/ miércoles 17 de noviembre de 2021

Revaloran a Paul McCartney como letrista

Un libro destaca el trabajo letrístico del músico a lo largo de su carrera, que ya suma seis décadas


The Lyrics: 1956 to the Present, el nuevo libro de Paul McCartney aborda una colección exhaustiva de las letras de las canciones escritas y coescritas por él -154 en total- algunas de las cuales son universalmente conocidas y otras son menores, aunque no por ello menos importantes.

Además de reproducir las letras de dichas canciones, The Lyrics... incluye además comentarios de su autor basados en 50 horas de conversaciones grabadas y realizadas entre 2015 y 2020 con el poeta Paul Muldoon.

Muldoon, como editor, dio forma a estas conversaciones en mini ensayos coherentes, borrando su propia voz en el proceso. El producto resultante, ricamente decorado con más de 600 fotos y reproducciones de recuerdos, es una especie de "autorretrato en canción".

Muchas canciones están cubiertas sin duda por su importancia musical y / o literaria. Pero muchas otras, si no es que la mayoría, están incluidas porque permiten una entrada a ciertos temas o períodos de la vida de McCartney.

El comentario sobre “Rocky Raccoon”, por ejemplo, conduce a una anécdota sobre McCartney que requirió puntos de sutura en el labio por parte de un médico borracho (una experiencia que indirectamente llevó a los cuatro Beatles a lucir bigotes en 1967).

“On My Way to Work” (2013) es una canción que le permite a McCartney hablar sobre su primer trabajo como repartidor, lo que conduce a la narrativa a menudo repetida de los Beatles de cuando McCartney conoció a John Lennon en una fiesta, en 1957.

Aunque la principal fortaleza de McCartney (a veces considerada una falta por los detractores) es la melodía, más que las palabras. Y si bien es cierto que algunas de sus letras pueden ser fáciles, incluso en sus contextos musicales, McCartney puede ser un excelente letrista. Sus letras, como señala en sus comentarios, a menudo trafican con lo inesperado (en el sentido de lo surrealista y / o sin sentido) y lo cómico.

McCartney, quien durante mucho tiempo estuvo a la sombra de Lennon como letrista, claramente se destacó con “Eleanor Rigby”, que fue la primera de las canciones de McCartney en recibir grandes elogios por su contenido lírico.

Foto: Cortesía

Sus letras a menudo se deleitan con los juegos de palabras y su ingenio, a menudo visto por los críticos como un signo de facilidad, aunque es sin duda uno de sus grandes puntos fuertes.

En canciones como “Eleanor Rigby” y “Paperback Writer”, McCartney presenta bocetos independientes de personajes y situaciones, que a menudo reúnen lo misterioso y lo mundano.

Esta última característica se encuentra más obviamente en “A Day in the Life”, donde la sección de McCartney ("Desperté, se cayó de la cama ...") se coloca dentro del esplendor psicodélico del cuerpo mayor de la canción de Lennon.

La mezcla de lo extraordinario y lo ordinario es un leitmotiv que recorre The Lyrics... Con su habitual énfasis en los padres, la familia, la educación y el trabajo, McCartney también está abierto a lo inesperado y anárquico.

Pero también hay un sentimiento elegíaco en esta colección, con numerosas referencias a los difuntos padres de McCartney y su difunta esposa, Linda. La muerte de su madre, Mary, cuando McCartney tenía 14 años, se evoca repetidamente. En su comentario sobre “Let it Be”, McCartney cita dos líneas de Hamlet, una obra que aprendió en la escuela.

Pero hay un sentido más literario y musical de angustia en las canciones de McCartney, algo evidente en este libro, con su énfasis en los precedentes, el mimetismo y el revisionismo. En “Back in the USSR”, por ejemplo, hay una parodia de Chuck Berry a través de los Beach Boys.

Este libro nos recuerda que la grandeza de McCartney es su capacidad para habitar estilos y géneros y hacerlos propios. Lo extraordinario de esta habilidad no es solo su facilidad, sino también su alcance; desde Rupert Bear (“We All Stand Together”) hasta “Helter Skelter”, desde “Here, There and Everywhere” hasta su obra clásica (representada aquí por un aria del Oratorio de Liverpool), parece que casi no hay estilo en el que McCartney no pueda girar su mano.

En su prólogo, McCartney compara The Lyrics... con un “viejo álbum de instantáneas”, ese almacén vernáculo de presencias inquietantes, memoria y pérdida. Como un álbum de fotos, el libro se puede sumergir en cualquier lugar, y uno puede encontrar lo serio y lo frívolo, lo sencillo y lo enigmático, uno al lado del otro. Lo sorprendente es que estas "instantáneas" son, en su mayor parte, obra de una sola persona.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


The Lyrics: 1956 to the Present, el nuevo libro de Paul McCartney aborda una colección exhaustiva de las letras de las canciones escritas y coescritas por él -154 en total- algunas de las cuales son universalmente conocidas y otras son menores, aunque no por ello menos importantes.

Además de reproducir las letras de dichas canciones, The Lyrics... incluye además comentarios de su autor basados en 50 horas de conversaciones grabadas y realizadas entre 2015 y 2020 con el poeta Paul Muldoon.

Muldoon, como editor, dio forma a estas conversaciones en mini ensayos coherentes, borrando su propia voz en el proceso. El producto resultante, ricamente decorado con más de 600 fotos y reproducciones de recuerdos, es una especie de "autorretrato en canción".

