/ lunes 1 de junio de 2020

No olvidaron celebrar al Señor de Singuilucan

Aunque no hubo misas en su honor, pero sí música para él, afuera de la Iglesia.

Por primera vez, después de muchos años, El Señor de Singuilucan, no fue celebrado masivamente, derivado de la contingencia sanitaria Covid-19, sin embargo, la iglesia en honor a él estuvo abierta para que las personas acudieran a agradecer los milagros obtenidos y mostrar su fe. No se celebraron misas.

Algunos habitantes, colocaron, este domingo que coincidió con Pentecostés, listones de colores blanco y rojo en las fachadas de sus casas, otros más, pusieron un altar al interior y afuera de su hogar.

Las calles lucieron vistosas. La devoción, entre los avecindados en Singuilucan, no se detuvo.

De hecho, hubo quien le llevó hasta una banda de viento, grupo que, por cierto, no sólo estuvo en el exterior del recinto eclesiástico, sino que, recorrió varias calles.

Al Santo Patrono del municipio, los singuiluquenses le tienen gran veneración, y, aún en medio de la contingencia que priva en la actualidad, mostraron su fe, aunque atendieron el llamado: Quedarse en casa, sin embargo, no olvidaron la fecha en su honor.

Cada año, había decenas de peregrinaciones, además de misas todo el día, y una feria; hoy, la pandemia, llevó a celebrar de manera diferente.

Privilegiando la salud de los habitantes, lo recordaron desde sus hogares y en calles, guardando distancias entre ellos, pero, sin olvidar a quien dicen, les ha hecho milagros: el Señor de Singuilucan.


Por primera vez, después de muchos años, El Señor de Singuilucan, no fue celebrado masivamente, derivado de la contingencia sanitaria Covid-19, sin embargo, la iglesia en honor a él estuvo abierta para que las personas acudieran a agradecer los milagros obtenidos y mostrar su fe. No se celebraron misas.

Algunos habitantes, colocaron, este domingo que coincidió con Pentecostés, listones de colores blanco y rojo en las fachadas de sus casas, otros más, pusieron un altar al interior y afuera de su hogar.

Las calles lucieron vistosas. La devoción, entre los avecindados en Singuilucan, no se detuvo.

De hecho, hubo quien le llevó hasta una banda de viento, grupo que, por cierto, no sólo estuvo en el exterior del recinto eclesiástico, sino que, recorrió varias calles.

Al Santo Patrono del municipio, los singuiluquenses le tienen gran veneración, y, aún en medio de la contingencia que priva en la actualidad, mostraron su fe, aunque atendieron el llamado: Quedarse en casa, sin embargo, no olvidaron la fecha en su honor.

Cada año, había decenas de peregrinaciones, además de misas todo el día, y una feria; hoy, la pandemia, llevó a celebrar de manera diferente.

Privilegiando la salud de los habitantes, lo recordaron desde sus hogares y en calles, guardando distancias entre ellos, pero, sin olvidar a quien dicen, les ha hecho milagros: el Señor de Singuilucan.


Local

Llega a juzgados pugna en CANACO

La queja es por el aseguramiento de inmueble ejecutado por la PGJEH

Local

Se autoasignan becas en UAEH

Señalan que integrantes de la Sociedad de Alumnos del ICSA se atribuyeron apoyos

Deportes

Pachuca cayó por 2-1 vs Querétaro

Trasciende que el jugador de Toluca Emmanuel Gigliotti, llegaría a las filas de Pachuca

Regional

Entrega Sedena insumos médicos a hospitales

La institución dotó de equipo de protección para personal de salud

Regional

Fue reelecto Martín Esparza

Por un periodo de cinco años más, hasta el 2025