limit user

  / miércoles 17 de julio de 2019

Aquí los políticos

INSEGURIDAD, TEMA SENSIBLE


La inseguridad es un tema que le pega a las entrañas de cualquier sociedad. Es uno de los asuntos que más impactan y afectan a los ciudadanos, toda vez que altera su actividad cotidiana.

Salir a la calle con temor de convertirse en una víctima más de la delincuencia e incluso con el sentimiento de no saber si se regresará a casa, significa haber perdido la tranquilidad.

Por ello la exigencia permanente de la gente hacia sus gobernantes: seguridad.

Si quienes comen en un restaurante son asaltados o asesinados; si una familia es despojada de sus pertenencias en su propio hogar; si a plena luz del día hay quienes roban vehículos con o sin violencia, lo que prevalece es un permanente temor.

Y esto se agrava cuando nos enteremos de que en algunos casos hay policías coludidos con los delincuentes, porque se pierde la confianza en quienes se supone que deben vigilar y preservar el orden.

Pero hay que reconocer que no todos los policías son malos o corruptos. Muchos, la mayoría de ellos hacen bien su trabajo e incluso han muerto para proteger a la ciudadanía.

Otros han atrapado a los ladrones y han recuperado lo que pretendían robar y cuando esto sucede, pocas veces se les reconoce públicamente.

En ocasiones se pierde de vista esta parte noble de nuestros policías.

Y es que la sociedad se interesa más por saber qué hizo tal o cual delincuente, que por enterarse de las acciones efectuadas por las autoridades gubernamentales y por ende de las corporaciones policiacas.

Incluso algunos jóvenes llegan a idolatrar a los criminales y terminan imitándolos.

Por ello es válido que el gobernador Omar Fayad pida que se reconozca el valor y la entrega del policía que murió hace unos días por evitar que un grupo de delincuentes robara los recursos de un programa federal de apoyo a los adultos mayores.

Nada más justo para sus familiares y para sus compañeros policías que, como él, arriesgan la vida diariamente.

Qué bueno que hoy Hidalgo cuente con un C5i, porque ello contribuirá a reducir los índices delictivos.

Y qué mejor que la entidad haya sido tomada en cuenta para que desde ahora tenga presencia la Guardia Nacional, porque ello inhibirá muchas acciones delictivas.

Todas estas medidas deben servir para que la sociedad viva en un ambiente menos violento, con mayor tranquilidad y sin temor de transitar por nuestras calles, colonias, municipios o estados de la república.

Y los medios de comunicación debemos contribuir a la construcción de esa sociedad donde prevalezcan los valores, donde la familia juegue un rol fundamental, una comunidad donde no falten las oportunidades educativas, laborales y de salud, entre muchas otras.

INSEGURIDAD, TEMA SENSIBLE


La inseguridad es un tema que le pega a las entrañas de cualquier sociedad. Es uno de los asuntos que más impactan y afectan a los ciudadanos, toda vez que altera su actividad cotidiana.

Salir a la calle con temor de convertirse en una víctima más de la delincuencia e incluso con el sentimiento de no saber si se regresará a casa, significa haber perdido la tranquilidad.

Por ello la exigencia permanente de la gente hacia sus gobernantes: seguridad.

Si quienes comen en un restaurante son asaltados o asesinados; si una familia es despojada de sus pertenencias en su propio hogar; si a plena luz del día hay quienes roban vehículos con o sin violencia, lo que prevalece es un permanente temor.

Y esto se agrava cuando nos enteremos de que en algunos casos hay policías coludidos con los delincuentes, porque se pierde la confianza en quienes se supone que deben vigilar y preservar el orden.

Pero hay que reconocer que no todos los policías son malos o corruptos. Muchos, la mayoría de ellos hacen bien su trabajo e incluso han muerto para proteger a la ciudadanía.

Otros han atrapado a los ladrones y han recuperado lo que pretendían robar y cuando esto sucede, pocas veces se les reconoce públicamente.

En ocasiones se pierde de vista esta parte noble de nuestros policías.

Y es que la sociedad se interesa más por saber qué hizo tal o cual delincuente, que por enterarse de las acciones efectuadas por las autoridades gubernamentales y por ende de las corporaciones policiacas.

Incluso algunos jóvenes llegan a idolatrar a los criminales y terminan imitándolos.

Por ello es válido que el gobernador Omar Fayad pida que se reconozca el valor y la entrega del policía que murió hace unos días por evitar que un grupo de delincuentes robara los recursos de un programa federal de apoyo a los adultos mayores.

Nada más justo para sus familiares y para sus compañeros policías que, como él, arriesgan la vida diariamente.

Qué bueno que hoy Hidalgo cuente con un C5i, porque ello contribuirá a reducir los índices delictivos.

Y qué mejor que la entidad haya sido tomada en cuenta para que desde ahora tenga presencia la Guardia Nacional, porque ello inhibirá muchas acciones delictivas.

Todas estas medidas deben servir para que la sociedad viva en un ambiente menos violento, con mayor tranquilidad y sin temor de transitar por nuestras calles, colonias, municipios o estados de la república.

Y los medios de comunicación debemos contribuir a la construcción de esa sociedad donde prevalezcan los valores, donde la familia juegue un rol fundamental, una comunidad donde no falten las oportunidades educativas, laborales y de salud, entre muchas otras.

lunes 19 de agosto de 2019

Aquí los políticos

viernes 16 de agosto de 2019

Aquí los políticos

miércoles 14 de agosto de 2019

Aquí los políticos

lunes 12 de agosto de 2019

Aquí los políticos

viernes 09 de agosto de 2019

Aquí los políticos

lunes 05 de agosto de 2019

Aquí los políticos

viernes 02 de agosto de 2019

Aquí los políticos

lunes 29 de julio de 2019

Aquí los políticos

viernes 26 de julio de 2019

Aquí los políticos

miércoles 24 de julio de 2019

Aquí los políticos

Cargar Más