Muchas canciones están cubiertas sin duda por su importancia musical y / o literaria. Pero muchas otras, si no es que la mayoría, están incluidas porque permiten una entrada a ciertos temas o períodos de la vida de McCartney.

El comentario sobre “Rocky Raccoon”, por ejemplo, conduce a una anécdota sobre McCartney que requirió puntos de sutura en el labio por parte de un médico borracho (una experiencia que indirectamente llevó a los cuatro Beatles a lucir bigotes en 1967).

“On My Way to Work” (2013) es una canción que le permite a McCartney hablar sobre su primer trabajo como repartidor, lo que conduce a la narrativa a menudo repetida de los Beatles de cuando McCartney conoció a John Lennon en una fiesta, en 1957.

Aunque la principal fortaleza de McCartney (a veces considerada una falta por los detractores) es la melodía, más que las palabras. Y si bien es cierto que algunas de sus letras pueden ser fáciles, incluso en sus contextos musicales, McCartney puede ser un excelente letrista. Sus letras, como señala en sus comentarios, a menudo trafican con lo inesperado (en el sentido de lo surrealista y / o sin sentido) y lo cómico.

McCartney, quien durante mucho tiempo estuvo a la sombra de Lennon como letrista, claramente se destacó con “Eleanor Rigby”, que fue la primera de las canciones de McCartney en recibir grandes elogios por su contenido lírico.

Foto: Cortesía

Sus letras a menudo se deleitan con los juegos de palabras y su ingenio, a menudo visto por los críticos como un signo de facilidad, aunque es sin duda uno de sus grandes puntos fuertes.

En canciones como “Eleanor Rigby” y “Paperback Writer”, McCartney presenta bocetos independientes de personajes y situaciones, que a menudo reúnen lo misterioso y lo mundano.

Esta última característica se encuentra más obviamente en “A Day in the Life”, donde la sección de McCartney ("Desperté, se cayó de la cama ...") se coloca dentro del esplendor psicodélico del cuerpo mayor de la canción de Lennon.

La mezcla de lo extraordinario y lo ordinario es un leitmotiv que recorre The Lyrics... Con su habitual énfasis en los padres, la familia, la educación y el trabajo, McCartney también está abierto a lo inesperado y anárquico.

Pero también hay un sentimiento elegíaco en esta colección, con numerosas referencias a los difuntos padres de McCartney y su difunta esposa, Linda. La muerte de su madre, Mary, cuando McCartney tenía 14 años, se evoca repetidamente. En su comentario sobre “Let it Be”, McCartney cita dos líneas de Hamlet, una obra que aprendió en la escuela.

Pero hay un sentido más literario y musical de angustia en las canciones de McCartney, algo evidente en este libro, con su énfasis en los precedentes, el mimetismo y el revisionismo. En “Back in the USSR”, por ejemplo, hay una parodia de Chuck Berry a través de los Beach Boys.

Este libro nos recuerda que la grandeza de McCartney es su capacidad para habitar estilos y géneros y hacerlos propios. Lo extraordinario de esta habilidad no es solo su facilidad, sino también su alcance; desde Rupert Bear (“We All Stand Together”) hasta “Helter Skelter”, desde “Here, There and Everywhere” hasta su obra clásica (representada aquí por un aria del Oratorio de Liverpool), parece que casi no hay estilo en el que McCartney no pueda girar su mano.

En su prólogo, McCartney compara The Lyrics... con un “viejo álbum de instantáneas”, ese almacén vernáculo de presencias inquietantes, memoria y pérdida. Como un álbum de fotos, el libro se puede sumergir en cualquier lugar, y uno puede encontrar lo serio y lo frívolo, lo sencillo y lo enigmático, uno al lado del otro. Lo sorprendente es que estas "instantáneas" son, en su mayor parte, obra de una sola persona.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Vuelca auto en bulevar Minero

No se reportaron personas lesionadas en este percance

Local

En Hidalgo, 60 mil trabajadores podrán cambiar su crédito a pesos

Mediante la Ventanilla Única de Responsabilidad Compartida todos los créditos de vivienda tener mejores tasas de interés y pagos fijos

Local

Condena de 25 años a presunto homicida de campesino

Conflicto entre Maguey Blanco y Cañada Chica cobró una vida la mañana del 16 de octubre de 2019

Deportes

Ya organizan apoyo a Tuzos antes del juego de vuelta de la final

Igual que lo hicieron previo al juego contra el América, los seguidores del Pachuca ya se preparan para llevar serenata el fin de semana

Sociedad

Padre sustrae a menor en clínica del IMSS en Coahuila; lleva 9 días desaparecida

De acuerdo con la madre de la niña, el padre tiene una orden de restricción por violencia

Mundo

Tirador entró a la escuela sin oposición alguna: Policía de Texas

Tras disparar a la cara a su abuela en casa, Salvador Ramos se subió a un vehículo y condujo hasta la escuela

Sociedad

'Adiós guapa', hombres atraen atención de mujer y le arrojan ácido en zona Angelópolis, Puebla

Una mujer que salió del SAT y se dirigía a su auto fue atacada por dos sujetos que le lanzaron ácido; ella alerta a poblanas para no dejarse sorprender

Local

No le aceptan la renuncia a titular de Radio y Televisión

Por solicitud del gobernador, Guerrero Barragán, se quedará hasta terminar la administración

Policiaca

Turista lesionado tras caer de una jeep en Huasca

El hombre realizaba un recorrido turístico con otros acompañantes