/ lunes 13 de julio de 2020

"Yo no tengo miedo, creo en instituciones", dice Claudia Rivera, alcaldesa de Puebla

La presidenta municipal de Puebla, mira en la disputa por el control de la seguridad pública de la capital el motivo de sus desencuentros con el gobernador Miguel Barbosa

PUEBLA. Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla, mira en la disputa por el control de la seguridad pública de la capital el motivo de sus desencuentros con el gobernador de Puebla Miguel Barbosa.

Pero además, subraya que el mandatario es de esos políticos que prefieren obstaculizar, insultar y denostar, antes que debatir opiniones diferentes a la suya, y va más atrás, al destacar que, en la contienda electoral de 2018, hubo voces malintencionadas que la relacionaron con el extinto Rafael Moreno Valle, lo que usaron en su contra para aislarla del ahora grupo en el poder.

“Yo soy una autoridad electa también, por lo tanto, siempre emitiré mi opinión y diré en qué estoy de acuerdo, en qué no, y los cómo podríamos resolver en aquellos (puntos) en los que pudiera yo observarle (a Barbosa)”, apuntó.

Subrayó que su rechazo a la intromisión del gobierno del estado en seguridad pública se debió al perfil que se encuentra detrás del mandatario en las decisiones que toma en esa materia, en concreto a Ardelio Vargas Fosado, quien, agregó, ha sido relacionado por investigaciones periodísticas y del propio gobierno federal con Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos por su presunta colaboración con el narcotráfico.

La edil definió como lamentables los hechos que han marcado su relación con el gobernador y los atribuye a que es una de esas personas vigentes hoy en política que no han tenido claridad en que debe cambiar la forma de ejercer el servicio público, comunicándose con la gente, escuchándole y resolviéndole además todas sus demandas.

Aun así, consciente de los desacuerdos, la presidenta municipal niega tenerle miedo a Barbosa, y expone dos razones: porque confía en las instituciones, no en el empleo de ellas como “garrote político”, en alusión directa a la Auditoría Superior y a la Fiscalía General del Estado, y porque ha hecho las cosas bien, basándose en lo que le marcan las leyes para conducirse en el manejo de la administración pública.

“Yo creo en las instituciones (…) cuando empiezas a creer que puede haber otra posibilidad, que las instituciones sí se pueden recuperar, sí se pueden fortalecer, sí pueden funcionar para lo que fueron creadas, te permite funcionar con cierta tranquilidad, con cierta esperanza y te ayuda a no tener miedo”, resaltó.

Yo creo en las instituciones, te permiten funcionar con tranquilidad y esperanza

Añadió que el manejo aseado de los recursos públicos le permite tener completa tranquilidad de que, por la vía legal, no le podrán encontrar ninguna falla, aunque ahora mismo sea investigada por la Auditoría Superior del Estado, cuyo titular, Francisco Romero, fue puesto en esa posición por Barbosa a través del Poder Legislativo, y mantenga vigente la defensa por el manejo de la seguridad, pero ahora en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Antes de las desavenencias actuales, hubo “desinformaciones” que lastimaron la relación en el pasado, según reconoce la entrevistada.

Rivera admite que no tuvo un trato cercano con Miguel Barbosa cuando ambos fueron candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia en 2018, lo que ella atribuye a que el entonces abanderado a gobernador tenía afinidades con otros personajes, más experimentados en la política tradicional y con más recursos para apoyarlo en campaña que lo que se creía que podía aportar ella.

Eso la mantuvo aislada, pero sin confrontarse con él, hasta que empezaron a surgir voces interesadas en hacer creer tanto al ahora mandatario estatal como a otros candidatos que ella tenía acuerdos secretos con el fallecido Moreno Valle y que, por tanto, trabajaba para sus intereses políticos.

“A él y a varios compañeros que estaban en la contienda les llegaron con esos rumores. Pienso que muchos, no sé si se las creyeron, sino más bien las utilizaron para marcar el territorio”, comentó.

Rivera Vivancotiene posibilidad de ir a una reelección si su partido la postula de nuevo en 2021.

Aunque insiste en que no es tiempo de pensar en ello y asegura que por ahora solo está enfocada cien por ciento en hacer su trabajo, confiesa que un ayuntamiento debería durar lo mismo que las administraciones estatales y federales, es decir, seis años.

“Por supuesto que es un derecho ganado, pero te voy a decir que los gobiernos municipales tendrían que estar alineados al mismo tiempo que duran los estatales y el federal, solamente por una cuestión de coordinación, pero también por un ahorro significativo. Estos procesos intermedios representan un desgaste social pero también un desgaste económico que podríamos evitar. Por ahora estoy enfocada en mi encomienda y esperaré los tiempos que acuerde el partido”, concluyó.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

PUEBLA. Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla, mira en la disputa por el control de la seguridad pública de la capital el motivo de sus desencuentros con el gobernador de Puebla Miguel Barbosa.

