/ domingo 11 de marzo de 2018

Drew Barrymore regresa con la segunda temporada de "Santa Clarita Diet"

Barrymore reconoció que retomar la serie fue todo un reto, primero porque tuvo que perder peso

Drew Barrymore vuelve a la pequeña pantalla con la segunda temporada de "Santa Clarita Diet", la comedia de Netflix en la que interpreta a una agente inmobiliaria que lleva una vida tranquila junto a su marido y su hija adolescente en Santa Clarita (California), hasta que se convierte en zombie.

En la primera temporada, los Hammonds comienzan a asimilar la nueva condición de inmortal de Sheila, el personaje que interpreta Barrymore, cada vez más preocupada por seguir, en la medida de lo posible, con su apacible rutina, y evitar ser encasillada como un simple monstruo.

Pero en la segunda temporada, que debuta el 23 de marzo, Sheila y su marido, Joel, que interpreta Timothy Olyphant, verán que, pese a haber afilado su habilidad para matar sin dejar rastro, el número de desaparecidos en Santa Clarita ya no puede pasar desapercibido, y cada vez les será más difícil conseguir carne humana que llevarse a la boca.

En declaraciones a un grupo de periodistas, entre ellos Efe, Barrymore reconoció que retomar la serie fue todo un reto, primero porque tuvo que perder peso, pero sobre todo porque le costó pasar de la actitud de "novata" de la anterior temporada a la "seguridad" que exhibe en la segunda sin dejar de ser divertida.

Barrymore explicó que durante el rodaje tuvo que mentir varias veces a sus hijos cuando le preguntaban qué era la sangre falsa que a veces tenía en el cuerpo.

"Teníamos una ducha muy antigua y muchas noches no me quitaba toda la sangre y, cuando volvía a casa, mis hijos siempre me decían 'Mamá, ¿qué es eso?¡' y yo les respondía: '¿Pintura? ¡Sí, hoy estuvimos pintando en el trabajo. Así que les tenía que mentir un par de veces a la semana", confesó Barrymore.

Para Timothy Olyphant, la serie ganó en calidad en su segunda temporada: "Las actuaciones mejoraron y se tornaron más complejas, y en este caso también más divertidas, lo que fue muy gratificante".

"La esencia de la serie es esa extraordinaria contradicción, y es que tienes, por una parte, que matar a gente para comértela y sobrevivir, pero a la vez hay que mantener algún hilo de cordura y de normalidad mientras tiras para adelante tu familia y crías a una hija adolescente", resumió Olyphant.

Drew Barrymore vuelve a la pequeña pantalla con la segunda temporada de "Santa Clarita Diet", la comedia de Netflix en la que interpreta a una agente inmobiliaria que lleva una vida tranquila junto a su marido y su hija adolescente en Santa Clarita (California), hasta que se convierte en zombie.

En la primera temporada, los Hammonds comienzan a asimilar la nueva condición de inmortal de Sheila, el personaje que interpreta Barrymore, cada vez más preocupada por seguir, en la medida de lo posible, con su apacible rutina, y evitar ser encasillada como un simple monstruo.

Pero en la segunda temporada, que debuta el 23 de marzo, Sheila y su marido, Joel, que interpreta Timothy Olyphant, verán que, pese a haber afilado su habilidad para matar sin dejar rastro, el número de desaparecidos en Santa Clarita ya no puede pasar desapercibido, y cada vez les será más difícil conseguir carne humana que llevarse a la boca.

En declaraciones a un grupo de periodistas, entre ellos Efe, Barrymore reconoció que retomar la serie fue todo un reto, primero porque tuvo que perder peso, pero sobre todo porque le costó pasar de la actitud de "novata" de la anterior temporada a la "seguridad" que exhibe en la segunda sin dejar de ser divertida.

Barrymore explicó que durante el rodaje tuvo que mentir varias veces a sus hijos cuando le preguntaban qué era la sangre falsa que a veces tenía en el cuerpo.

"Teníamos una ducha muy antigua y muchas noches no me quitaba toda la sangre y, cuando volvía a casa, mis hijos siempre me decían 'Mamá, ¿qué es eso?¡' y yo les respondía: '¿Pintura? ¡Sí, hoy estuvimos pintando en el trabajo. Así que les tenía que mentir un par de veces a la semana", confesó Barrymore.

Para Timothy Olyphant, la serie ganó en calidad en su segunda temporada: "Las actuaciones mejoraron y se tornaron más complejas, y en este caso también más divertidas, lo que fue muy gratificante".

"La esencia de la serie es esa extraordinaria contradicción, y es que tienes, por una parte, que matar a gente para comértela y sobrevivir, pero a la vez hay que mantener algún hilo de cordura y de normalidad mientras tiras para adelante tu familia y crías a una hija adolescente", resumió Olyphant.

Local

Congelan cuentas de Mineral de la Reforma

Son ocho las incautadas por denuncias de particulares

Policiaca

Murió en la calle y con mucho frío

El sujeto alparecer pernoctaba en la vía pública

Policiaca

Vuelca tráiler cargado de higiénico

Al sitio arribaron para apoyar elementos de la Guardia Nacional y Seguridad de Carreteras

Policiaca

Hombre pidió ayuda a policías de Tulancingo

Había estado internado por un cuadro diabético y él dijo a los policías – de acuerdo con el parte informativo- que supuestamente su familia lo había dejado en el abandono.

Policiaca

Detienen a sujeto con posible droga “cristal”

Se le encontraron 25 bolsas con un peso aproximado de 34.7 gramos

Policiaca

Ataque a balazos deja a un muerto

Hubo otro herido de gravedad que fue hospitalizado

Local

Por Frentes Fríos habilitan albergues

Para la canalización de las personas se coadyuva con Protección Civil y Prevención del Delito