/ domingo 7 de marzo de 2021

Amo ser artesana, afirma Efigenia

Se ha dedicado a una tradición familiar que aprendió de sus padres en Huasca, primer Pueblo Mágico del país

“Nomás llegué a sexto de primaria, así que lo que hago es de mi creatividad y amo ser artesana”, dice Efigenia Cortés, una de las pocas mujeres talleristas de alfarería que hay en La Palma, barrio de Huasca, municipio de Hidalgo y el primero con la denominación de Pueblo Mágico del país desde 2001.

“Yo valoro mi trabajo. Mientras Dios y la Virgen me den licencia seguiré en esto”, agrega quien se ha dedicado a una tradición familiar que aprendió desde hace 40 años de sus padres, y éstos de los propios desde otras décadas atrás.

“Los adorno con lo que traigo en la cabeza pensando y así con mis manos hago todo”, explica esta mujer que da enriquece con pinceladas azules, verdes, blancas, al color cobrizo de esa tierra transformada en jarros y en platos.

“No es por nada, pero cierro todo el proceso y termino hasta quemarlo con pura leña”, explica respecto a su quehacer, al que dedica horas en diversas actividades, desde cortar la leña, prender el horno, recibir los grandes terrones de barro el cual debe limar hasta pulverizar, amasar el barro y darle forma.

“No tengo de otra, hay que vender pues no hay dinero y menos con esta pandemia”, manifiesta Efigenia Cortés, una mujer, una alfarera que, calcula, gana dos pesos a cada pieza que vende.

“Nomás llegué a sexto de primaria, así que lo que hago es de mi creatividad y amo ser artesana”, dice Efigenia Cortés, una de las pocas mujeres talleristas de alfarería que hay en La Palma, barrio de Huasca, municipio de Hidalgo y el primero con la denominación de Pueblo Mágico del país desde 2001.

“Yo valoro mi trabajo. Mientras Dios y la Virgen me den licencia seguiré en esto”, agrega quien se ha dedicado a una tradición familiar que aprendió desde hace 40 años de sus padres, y éstos de los propios desde otras décadas atrás.

“Los adorno con lo que traigo en la cabeza pensando y así con mis manos hago todo”, explica esta mujer que da enriquece con pinceladas azules, verdes, blancas, al color cobrizo de esa tierra transformada en jarros y en platos.

“No es por nada, pero cierro todo el proceso y termino hasta quemarlo con pura leña”, explica respecto a su quehacer, al que dedica horas en diversas actividades, desde cortar la leña, prender el horno, recibir los grandes terrones de barro el cual debe limar hasta pulverizar, amasar el barro y darle forma.

“No tengo de otra, hay que vender pues no hay dinero y menos con esta pandemia”, manifiesta Efigenia Cortés, una mujer, una alfarera que, calcula, gana dos pesos a cada pieza que vende.

Policiaca

Riña deja una persona sin vida

Habitantes del fraccionamiento donde se suscitó el hecho, arremetieron contra uniformados

Local

Reabren circulación en distribuidor vial

Colocarán un elemento estructural que es parte integral del puente atirantado que estará en la Supervía Colosio

Sociedad

Chinos tienen vía libre para explotar litio en Sonora

El yacimiento de Bacadéhuachi representa una oportunidad de negocio en el estado, que ya está en pláticas con una empresa asiática

Sociedad

Buscan pacto de candidatos con la infancia

Un colectivo de 450 organizaciones civiles quiere que los problemas de la niñez no se olviden en las campañas

Local

Detectan 23 nuevos casos de Covid-19 en Hidalgo

También se registraron seis fallecimientos más que ayer sábado

Gossip

Identifican y entregan los cuerpos de los familiares de Alfredo Olivas

Fueron asesinados a balazos antes del mediodía de este sábado, cuando se desplazaban en su camioneta de lujo

Local

IEEH aprueba dos registros para RSP

Además de cuatro sustituciones a tres fórmulas de Podemos y FXM

Policiaca

Riña entre turistas y personal del Tephé deja dos lesionados

Se desconoce cuál fue la causa que detonó el conflicto entre ambas partes