Pero además, subraya que el mandatario es de esos políticos que prefieren obstaculizar, insultar y denostar, antes que debatir opiniones diferentes a la suya, y va más atrás, al destacar que, en la contienda electoral de 2018, hubo voces malintencionadas que la relacionaron con el extinto Rafael Moreno Valle, lo que usaron en su contra para aislarla del ahora grupo en el poder.

“Yo soy una autoridad electa también, por lo tanto, siempre emitiré mi opinión y diré en qué estoy de acuerdo, en qué no, y los cómo podríamos resolver en aquellos (puntos) en los que pudiera yo observarle (a Barbosa)”, apuntó.

Subrayó que su rechazo a la intromisión del gobierno del estado en seguridad pública se debió al perfil que se encuentra detrás del mandatario en las decisiones que toma en esa materia, en concreto a Ardelio Vargas Fosado, quien, agregó, ha sido relacionado por investigaciones periodísticas y del propio gobierno federal con Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos por su presunta colaboración con el narcotráfico.

La edil definió como lamentables los hechos que han marcado su relación con el gobernador y los atribuye a que es una de esas personas vigentes hoy en política que no han tenido claridad en que debe cambiar la forma de ejercer el servicio público, comunicándose con la gente, escuchándole y resolviéndole además todas sus demandas.

Aun así, consciente de los desacuerdos, la presidenta municipal niega tenerle miedo a Barbosa, y expone dos razones: porque confía en las instituciones, no en el empleo de ellas como “garrote político”, en alusión directa a la Auditoría Superior y a la Fiscalía General del Estado, y porque ha hecho las cosas bien, basándose en lo que le marcan las leyes para conducirse en el manejo de la administración pública.

“Yo creo en las instituciones (…) cuando empiezas a creer que puede haber otra posibilidad, que las instituciones sí se pueden recuperar, sí se pueden fortalecer, sí pueden funcionar para lo que fueron creadas, te permite funcionar con cierta tranquilidad, con cierta esperanza y te ayuda a no tener miedo”, resaltó.

Yo creo en las instituciones, te permiten funcionar con tranquilidad y esperanza

Añadió que el manejo aseado de los recursos públicos le permite tener completa tranquilidad de que, por la vía legal, no le podrán encontrar ninguna falla, aunque ahora mismo sea investigada por la Auditoría Superior del Estado, cuyo titular, Francisco Romero, fue puesto en esa posición por Barbosa a través del Poder Legislativo, y mantenga vigente la defensa por el manejo de la seguridad, pero ahora en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Antes de las desavenencias actuales, hubo “desinformaciones” que lastimaron la relación en el pasado, según reconoce la entrevistada.

Rivera admite que no tuvo un trato cercano con Miguel Barbosa cuando ambos fueron candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia en 2018, lo que ella atribuye a que el entonces abanderado a gobernador tenía afinidades con otros personajes, más experimentados en la política tradicional y con más recursos para apoyarlo en campaña que lo que se creía que podía aportar ella.

Eso la mantuvo aislada, pero sin confrontarse con él, hasta que empezaron a surgir voces interesadas en hacer creer tanto al ahora mandatario estatal como a otros candidatos que ella tenía acuerdos secretos con el fallecido Moreno Valle y que, por tanto, trabajaba para sus intereses políticos.

“A él y a varios compañeros que estaban en la contienda les llegaron con esos rumores. Pienso que muchos, no sé si se las creyeron, sino más bien las utilizaron para marcar el territorio”, comentó.

Rivera Vivancotiene posibilidad de ir a una reelección si su partido la postula de nuevo en 2021.

Aunque insiste en que no es tiempo de pensar en ello y asegura que por ahora solo está enfocada cien por ciento en hacer su trabajo, confiesa que un ayuntamiento debería durar lo mismo que las administraciones estatales y federales, es decir, seis años.

“Por supuesto que es un derecho ganado, pero te voy a decir que los gobiernos municipales tendrían que estar alineados al mismo tiempo que duran los estatales y el federal, solamente por una cuestión de coordinación, pero también por un ahorro significativo. Estos procesos intermedios representan un desgaste social pero también un desgaste económico que podríamos evitar. Por ahora estoy enfocada en mi encomienda y esperaré los tiempos que acuerde el partido”, concluyó.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Chocan en el Colosio contra un poste y quedan prensados

Las cuatro personas que resultaron lesionadas tuvieron que ser liberadas del vehículo

Regional

Cerveza de estudiantes a expo nacional

Este prototipo de bebida fue creado por los estudiantes del Programa Educativo de Ingeniería en Industrias Alimentarias, del Instituto Tecnológico Superior del Oriente del Estado de Hidalgo

Local

Autorizan fijar límites entre Pachuca y Zapotlán

La presente fue propuesta por el concejero vocal municipal Eder Arenas Pacheco, quien argumentó la necesidad de atender con mayor garantía la infraestructura urbana