/ jueves 14 de mayo de 2020

UIF investiga contratos de compra por Covid-19

SHCP confirmó que indaga a la administración de Salud del sexenio pasado

La Unidad de Intelgencia Financiera (UIF) investiga los contratos de compra de insumos para la atención de la epidemia de Covid-19 en todo el sector salud, particularmente de ventiladores para “evitar actos de corrupción”, mientras que la Secretaría de la Función Pública podría dar vista a la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntos actos de corrupción en la compra de ventiladores al hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett.

Además, la Secretaría de Hacienda confirmó que la UIF indaga presuntas irregularidades cometidas en el sistema de salud durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

El Sol de México publicó en su edición de impresa de ayer que la Unidad de Inteligencia Financiera alista una denuncia en contra de la administración del exsecretario de Salud, José Narro Robles, por posibles actos de corrupción luego de que desde hace más de un mes se anunció que se realizan investigaciones de su actuación.

Informó que no investiga de forma particular a Narro Robles sino a directivos de área y directores de los institutos de salud, en donde se han ubicado presuntos actos de corrupción con las farmacéuticas que recibieron 83 mil millones de pesos y que representan pérdidas fiscales por 416 millones, y que representan un esquema de defraudación fiscal.

A través de la cuenta de twitter la secretaría que encabeza Arturo Herrera, dijo que “#Hacienda, a través de la #UIF y su titular @SNietoCastillo, investiga presuntos casos de #corrupción en el sistema de salud durante el sexenio anterior. Estas investigaciones no incluyen a José Narro Robles, exrector de la @UNAM-MX”.

La Unidad reportó avances en la investigación iniciada al concluir la administración de José Narro Robles y se están configurando las denuncias por los presuntos actos de corrupción.

La semana pasada Narro Robles retó a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador para conocer cuántas denuncias se habían presentado en su contra, y aseguró que durante su gestión interpuso 70 denuncias en la entonces Procuraduría General de la República en las que responsabilizaba a 15 diferentes gobiernos estatales sobre presuntos desvíos de recursos públicos.

En la comparecencia de José Narro Robles, ante la Cámara de Diputados con motivo de la glosa del VI Informe de Gobierno, en octubre de 2018, dijo que durante su gestión se presentaron ante la PGR 70 denuncias por desvíos de recursos por más de mil 150 millones de pesos, entre otros, en los estados de Veracruz, Michoacán y Jalisco.

Ahora la Unidad de Inteligencia Financiera realiza una investigación directa sobre esa administración. Mientras, la FGR busca en las delegaciones de los estados el estatus de las 70 denuncias penales que interpuso el exsecretario de Salud en contra de funcionarios de 15 entidades.

En este contexto, la Secretaría de la Función Pública y su titular, Irma Eréndira, afirmaron que desde el 1 de mayo se realizan investigaciones sobre la compra de 20 ventiladores a León Manuel Bartlett. Al hacer el anuncio, la secretaria dijo que “es una prioridad que las compras públicas en la contingencia, además de legalidad tenga moralidad y se ajusten a los criterios de razonabilidad, eficiencia, eficacia, economía, transparencia y austeridad republicana”.

Hasta ahora se ha señalado públicamente la compra con sobreprecio de 20 ventiladores para el IMSS, en su sede de Hidalgo, a través de la empresa Cyber Robotics, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad. A él se otorgó un contrato por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios. Cada equipo fue vendido en un millón 550 mil pesos, que es el precio más alto desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19, y ayer el IMSS anunció que regresó los equipos al proveedor.

El Sol de México dio a conocer la adjudicación directa a la empresa Bidcom Energy S. A. de C.V., constituida en agosto de 2019 en Coatzacoalcos, Veracruz, y que es parte de una red de empresas propiedad de la familia Quintanilla, cercana a la secretaria de Energía, Rocío Nahle.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

La Unidad de Intelgencia Financiera (UIF) investiga los contratos de compra de insumos para la atención de la epidemia de Covid-19 en todo el sector salud, particularmente de ventiladores para “evitar actos de corrupción”, mientras que la Secretaría de la Función Pública podría dar vista a la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntos actos de corrupción en la compra de ventiladores al hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett.

