/ martes 18 de diciembre de 2018

Incrimina narco de Chicago a hijo del Chapo en tráfico de heroína a EU

 Pedro Flores, aseguró que existe la grabación de una conversación telefónica que él sostuvo en 2008 con su hermano gemelo y con Alfredo Guzmán Salazar sobre un cargamento de heroína

Pedro Flores, considerado uno de los narcotraficantes más importantes de Chicago, incriminó este viernes en la corte de Nueva York a uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en el tráfico de heroína a Estados Unidos.

Desde el banquillo de los testigos, Flores aseguró que existe la grabación de una conversación telefónica que él sostuvo en 2008 con su hermano gemelo y con Alfredo Guzmán Salazar, alias “Alfredillo”, sobre un cargamento de 18 kilos de heroína destinado a Chicago.

Flores manifestó que la llamada tenía como fin acordar el envío de parte de Guzmán Loera, a quien Flores se refería de manera constante como “the man” (el hombre), y que era “coordinado” directamente por Guzmán Salazar.

En la llamada, de la cual se escuchó en la corte un tramo de menos de 10 segundos, Flores identificó la voz de su hermano, Margarito, considerado otro importante narcotraficante de Chicago, y de Guzmán Salazar.

Flores declaró que entre 2006 y 2007 aceptó cargamentos bque rondaba los 20 mil dólares.

Por ese cargamento, Flores estimó ingresos por la venta de la heroína en las calles de Chicago por más de 10 millones de dólares.

El testigo señaló que “en ese tiempo la heroína no era tan popular” en Estados Unidos como en los años recientes, y que sus clientes en su mayoría estaban interesados en la cocaína, por lo que pese a la mayor utilidad de la venta de heroína, prefirió enfocarse en la distribución de la otra droga.

Flores, quien se entregó a finales de 2008 a las autoridades de Estados Unidos y ha sido testigo colaborador en más de 50 juicios, afirmó además que de 2005 a 2008 recibía cocaína de Guzmán Loera mediante su hijo, entre otros contactos.

Tan solo desde mayo de 2005 hasta su entrega a las autoridades en noviembre de 2008, Flores recibió más de 60 toneladas de cocaína, de las que al menos 38 toneladas provenían directamente de Guzmán o de su socio en el Cártel de Sinaloa, Ismael “Mayo” Zambada.

Esas 38 toneladas de cocaína de Guzmán y de Zambada generaron ventas por 800 millones de dólares. La cocaína se distribuía a una docena de ciudades en Estados Unidos, desde el estado de Kentucky hasta la ciudad de Nueva York.

Flores, quien fue sentenciado junto con su hermano gemelo a 14 años de prisión por sus acuerdos de cooperación, narró que conoció a Guzmán en 2005 en su rancho en la sierra de Sinaloa.



Pedro Flores, considerado uno de los narcotraficantes más importantes de Chicago, incriminó este viernes en la corte de Nueva York a uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en el tráfico de heroína a Estados Unidos.

Desde el banquillo de los testigos, Flores aseguró que existe la grabación de una conversación telefónica que él sostuvo en 2008 con su hermano gemelo y con Alfredo Guzmán Salazar, alias “Alfredillo”, sobre un cargamento de 18 kilos de heroína destinado a Chicago.

Flores manifestó que la llamada tenía como fin acordar el envío de parte de Guzmán Loera, a quien Flores se refería de manera constante como “the man” (el hombre), y que era “coordinado” directamente por Guzmán Salazar.

En la llamada, de la cual se escuchó en la corte un tramo de menos de 10 segundos, Flores identificó la voz de su hermano, Margarito, considerado otro importante narcotraficante de Chicago, y de Guzmán Salazar.

Flores declaró que entre 2006 y 2007 aceptó cargamentos bque rondaba los 20 mil dólares.

Por ese cargamento, Flores estimó ingresos por la venta de la heroína en las calles de Chicago por más de 10 millones de dólares.

El testigo señaló que “en ese tiempo la heroína no era tan popular” en Estados Unidos como en los años recientes, y que sus clientes en su mayoría estaban interesados en la cocaína, por lo que pese a la mayor utilidad de la venta de heroína, prefirió enfocarse en la distribución de la otra droga.

Flores, quien se entregó a finales de 2008 a las autoridades de Estados Unidos y ha sido testigo colaborador en más de 50 juicios, afirmó además que de 2005 a 2008 recibía cocaína de Guzmán Loera mediante su hijo, entre otros contactos.

Tan solo desde mayo de 2005 hasta su entrega a las autoridades en noviembre de 2008, Flores recibió más de 60 toneladas de cocaína, de las que al menos 38 toneladas provenían directamente de Guzmán o de su socio en el Cártel de Sinaloa, Ismael “Mayo” Zambada.

Esas 38 toneladas de cocaína de Guzmán y de Zambada generaron ventas por 800 millones de dólares. La cocaína se distribuía a una docena de ciudades en Estados Unidos, desde el estado de Kentucky hasta la ciudad de Nueva York.

Flores, quien fue sentenciado junto con su hermano gemelo a 14 años de prisión por sus acuerdos de cooperación, narró que conoció a Guzmán en 2005 en su rancho en la sierra de Sinaloa.



Policiaca

Muere tendero por impacto de bala

Al parecer fue atacado dentro de su negocio por delincuente armado

Local

Nuevo recorte para reforestación

Aún no se ha definido el techo presupuestal para la reforestación, no obstante, se aprobó un total un millón 300 mil plantas para el estado, aunque aún no se han definido los sitios en los que se plantarán los ejemplares

Mundo

Elon Musk, absuelto en demanda tras llamar pedófilo a espeleólogo

Lin Wood, abogada del espeleólogo, consideró que 190 millones de dólares en daños y perjuicios era apenas un rezongo para Musk

Regional

Al pendiente de que Comunipark cumpla

El problema es de la empresa y estamos pendientes que ellos cumplan”

Regional

Árboles monumentales en plazas del Mezquital

En Ixmiquilpan y Actopan, cientos de familias acuden al tradicional encendido

Local

Congreso debe reponer la consulta indígena

Carlos Vázquez recordó que los partidos trabajaron una propuesta de la que se hizo caso omiso