/ viernes 19 de noviembre de 2021

Luisa Huertas recibe la Medalla Cátedra Ingmar Bergman de la UNAM

La actriz recibe la Medalla Cátedra Ingmar Bergman que le entrega la UNAM por 52 años de trayectoria 

Cuando Luisa Huertas tenía ocho años una epifanía le llegó: quería ser actriz. “Por fortuna lo logré, siempre tuve el apoyo de mi familia, de mi padre que se fue cuando yo tenía diez años y medio, pero tanto él como mi madre y mis hermanos me dijeron ‘adelante con eso’”.

Lo que inició como un sueño ahora es una carrera en la que por 52 años ha entregado pasión sobre un escenario, frente a una cámara o detrás de un micrófono.

Por su trayectoria en más de 75 obras de teatro, 40 películas y diversas producciones para televisión, Luisa Huertas recibirá hoy la Medalla Cátedra Ingmar Bergman que entrega la UNAM y que reconoce a actrices y actores que han dejado huella en la vida artística de nuestro país.

“Me siento profundamente orgullosa de que me lo entregue la UNAM porque le tengo un gran respeto y amor a nuestra casa de estudios. Y Cátedra Bergman es una creación de la universidad, así que recibir esta medalla me llena de satisfacción, de gratitud y, va a sonar vanidoso pero, también de mucho orgullo”.

Conocida en televisión por su trabajo como Magos en Capadocia, Luisa Huertas ha logrado diversificarse como actriz por una simple razón, su deseo incansable de seguir aprendiendo.

“El deseo de cumplir lo que pienso que es la expectativa de cualquier actor enamorado de su profesión y con enorme vocación. El ser, en la medida de lo posible, mejor cada día, de ir aprendiendo y absorbiendo como esponja el aprendizaje que tienes en cada escenario, set de cine o televisión y estudio de radio. Y el aprendizaje enorme cuando das clase, con todo lo que te enseñan tus estudiantes”.

Su trayectoria en más de 75 obras de teatro, 40 películas / Cortesía

Desde hace varios años, la actriz es profesora en la UNAM. Y ha seguido su pasión de enseñar a través del Centro de Estudios para el Uso de la Voz (CeuVoz).

En cine, Luisa Huertas ha participado con directores como Arturo Ripstein en Mentiras piadosas o Principio y fin; o recientemente con Ernesto Contreras en Párpados azules y Cosas imposibles.

Hay un proyecto que marcó su carrera, su interpretación de Rita en La mujer que cayó del cielo, una obra “basada en hechos reales escrita por el gran dramaturgo mexicano Víctor Hugo Rascón Banda. Ahí me tocaba ser una indígena rarámuri. Ese papel implicó borrar toda mi cultura occidental para imbuirme de toda la cosmogonía y esta forma de vida que tiene esta etnia tan especial del norte del país”.

La obra montada originalmente en 1999 tiene diálogos en inglés y español, pero debido a la naturaleza del papel, Luisa tuvo que aprender un poco de rarámuri.

“Fue un gran reto, yo como actriz tenía que escuchar lo que se decía en inglés pero sin entender lo que se decía para poder entrar a mis partes. Luis de Tavira, llama eso la bifrontalidad del actor, donde se sabe lo que pasa sobre el escenario, pero a la hora de actuar el personaje no sabe qué va a pasar en el segundo siguiente”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Uno de sus mayores deseos es entregar su vida a la actuación hasta el último momento. “Quiero morir sobre un escenario”, dice entusiasmada. “Eso sí, qué miedo para mis compañeros”, bromea con una risa que remarca el grosor de su voz tan particular.

“Quiero decir que quiero mantenerme activa hasta el final, pues para los actores de verdad, no los que han dependido de una belleza física, actuar es nuestra felicidad. Y sé que aunque sea una pasita y viejita, siempre habrá papeles que pueda hacer”.




TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Cuando Luisa Huertas tenía ocho años una epifanía le llegó: quería ser actriz. “Por fortuna lo logré, siempre tuve el apoyo de mi familia, de mi padre que se fue cuando yo tenía diez años y medio, pero tanto él como mi madre y mis hermanos me dijeron ‘adelante con eso’”.

Lo que inició como un sueño ahora es una carrera en la que por 52 años ha entregado pasión sobre un escenario, frente a una cámara o detrás de un micrófono.

Por su trayectoria en más de 75 obras de teatro, 40 películas y diversas producciones para televisión, Luisa Huertas recibirá hoy la Medalla Cátedra Ingmar Bergman que entrega la UNAM y que reconoce a actrices y actores que han dejado huella en la vida artística de nuestro país.

