/ viernes 15 de septiembre de 2023

Presente la Guadalupana en la historia de México

La imagen de la Virgen María se ha ocupado en eventos significativos para el país

Desde su aparición en el cerro del Tepeyac en 1531, la Virgen de Guadalupe ha sido parte de la historia mexicana, por lo que la iglesia católica recordó los eventos más significativos en los que su imagen ha sido partícipe; entre ellos destacan la Independencia, la Guerra de Reforma, la Revolución Mexicana y la Guerra Cristera.

Las apariciones de la Virgen María, considerada por los feligreses como la Madre de Jesús, ocurrieron en un periodo de conflicto, por lo que su imagen se convirtió en un signo de reconciliación entre indígenas y españoles; fue usada por el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, quien el 16 de septiembre de 1810 la tomó de la Parroquia de Atotonilco, ubicada actualmente en el Estado de Guanajuato, para usarla de estandarte.

De acuerdo a la revista Desde la Fe, el padre de la patria era fiel devoto de esta advocación mariana, por lo que además, portaba su figura en el cuello, situación que favoreció para que pronto se replicara como símbolo patrio de la causa insurgente en la Guerra de Independencia: “Conocía perfectamente el sentimiento religioso de los fieles y sabía que sólo la Virgen de Guadalupe era capaz de unificar a todo el pueblo en una causa común”.

Asimismo, en la Guerra de Reforma, ocurrida entre 1857 y 1861, su imagen fue utilizada tanto por liberadores como por conservadores, los primeros la usaron como símbolo de la nación y los segundos como símbolo sagrado; posteriormente, durante la Revolución Mexicana, los campesinos de Emiliano Zapata, portaron su estandarte al entrar a la Ciudad de México, como símbolo de lucha por la justicia social.

Durante la persecución religiosa de la Guerra Cristera que se prolongó de 1926 a 1929, encabezada por el gobierno de Plutarco Elías Calles, quien quiso suprimir el culto católico, el grito de batalla del movimiento cristero fue: “Viva Cristo Rey, Viva la Santísima Virgen de Guadalupe”.

El culto a la Morenita del Tepeyac, sigue siendo una de las tradiciones más representativas de nuestro país, por lo que incluso, con el objetivo de promover y divulgar el amor hacia esta advocación, en febrero de este año, se llevó a cabo el hermanamiento de de los templos guadalupanos en México y España.


Desde su aparición en el cerro del Tepeyac en 1531, la Virgen de Guadalupe ha sido parte de la historia mexicana, por lo que la iglesia católica recordó los eventos más significativos en los que su imagen ha sido partícipe; entre ellos destacan la Independencia, la Guerra de Reforma, la Revolución Mexicana y la Guerra Cristera.

Las apariciones de la Virgen María, considerada por los feligreses como la Madre de Jesús, ocurrieron en un periodo de conflicto, por lo que su imagen se convirtió en un signo de reconciliación entre indígenas y españoles; fue usada por el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, quien el 16 de septiembre de 1810 la tomó de la Parroquia de Atotonilco, ubicada actualmente en el Estado de Guanajuato, para usarla de estandarte.

De acuerdo a la revista Desde la Fe, el padre de la patria era fiel devoto de esta advocación mariana, por lo que además, portaba su figura en el cuello, situación que favoreció para que pronto se replicara como símbolo patrio de la causa insurgente en la Guerra de Independencia: “Conocía perfectamente el sentimiento religioso de los fieles y sabía que sólo la Virgen de Guadalupe era capaz de unificar a todo el pueblo en una causa común”.

Asimismo, en la Guerra de Reforma, ocurrida entre 1857 y 1861, su imagen fue utilizada tanto por liberadores como por conservadores, los primeros la usaron como símbolo de la nación y los segundos como símbolo sagrado; posteriormente, durante la Revolución Mexicana, los campesinos de Emiliano Zapata, portaron su estandarte al entrar a la Ciudad de México, como símbolo de lucha por la justicia social.

Durante la persecución religiosa de la Guerra Cristera que se prolongó de 1926 a 1929, encabezada por el gobierno de Plutarco Elías Calles, quien quiso suprimir el culto católico, el grito de batalla del movimiento cristero fue: “Viva Cristo Rey, Viva la Santísima Virgen de Guadalupe”.

El culto a la Morenita del Tepeyac, sigue siendo una de las tradiciones más representativas de nuestro país, por lo que incluso, con el objetivo de promover y divulgar el amor hacia esta advocación, en febrero de este año, se llevó a cabo el hermanamiento de de los templos guadalupanos en México y España.


Local

Marcha LGBTIQ+ en Pachuca por el Día Internacional del Orgullo

La comunidad salió a las calles de Pachuca para demandar respeto

Turismo

Cueva Los Arcos en Huichapan: Cómo llegar a este rincón mágico en el estado

Es una cueva misteriosa cuya peculiaridad es que siempre se encuentra iluminada por la luz del sol, independientemente de la hora del día

Regional

Desbloquean la carretera federal México-Tampico tras cuatro días

A las 17:50 horas quedo libre la circulación en ambos sentidos

Local

15 de junio: Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

El maltrato a personas mayores es un problema social que debe ser erradicado; crean violentómetro