/ martes 16 de abril de 2019

Acosadores; plan de intervención

Saludos estimados lectores; Como padres nos es muy difícil reconocer alguna situación negativa en nuestros hijos, siempre solemos ver en ellos a los niños pequeños e indefensos que algún día tuvimos en brazos, sin embargo la realidad es que conforme crecen no siempre ponemos atención a las señales que nos indican un cambio en su carácter, hacemos caso omiso a malas conductas, las vemos como simples berrinches dejándolas pasar sin darles mayor importancia, sin darnos cuenta que no les estamos ayudando a crecer cimentados en valores y con una autoestima sana. Es cierto que un gran número de veces los niños imitan el comportamiento que tienen sus padres, recordemos que es el hogar su primera referencia para forjar la manera en que se relacionarán con la sociedad, por ello estar expuestos desde pequeños a un entorno agresivo o demasiado estricto, puede causarles un impacto tan grande que naturalicen las conductas violentas y las lleven al plano escolar, reproduciéndolas en contra de sus compañeros al considerarlos diferentes a ellos. Hay que recordar que un acosador también puede estar viviendo una situación violenta o estar pasando por problemas de autoestima y ejerce violencia como un modo de escape. Estudios coinciden en que quien ejecuta actos de acoso es más propenso a verse envuelto en conductas delictivas, además de que conforme vaya creciendo basará sus relaciones en la violencia y el autoritarismo, lo que le complicará la vida en sociedad, pues por lo regular son personas que actúan de manera irritada, impulsiva e intolerante, que necesitan imponerse a través del poder, la fuerza y la amenaza. Por ello, cuando nos enfrentamos ante la situación de tener un hijo acosador, es necesario poner en marcha todo un plan de intervención. Algunos consejos: 1.- Nunca ignores la situación ni le restes importancia. 2.- Trata de hablar con tu hijo(a), escucha sus razones y los motivos por los cuales actúa de esa manera, establece un canal de comunicación y confianza, evita la violencia en todo momento, recuérdale que no es malo que exprese sus miedos y sentimientos. 3.- Habla con los profesores y personal directivo de la escuela, seguramente ellos pueden darte información valiosa sobre el comportamiento de tu hijo(a) que tal vez desconoces. 4.- Nunca culpes a los demás o a ti mismo por las conductas de tu hijo(a), cada quien debe responsabilizarse de sus actos y eso debe quedarle muy claro a él desde un principio, de lo contrario puedes terminar siendo víctima tú también de algún chantaje. 5.- Déjale claro que no tolerarás conductas violentas, que tú quieres apoyarlo porque lo amas, pero que si insiste en seguir actuando en contra de sus compañeros tendrás que aplicarle una sanción. 6.- Colabora con la institución educativa en todo momento para que la violencia contra el menor acosado pare de inmediato y da seguimiento al caso. 7.- Apoya a tu hijo(a) para que canalice toda su energía hacia algún deporte o actividad artística. 8.- Busca que tome terapia psicológica con un profesional y de ser posible acude tú también a ella. 9.- Cuando sientas que es el momento adecuado anímalo a que reconozca su error y que pida disculpas a las personas que lastimó.

Saludos estimados lectores; Como padres nos es muy difícil reconocer alguna situación negativa en nuestros hijos, siempre solemos ver en ellos a los niños pequeños e indefensos que algún día tuvimos en brazos, sin embargo la realidad es que conforme crecen no siempre ponemos atención a las señales que nos indican un cambio en su carácter, hacemos caso omiso a malas conductas, las vemos como simples berrinches dejándolas pasar sin darles mayor importancia, sin darnos cuenta que no les estamos ayudando a crecer cimentados en valores y con una autoestima sana. Es cierto que un gran número de veces los niños imitan el comportamiento que tienen sus padres, recordemos que es el hogar su primera referencia para forjar la manera en que se relacionarán con la sociedad, por ello estar expuestos desde pequeños a un entorno agresivo o demasiado estricto, puede causarles un impacto tan grande que naturalicen las conductas violentas y las lleven al plano escolar, reproduciéndolas en contra de sus compañeros al considerarlos diferentes a ellos. Hay que recordar que un acosador también puede estar viviendo una situación violenta o estar pasando por problemas de autoestima y ejerce violencia como un modo de escape. Estudios coinciden en que quien ejecuta actos de acoso es más propenso a verse envuelto en conductas delictivas, además de que conforme vaya creciendo basará sus relaciones en la violencia y el autoritarismo, lo que le complicará la vida en sociedad, pues por lo regular son personas que actúan de manera irritada, impulsiva e intolerante, que necesitan imponerse a través del poder, la fuerza y la amenaza. Por ello, cuando nos enfrentamos ante la situación de tener un hijo acosador, es necesario poner en marcha todo un plan de intervención. Algunos consejos: 1.- Nunca ignores la situación ni le restes importancia. 2.- Trata de hablar con tu hijo(a), escucha sus razones y los motivos por los cuales actúa de esa manera, establece un canal de comunicación y confianza, evita la violencia en todo momento, recuérdale que no es malo que exprese sus miedos y sentimientos. 3.- Habla con los profesores y personal directivo de la escuela, seguramente ellos pueden darte información valiosa sobre el comportamiento de tu hijo(a) que tal vez desconoces. 4.- Nunca culpes a los demás o a ti mismo por las conductas de tu hijo(a), cada quien debe responsabilizarse de sus actos y eso debe quedarle muy claro a él desde un principio, de lo contrario puedes terminar siendo víctima tú también de algún chantaje. 5.- Déjale claro que no tolerarás conductas violentas, que tú quieres apoyarlo porque lo amas, pero que si insiste en seguir actuando en contra de sus compañeros tendrás que aplicarle una sanción. 6.- Colabora con la institución educativa en todo momento para que la violencia contra el menor acosado pare de inmediato y da seguimiento al caso. 7.- Apoya a tu hijo(a) para que canalice toda su energía hacia algún deporte o actividad artística. 8.- Busca que tome terapia psicológica con un profesional y de ser posible acude tú también a ella. 9.- Cuando sientas que es el momento adecuado anímalo a que reconozca su error y que pida disculpas a las personas que lastimó.

martes 21 de mayo de 2019

BULLYNG

martes 07 de mayo de 2019

Brigadas de Seguridad Escolar

martes 16 de abril de 2019

Acosadores; plan de intervención

martes 09 de abril de 2019

VIOLENCIA PSICOLÓGICA

miércoles 20 de marzo de 2019

¿Cómo actuar frente al acoso sexual?

martes 12 de marzo de 2019

Formando mediadores

martes 26 de febrero de 2019

Grooming: La máscara del abuso sexual

martes 04 de diciembre de 2018

Bullying

martes 27 de noviembre de 2018

BULLYING