/ lunes 22 de agosto de 2022

“Garnachas” se alejan del bolsillo de los hidalguenses

Actualmente cuestan cinco o diez pesos más que hace meses a consecuencia del aumento de sus ingredientes

Las delicias mexicanas hechas con maíz se alejan del bolsillo hidalguense, pues el costo de un tlacoyo o una gordita rellena de guisados como panza de res, quelites, pollo, migajas, flor de calabaza hasta lo más exótico de temporada han aumentado drásticamente su costo.

Mientras que un tlacoyo de frijol al igual que las gorditas sencillas se venden entre los 16 y 20 pesos, los ingredientes como chinicuiles, escamoles o xamues oscilan entre los 35 y 45 pesos. Son cinco o diez pesos más que antes.

En caso que el comensal se le antoje cualquiera de ellas acompañada de queso, entonces tiene un costo adicional de unos 5 pesos, en promedio.

Lo anterior se conoció durante un sondeo en distintos establecimientos de El Valle del Mezquital dedicados a la venta de las conocidas “garnachas”.

Doña Jeny Angeles Esparza vende quesadillas desde hace seis años ininterrumpidos en Actopan, “el precio de los ingredientes ha aumentado bastante. Todo sin excepción: desde la masa, el aceite, el gas, las hierbas, la carne, el pollo, hasta el pasaje”, indicó.

El maíz ha duplicado su precio, a veces el costo está entre 14 y 15 pesos el cuartillo, “no quisiéramos subirle el precio a la comida, pero por necesidad debemos hacerlo, de lo contrario ya no nos queda ganancia y de aquí vivimos”, dijo.

Jeny Angeles fue directa al decir que si antes invertía 100 pesos para elaborar sus productos, actualmente son 200 pesos o un poco más.

Mientras que doña María Magdalena Ibarra Hernández vende gorditas de panza de res desde hace 20 años, aseguró que esta etapa es la crisis económica más fuerte que atraviesa su negocio.

“Sí le hemos subido el precio, pero tampoco podemos castigar tanto al cliente con costos elevados porque queremos seguir vendiendo. A nosotras como vendedoras nos ha pegado más en el bolsillo porque no recuperamos el 100% de los invertido”, dijo Magdalena.

Desde que comenzó la pandemia en el 2020, el balance de ganancia e inversión para las vendedoras de este tipo de comida fue cada día desigual.

También te puede interesar: En 61 municipios de Hidalgo, se cotiza cilindro de gas LP en 469 pesos

En tanto, las gorditas de chinicuiles, escamoles o xamues subieron entre cinco y diez pesos del costo original.

Comensales confesaron que ahora prefieren la comida corrida para cumplir con sus alimentos hasta quedar satisfechos, “me encantan las quesadillas, las gorditas o los tlacoyitos, pero ya no me alcanza como antes”, expresó don Juan Jiménez mientras degustaba unos alberjones picosos con nopales.

Las delicias mexicanas hechas con maíz se alejan del bolsillo hidalguense, pues el costo de un tlacoyo o una gordita rellena de guisados como panza de res, quelites, pollo, migajas, flor de calabaza hasta lo más exótico de temporada han aumentado drásticamente su costo.

Mientras que un tlacoyo de frijol al igual que las gorditas sencillas se venden entre los 16 y 20 pesos, los ingredientes como chinicuiles, escamoles o xamues oscilan entre los 35 y 45 pesos. Son cinco o diez pesos más que antes.

En caso que el comensal se le antoje cualquiera de ellas acompañada de queso, entonces tiene un costo adicional de unos 5 pesos, en promedio.

Lo anterior se conoció durante un sondeo en distintos establecimientos de El Valle del Mezquital dedicados a la venta de las conocidas “garnachas”.

Doña Jeny Angeles Esparza vende quesadillas desde hace seis años ininterrumpidos en Actopan, “el precio de los ingredientes ha aumentado bastante. Todo sin excepción: desde la masa, el aceite, el gas, las hierbas, la carne, el pollo, hasta el pasaje”, indicó.

El maíz ha duplicado su precio, a veces el costo está entre 14 y 15 pesos el cuartillo, “no quisiéramos subirle el precio a la comida, pero por necesidad debemos hacerlo, de lo contrario ya no nos queda ganancia y de aquí vivimos”, dijo.

Jeny Angeles fue directa al decir que si antes invertía 100 pesos para elaborar sus productos, actualmente son 200 pesos o un poco más.

Mientras que doña María Magdalena Ibarra Hernández vende gorditas de panza de res desde hace 20 años, aseguró que esta etapa es la crisis económica más fuerte que atraviesa su negocio.

“Sí le hemos subido el precio, pero tampoco podemos castigar tanto al cliente con costos elevados porque queremos seguir vendiendo. A nosotras como vendedoras nos ha pegado más en el bolsillo porque no recuperamos el 100% de los invertido”, dijo Magdalena.

Desde que comenzó la pandemia en el 2020, el balance de ganancia e inversión para las vendedoras de este tipo de comida fue cada día desigual.

También te puede interesar: En 61 municipios de Hidalgo, se cotiza cilindro de gas LP en 469 pesos

En tanto, las gorditas de chinicuiles, escamoles o xamues subieron entre cinco y diez pesos del costo original.

Comensales confesaron que ahora prefieren la comida corrida para cumplir con sus alimentos hasta quedar satisfechos, “me encantan las quesadillas, las gorditas o los tlacoyitos, pero ya no me alcanza como antes”, expresó don Juan Jiménez mientras degustaba unos alberjones picosos con nopales.

Local

Tula de Allende: Lentos van los trabajos en la calle 5 de Mayo

Desde hace más de dos meses empleados introducen nuevo drenaje público

Local

AMLO y Sheinbaum evalúan obras en Tula y anuncian Plan Hídrico

La virtual presidenta electa detalló el proyecto para saneamiento y dotación de agua potable en el centro del país

Local

Tren AIFA-Pachuca: armado de vagones consolidará la generación de empleos en Hidalgo 

El gobernador Julio Menchaca afirmó que favorecerá a egresados de instituciones de educación superior, quienes no tendrán que migrar a otras entidades 

Regional

Deslizamiento bloquea la vía federal México-Tampico a la altura de El Cantil

PC de Tlanchinol prevé tardar hasta cuatro horas para retirar escombros

Local

Clima en Hidalgo: Pronóstico de lluvias para el fin de semana del 12 al 14 de julio

La onda tropical 9 recorrerá gradualmente el sur, oriente, centro y occidente de la república mexicana originando lluvias fuertes y muy fuertes