiento de nuestros pares, tenemos una clara ruta de mejora.

Además de construir congresos paritarios y a nivel federal contar con un parlamento igualitario, construimos toda una reforma constitucional en el que propugnamos para que la presencia de las mujeres se dé de forma horizontal y vertical en todos los niveles de gobierno, así como en todos los poderes, no sólo para equilibrar la balanza, sino como un claro reconocimiento a la capacidad y la calidad que hemos establecido en la administración pública local y federal.

El plantear la igualdad sustantiva en la Constitución Federal es un paso fundamental que se construyó desde la unidad de todos los grupos parlamentarios y legisladores, entendiendo que nuestra Carta Magna es el inicio de los derechos que se deben respetar en la realidad, por ello el camino no se cierra, sino que apenas comienza para que las políticas públicas se vuelquen a establecer políticas públicas en materia de género.

En ese mismo sentido se logró romper con la brecha salarial entre hombres y mujeres a través de una reforma de ley para que se cumpla el que las mujeres y hombres que realizan un trabajo igual perciban un salario igual, lo cual no tiene ninguna lógica en un mundo donde buscamos erradicar ese tipo de conductas Con ello llevamos la justicia mínima a las mujeres que todos los días se esfuerzan como jefa de familia que no tenían justicia salarial.

Igualmente sabemos de lo lacerante que ha sido la violencia en contra de las mujeres sin que hasta el momento se pueda disminuir en buena medida, por lo que hemos acudido a reformas como la que establece prisión preventiva oficiosa para el delito de feminicidio como una clara política criminal para tratar de disminuir este tipo de delitos y castigar a los perpetradores de un crimen atroz.

Asimismo, con la aprobación de la Ley Olimpia logramos que no haya mas violencia digital y aunque es una ley que protege a todas y todos, sabemos que esto proviene de una lucha femenina debido a que los casos de este tipo de violencia afectan mucho más a mujeres que a hombres. Ello será un espacio de tranquilidad para nuestras hijas e hijos que conviven diariamente en el mundo digital.

Este trabajo, lo tengo muy claro, sólo es el inicio de una lucha que hemos comenzado por la vía institucional y que la vamos a culminar con todo lo pendiente para hacer de este país un mejor lugar para todas nosotras.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 20 de octubre de 2021

Por y para nuestros jóvenes

Nuvia Mayorga2

miércoles 06 de octubre de 2021

Mi lucha por las mujeres

Nuvia Mayorga2

miércoles 29 de septiembre de 2021

Educar es erradicar la violencia

Nuvia Mayorga2

miércoles 22 de septiembre de 2021

El honor de representar

Nuvia Mayorga2

miércoles 01 de septiembre de 2021

Rindiendo buenas cuentas

Nuvia Mayorga2

miércoles 25 de agosto de 2021

La catástrofe educativa

Nuvia Mayorga2

Cargar Más