/ jueves 24 de septiembre de 2020

Tiempo de propuestas y causas

ACERVO


Hidalgo vive el período de campañas electorales para renovar sus 84 municipios. Este jueves se cumplen los primeros 20 días de proselitismo por medio del cual mujeres y hombres postulan sus proyectos en el marco de una legislación electoral que permitirá que el próximo domingo 18 de octubre, votemos en libertad por nuestras próximas autoridades locales.

Sin duda alguna, nuestra entidad empalma estos procesos comiciales con el impacto aún persistente de la pandemia sanitaria derivada del Covid-19 y sus fuertes estragos, en la salud, pero también en la economía de la sociedad en su conjunto. Por esta y otras muchas razones, es que de cara a la próxima elección debemos ver las causas que proyecten un futuro promisorio para Hidalgo.

Estoy convencido que en cada propuesta política que la ciudadanía está recibiendo se están priorizando agendas en materia de salud pública, de creación de empleos, atracción de inversiones, sin dejar de lado rubros tan importantes como los servicios públicos de uso común, la ejecución de obra pública, el apoyo decidido a la educación en todos sus niveles, así como sobradamente, el combate a la inseguridad, por ejemplo.

Como integrantes de una sociedad demócrata, las y los ciudadanos ejercemos una libertad de afinidad e incluso de militancia en institutos políticos o de apoyo a proyectos de candidaturas ciudadanas que hacia esta elección municipal extraordinaria han propuesto a sus mejores planillas a disposición para que representen sus estatutos, doctrinas, postulados y documentos básicos en las boletas electorales. Hemos observado ya las propuestas medulares en cuanto a ofertas políticas y prácticamente hemos asumido nuestras posiciones y convicciones en torno al sufragio efectivo a realizar en octubre.

Lo trascendental es que hoy tenemos frente a nosotros, una posibilidad de poder direccionar el rumbo que tomen nuestras localidades hacia lo inmediato y con la coyuntura sanitaria y económica a nivel global, se vuelve marcadamente prioritario el que identifiquemos las causas que los perfiles electos pongan al servicio ciudadano desde los ayuntamientos entrantes.

Y por causas, habrá que entender a toda aquella política pública, eje de acción, plan de gobierno y norma institucional, que desde las presidencias municipales se adopten de forma útil durante los siguientes 4 años para mejorar las condiciones integrales de sus gobernados.

Afortunadamente, Hidalgo como integrante del pacto federal preserva un Estado de derecho sólido, mismo que reúne las garantías de ley que posibilitan una competencia electoral equitativa e imparcial. México mismo como nación aún la tiene. Contamos con órganos electorales federales y para este caso en lo particular, a nivel estatal, que dotan de garantías irrestrictas sobre el respeto a la voluntad popular. Luego entonces, debemos asumir que lo prioritario es identificar las causas que lleven a Hidalgo a un crecimiento sostenido desde lo municipal hacia el futuro inmediato y que salgamos a ejercer nuestro derecho al voto con la determinación que nos da nuestra ciudadanía mexicana y la residencia hidalguense.

ACERVO


Hidalgo vive el período de campañas electorales para renovar sus 84 municipios. Este jueves se cumplen los primeros 20 días de proselitismo por medio del cual mujeres y hombres postulan sus proyectos en el marco de una legislación electoral que permitirá que el próximo domingo 18 de octubre, votemos en libertad por nuestras próximas autoridades locales.

Sin duda alguna, nuestra entidad empalma estos procesos comiciales con el impacto aún persistente de la pandemia sanitaria derivada del Covid-19 y sus fuertes estragos, en la salud, pero también en la economía de la sociedad en su conjunto. Por esta y otras muchas razones, es que de cara a la próxima elección debemos ver las causas que proyecten un futuro promisorio para Hidalgo.

Estoy convencido que en cada propuesta política que la ciudadanía está recibiendo se están priorizando agendas en materia de salud pública, de creación de empleos, atracción de inversiones, sin dejar de lado rubros tan importantes como los servicios públicos de uso común, la ejecución de obra pública, el apoyo decidido a la educación en todos sus niveles, así como sobradamente, el combate a la inseguridad, por ejemplo.

Como integrantes de una sociedad demócrata, las y los ciudadanos ejercemos una libertad de afinidad e incluso de militancia en institutos políticos o de apoyo a proyectos de candidaturas ciudadanas que hacia esta elección municipal extraordinaria han propuesto a sus mejores planillas a disposición para que representen sus estatutos, doctrinas, postulados y documentos básicos en las boletas electorales. Hemos observado ya las propuestas medulares en cuanto a ofertas políticas y prácticamente hemos asumido nuestras posiciones y convicciones en torno al sufragio efectivo a realizar en octubre.

Lo trascendental es que hoy tenemos frente a nosotros, una posibilidad de poder direccionar el rumbo que tomen nuestras localidades hacia lo inmediato y con la coyuntura sanitaria y económica a nivel global, se vuelve marcadamente prioritario el que identifiquemos las causas que los perfiles electos pongan al servicio ciudadano desde los ayuntamientos entrantes.

Y por causas, habrá que entender a toda aquella política pública, eje de acción, plan de gobierno y norma institucional, que desde las presidencias municipales se adopten de forma útil durante los siguientes 4 años para mejorar las condiciones integrales de sus gobernados.

Afortunadamente, Hidalgo como integrante del pacto federal preserva un Estado de derecho sólido, mismo que reúne las garantías de ley que posibilitan una competencia electoral equitativa e imparcial. México mismo como nación aún la tiene. Contamos con órganos electorales federales y para este caso en lo particular, a nivel estatal, que dotan de garantías irrestrictas sobre el respeto a la voluntad popular. Luego entonces, debemos asumir que lo prioritario es identificar las causas que lleven a Hidalgo a un crecimiento sostenido desde lo municipal hacia el futuro inmediato y que salgamos a ejercer nuestro derecho al voto con la determinación que nos da nuestra ciudadanía mexicana y la residencia hidalguense.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 15 de octubre de 2020

El notariado en la elección

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 01 de octubre de 2020

Los fideicomisos públicos

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 24 de septiembre de 2020

Tiempo de propuestas y causas

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 17 de septiembre de 2020

Conmemoración Patriótica

Pedro Luis Noble

jueves 03 de septiembre de 2020

Cuarto Informe de Gobierno

ACERVO

Pedro Luis Noble

jueves 20 de agosto de 2020

Tauromaquia: producto cultural

ACERVO

Pedro Luis Noble

Cargar Más