/ sábado 28 de septiembre de 2019

Acta de Independencia de México. 28 de Septiembre de 1821.

Tras 11 años de lucha contra el ejército español. Un día como hoy, El Imperio Mexicano consumó su independencia de la Corona Española.


Fue la tarde del 28 de septiembre de 1821, cuando se reunieron los miembros de la junta nacional, en Palacio Nacional.



Esta es el Acta de independencia del Imperio Mexicano, pronunciada por la Junta Soberana congregada en la Capital.


En ella se pondera el que cada nación tiene la libertad de constituirse políticamente como más le convenga al interés del pueblo.


Que es innegable su libertad y soberanía.


Y apelan a la amistad con España y las demás naciones del mundo, de acuerdo a los tratados internacionales.


Y que la nación se constituye de acuerdo el Plan de Iguala y el Tratado de Córdoba.



- La Nación Mexicana que, por trescientos años, ni ha tenido voluntad propia, ni libre uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido.


Los heroicos esfuerzos de sus hijos han sido coronados, y está consumada la empresa, eternamente memorable, que un genio, superior a toda admiración y elogio, por el amor y gloria de su Patria, principió en Iguala, prosiguió y llevó al cabo, arrollando obstáculos casi insuperables.


Restituida, pues, esta parte del Septentrión al ejercicio de cuantos derechos le concedió el Autor de la Naturaleza y reconocen por innagenables y sagrados las naciones cultas de la tierra; en libertad de constituirse del modo que más convenga a su felicidad; y con representantes que puedan manifestar su voluntad y sus designios; comienza a hacer uso de tan preciosos dones, y declara solemnemente, por medio de la Junta Suprema del Imperio, que es Nación Soberana, e independiente de la antigua España, con quien, en lo sucesivo, no mantendrá otra unión que la de una amistad estrecha, en los términos que prescribieren los tratados; que entablará relaciones amistosas con las demás potencias y cuantos actos pueden y están en posesión de permitir las otras naciones soberanas: que va a constituirse, con arreglo a las bases que en el Plan de Iguala y Tratado de Córdoba, estableció, sabiamente, el Primer Jefe del Ejército Imperial de las Tres Garantías; y en fin que sostendrá, a todo trance, y con sacrificio de los haberes y vidas de sus individuos, (si fuere necesario) esta solemne declaración, hecha en la capital del Imperio a 28 de septiembre del año de 1821, primero de la Independencia Mexicana.



Así -venturosamente- nació el México Independiente.

Sea.

Tras 11 años de lucha contra el ejército español. Un día como hoy, El Imperio Mexicano consumó su independencia de la Corona Española.


Fue la tarde del 28 de septiembre de 1821, cuando se reunieron los miembros de la junta nacional, en Palacio Nacional.



Esta es el Acta de independencia del Imperio Mexicano, pronunciada por la Junta Soberana congregada en la Capital.


En ella se pondera el que cada nación tiene la libertad de constituirse políticamente como más le convenga al interés del pueblo.


Que es innegable su libertad y soberanía.


Y apelan a la amistad con España y las demás naciones del mundo, de acuerdo a los tratados internacionales.


Y que la nación se constituye de acuerdo el Plan de Iguala y el Tratado de Córdoba.



- La Nación Mexicana que, por trescientos años, ni ha tenido voluntad propia, ni libre uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido.


Los heroicos esfuerzos de sus hijos han sido coronados, y está consumada la empresa, eternamente memorable, que un genio, superior a toda admiración y elogio, por el amor y gloria de su Patria, principió en Iguala, prosiguió y llevó al cabo, arrollando obstáculos casi insuperables.


Restituida, pues, esta parte del Septentrión al ejercicio de cuantos derechos le concedió el Autor de la Naturaleza y reconocen por innagenables y sagrados las naciones cultas de la tierra; en libertad de constituirse del modo que más convenga a su felicidad; y con representantes que puedan manifestar su voluntad y sus designios; comienza a hacer uso de tan preciosos dones, y declara solemnemente, por medio de la Junta Suprema del Imperio, que es Nación Soberana, e independiente de la antigua España, con quien, en lo sucesivo, no mantendrá otra unión que la de una amistad estrecha, en los términos que prescribieren los tratados; que entablará relaciones amistosas con las demás potencias y cuantos actos pueden y están en posesión de permitir las otras naciones soberanas: que va a constituirse, con arreglo a las bases que en el Plan de Iguala y Tratado de Córdoba, estableció, sabiamente, el Primer Jefe del Ejército Imperial de las Tres Garantías; y en fin que sostendrá, a todo trance, y con sacrificio de los haberes y vidas de sus individuos, (si fuere necesario) esta solemne declaración, hecha en la capital del Imperio a 28 de septiembre del año de 1821, primero de la Independencia Mexicana.



Así -venturosamente- nació el México Independiente.

Sea.

sábado 18 de enero de 2020

“Las Grandes Aguas”

sábado 28 de diciembre de 2019

Lindoro Cajiga, el asesino de Melchor Ocampo

sábado 21 de diciembre de 2019

Todos hemos sido migrantes

sábado 23 de noviembre de 2019

Benita Galeana: forjadora de libertades

sábado 09 de noviembre de 2019

Dolores Ibárruri, La Pasionaria

sábado 02 de noviembre de 2019

La huella de Hidalgo en El Palacio Postal

sábado 26 de octubre de 2019

Desplazamiento interno o forzado

Cargar Más