Además, la Secretaría de Hacienda confirmó que la UIF indaga presuntas irregularidades cometidas en el sistema de salud durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

El Sol de México publicó en su edición de impresa de ayer que la Unidad de Inteligencia Financiera alista una denuncia en contra de la administración del exsecretario de Salud, José Narro Robles, por posibles actos de corrupción luego de que desde hace más de un mes se anunció que se realizan investigaciones de su actuación.

Informó que no investiga de forma particular a Narro Robles sino a directivos de área y directores de los institutos de salud, en donde se han ubicado presuntos actos de corrupción con las farmacéuticas que recibieron 83 mil millones de pesos y que representan pérdidas fiscales por 416 millones, y que representan un esquema de defraudación fiscal.

A través de la cuenta de twitter la secretaría que encabeza Arturo Herrera, dijo que “#Hacienda, a través de la #UIF y su titular @SNietoCastillo, investiga presuntos casos de #corrupción en el sistema de salud durante el sexenio anterior. Estas investigaciones no incluyen a José Narro Robles, exrector de la @UNAM-MX”.

La Unidad reportó avances en la investigación iniciada al concluir la administración de José Narro Robles y se están configurando las denuncias por los presuntos actos de corrupción.

La semana pasada Narro Robles retó a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador para conocer cuántas denuncias se habían presentado en su contra, y aseguró que durante su gestión interpuso 70 denuncias en la entonces Procuraduría General de la República en las que responsabilizaba a 15 diferentes gobiernos estatales sobre presuntos desvíos de recursos públicos.

En la comparecencia de José Narro Robles, ante la Cámara de Diputados con motivo de la glosa del VI Informe de Gobierno, en octubre de 2018, dijo que durante su gestión se presentaron ante la PGR 70 denuncias por desvíos de recursos por más de mil 150 millones de pesos, entre otros, en los estados de Veracruz, Michoacán y Jalisco.

Ahora la Unidad de Inteligencia Financiera realiza una investigación directa sobre esa administración. Mientras, la FGR busca en las delegaciones de los estados el estatus de las 70 denuncias penales que interpuso el exsecretario de Salud en contra de funcionarios de 15 entidades.

En este contexto, la Secretaría de la Función Pública y su titular, Irma Eréndira, afirmaron que desde el 1 de mayo se realizan investigaciones sobre la compra de 20 ventiladores a León Manuel Bartlett. Al hacer el anuncio, la secretaria dijo que “es una prioridad que las compras públicas en la contingencia, además de legalidad tenga moralidad y se ajusten a los criterios de razonabilidad, eficiencia, eficacia, economía, transparencia y austeridad republicana”.

Hasta ahora se ha señalado públicamente la compra con sobreprecio de 20 ventiladores para el IMSS, en su sede de Hidalgo, a través de la empresa Cyber Robotics, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad. A él se otorgó un contrato por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios. Cada equipo fue vendido en un millón 550 mil pesos, que es el precio más alto desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19, y ayer el IMSS anunció que regresó los equipos al proveedor.

El Sol de México dio a conocer la adjudicación directa a la empresa Bidcom Energy S. A. de C.V., constituida en agosto de 2019 en Coatzacoalcos, Veracruz, y que es parte de una red de empresas propiedad de la familia Quintanilla, cercana a la secretaria de Energía, Rocío Nahle.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

Policiaca

Matan a un ex militar en calles de Pachuca

Tenía impactos de bala; se halló un arma de fuego

Regional

Fin de semana de doble Hoy No Circula

Automóviles cuyo último número de placa sea non no podrán transitar

Local

Otorgan protección federal a exalcalde

Aún no tiene efectos legales, sólo queda a consideración del juez federal en cuanto a su libertad personal