/ viernes 21 de junio de 2019

Mejoraron condiciones ambientales tras incendios

Las autoridades ambientales comenzarán con la reforestación en el estado

El suplente legal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Julio César Cervantes Fernández, aseguró que mejoraron las condiciones ambientales en el estado luego de la temporada de incendios forestales, por lo que en unos días comenzarán con la reforestación en las zonas más dañadas por las conflagraciones.

El funcionario federal detalló que los incendios forestales incrementaron en este año con respecto a 2018, además de que Acaxochitlán y Singuilucan se ubicaron como los municipios más afectados por las conflagraciones, razón por la cual comenzarán con la reforestación en dichas regiones, donde también plantarán miles de árboles adaptables a esos entornos.

De acuerdo con el representante de la Conafor en la entidad, también se centrarán en atender a los municipios más afectados por el cambio de uso de suelo que se ha presentado principalmente por el crecimiento demográfico en la entidad y por ello han determinado los municipios del Valle del Mezquital como una de las prioridades en la conservación de las áreas verdes.

Debido a que Hidalgo es uno de los estados que se encuentran por debajo de la media nacional en cuanto al porcentaje de territorio forestal con el 45 por ciento de su superficie, el funcionario federal reconoció que en los últimos 30 años las afectaciones por las conflagraciones han incrementado.

Agregó que la Conafor trabaja con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath) para atender la problemática relacionada con la deforestación y por ello también colaborarán con las alcaldías de los municipios dañados para impulsar la reforestación.

Según datos de la Conafor, Hidalgo no se encuentra entre los estados más afectados por la deforestación a nivel nacional, sin embargo, hay zonas que han sido afectadas por el cambio de uso de suelo, principalmente en los municipios más urbanos como Pachuca y su área metropolitana, así como Ixmiquilpan, Tizayuca, Huejutla, Tula y Tulancingo.

Este año la Conafor pretende plantar más de tres millones 300 mil árboles en el estado como parte del plan de reforestación, mismo que registró una reducción de más del 60 por ciento con respecto a 2018.

El suplente legal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Julio César Cervantes Fernández, aseguró que mejoraron las condiciones ambientales en el estado luego de la temporada de incendios forestales, por lo que en unos días comenzarán con la reforestación en las zonas más dañadas por las conflagraciones.

El funcionario federal detalló que los incendios forestales incrementaron en este año con respecto a 2018, además de que Acaxochitlán y Singuilucan se ubicaron como los municipios más afectados por las conflagraciones, razón por la cual comenzarán con la reforestación en dichas regiones, donde también plantarán miles de árboles adaptables a esos entornos.

De acuerdo con el representante de la Conafor en la entidad, también se centrarán en atender a los municipios más afectados por el cambio de uso de suelo que se ha presentado principalmente por el crecimiento demográfico en la entidad y por ello han determinado los municipios del Valle del Mezquital como una de las prioridades en la conservación de las áreas verdes.

Debido a que Hidalgo es uno de los estados que se encuentran por debajo de la media nacional en cuanto al porcentaje de territorio forestal con el 45 por ciento de su superficie, el funcionario federal reconoció que en los últimos 30 años las afectaciones por las conflagraciones han incrementado.

Agregó que la Conafor trabaja con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath) para atender la problemática relacionada con la deforestación y por ello también colaborarán con las alcaldías de los municipios dañados para impulsar la reforestación.

Según datos de la Conafor, Hidalgo no se encuentra entre los estados más afectados por la deforestación a nivel nacional, sin embargo, hay zonas que han sido afectadas por el cambio de uso de suelo, principalmente en los municipios más urbanos como Pachuca y su área metropolitana, así como Ixmiquilpan, Tizayuca, Huejutla, Tula y Tulancingo.

Este año la Conafor pretende plantar más de tres millones 300 mil árboles en el estado como parte del plan de reforestación, mismo que registró una reducción de más del 60 por ciento con respecto a 2018.

Policiaca

Torturado lo aventaron a canal de agua sucia

Se desconoce la identidad de hombre encontrado en el lugar

Local

Avanza consolidación del Sistema Penal en Hidalgo

162 millones de pesos, el presupuesto que aplicó Hidalgo