“Me siento profundamente orgullosa de que me lo entregue la UNAM porque le tengo un gran respeto y amor a nuestra casa de estudios. Y Cátedra Bergman es una creación de la universidad, así que recibir esta medalla me llena de satisfacción, de gratitud y, va a sonar vanidoso pero, también de mucho orgullo”.

Conocida en televisión por su trabajo como Magos en Capadocia, Luisa Huertas ha logrado diversificarse como actriz por una simple razón, su deseo incansable de seguir aprendiendo.

“El deseo de cumplir lo que pienso que es la expectativa de cualquier actor enamorado de su profesión y con enorme vocación. El ser, en la medida de lo posible, mejor cada día, de ir aprendiendo y absorbiendo como esponja el aprendizaje que tienes en cada escenario, set de cine o televisión y estudio de radio. Y el aprendizaje enorme cuando das clase, con todo lo que te enseñan tus estudiantes”.

Su trayectoria en más de 75 obras de teatro, 40 películas / Cortesía

Desde hace varios años, la actriz es profesora en la UNAM. Y ha seguido su pasión de enseñar a través del Centro de Estudios para el Uso de la Voz (CeuVoz).

En cine, Luisa Huertas ha participado con directores como Arturo Ripstein en Mentiras piadosas o Principio y fin; o recientemente con Ernesto Contreras en Párpados azules y Cosas imposibles.

Hay un proyecto que marcó su carrera, su interpretación de Rita en La mujer que cayó del cielo, una obra “basada en hechos reales escrita por el gran dramaturgo mexicano Víctor Hugo Rascón Banda. Ahí me tocaba ser una indígena rarámuri. Ese papel implicó borrar toda mi cultura occidental para imbuirme de toda la cosmogonía y esta forma de vida que tiene esta etnia tan especial del norte del país”.

La obra montada originalmente en 1999 tiene diálogos en inglés y español, pero debido a la naturaleza del papel, Luisa tuvo que aprender un poco de rarámuri.

“Fue un gran reto, yo como actriz tenía que escuchar lo que se decía en inglés pero sin entender lo que se decía para poder entrar a mis partes. Luis de Tavira, llama eso la bifrontalidad del actor, donde se sabe lo que pasa sobre el escenario, pero a la hora de actuar el personaje no sabe qué va a pasar en el segundo siguiente”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Uno de sus mayores deseos es entregar su vida a la actuación hasta el último momento. “Quiero morir sobre un escenario”, dice entusiasmada. “Eso sí, qué miedo para mis compañeros”, bromea con una risa que remarca el grosor de su voz tan particular.

“Quiero decir que quiero mantenerme activa hasta el final, pues para los actores de verdad, no los que han dependido de una belleza física, actuar es nuestra felicidad. Y sé que aunque sea una pasita y viejita, siempre habrá papeles que pueda hacer”.




TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Policiaca

Vuelca auto en bulevar Minero

No se reportaron personas lesionadas en este percance

Local

En Hidalgo, 60 mil trabajadores podrán cambiar su crédito a pesos

Mediante la Ventanilla Única de Responsabilidad Compartida todos los créditos de vivienda tener mejores tasas de interés y pagos fijos

Local

Condena de 25 años a presunto homicida de campesino

Conflicto entre Maguey Blanco y Cañada Chica cobró una vida la mañana del 16 de octubre de 2019

Sociedad

Padre sustrae a menor en clínica del IMSS en Coahuila; lleva 9 días desaparecida

De acuerdo con la madre de la niña, el padre tiene una orden de restricción por violencia

Mundo

Tirador entró a la escuela sin oposición alguna: Policía de Texas

Tras disparar a la cara a su abuela en casa, Salvador Ramos se subió a un vehículo y condujo hasta la escuela

Sociedad

'Adiós guapa', hombres atraen atención de mujer y le arrojan ácido en zona Angelópolis, Puebla

Una mujer que salió del SAT y se dirigía a su auto fue atacada por dos sujetos que le lanzaron ácido; ella alerta a poblanas para no dejarse sorprender

Local

No le aceptan la renuncia a titular de Radio y Televisión

Por solicitud del gobernador, Guerrero Barragán, se quedará hasta terminar la administración

Policiaca

Turista lesionado tras caer de una jeep en Huasca

El hombre realizaba un recorrido turístico con otros acompañantes

Salud

OMS pide aumentar medidas de vigilancia ante propagación de la viruela del mono

El reciente brote en países no endémicos ha suscitado preocupación por la detección de diversos caso en cuestión de días