/ martes 27 de octubre de 2020

La música de hoy es desechable: José Madero

El cantante lamenta que las personas ya no se tomen el tiempo de disfrutar una canción o un disco completo

De acuerdo con datos de Spotify, cada día se suben alrededor de 20 mil canciones, lo que pone a los cantantes en una carrera constante por lanzar contenido nuevo y mantener a sus fans cautivos. José Madero está preocupado por esta estadística y la velocidad con la que se mueve la industria, ya que el público ya no aprecia el trabajo de los compositores de la misma manera que antes.

“Estamos en una época donde la música es desechable, es fácil ponerle siguiente al reproductor porque mensualmente pagas una cuota a tu plataforma digital favorita. A mí me pasaba cuando tenía 15 años que ahorraba para comprarme un disco, y si no me gustaba lo volvía a escuchar y hacía la lucha para que me agradara porque había gastado mi dinero en él, pero ahora no se siente ese gasto porque viene incluido en lo que estás pagando mensualmente”, declaró.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El cantante considera que el reto para los artistas de hoy en día es mayúsculo, ya que tienen que ser muy constantes y originales con su trabajo para evitar que el público los “descarte” rápidamente. Sin embargo, reconoció que en ocasiones esto lleva a los músicos a descuidar su trabajo, y a reducir la calidad de sus temas por estar más preocupados por los números.

Parte de esta preocupación por la mercadotecnia se refleja en las numerosas colaboraciones y remixes que se han lanzado en los últimos años, especialmente en el género urbano. José ve con malos ojos que se abuse de este recurso, pues opina que no todos los temas lo requieren.

“Está padre eso de las colaboraciones, pero en ocasiones lo hacen sin sentido, son canciones que probablemente no necesitaban otra voz, se nota que fue una movida comercial. Ahí es cuando te das cuenta que esta fábrica de éxitos está perdiendo su enfoque principal, que es la música. Sabemos que es un negocio y debe generar ingresos, pero eso merma el arte”.

Para alejarse de estas tendencias comerciales, el intérprete se enfoca en lanzar sencillos originales, que se distingan de todo lo que se ha hecho con anterioridad. Fiel a esa convicción, presenta el tema Le petit mort, en el que aborda los sentimientos de una persona que busca la felicidad en encuentros casuales.

En dicha composición, presenta una nueva visión del sexo, cuestión que considera debe empezar a abordarse de una forma más madura. “Requiere de cierta elegancia y formalidad para tocar ese tema, porque la sexualidad es parte de la naturaleza humana y a veces se aborda de manera banal. Quería darle ese lugar más formal, desde el lado psicológico. Estamos adoctrinados por la religión y en Latinoamérica la cultura está muy arraigada, se ve como tabú, pero debemos entender que es parte de la naturaleza humana”, finalizó.

De acuerdo con datos de Spotify, cada día se suben alrededor de 20 mil canciones, lo que pone a los cantantes en una carrera constante por lanzar contenido nuevo y mantener a sus fans cautivos. José Madero está preocupado por esta estadística y la velocidad con la que se mueve la industria, ya que el público ya no aprecia el trabajo de los compositores de la misma manera que antes.

“Estamos en una época donde la música es desechable, es fácil ponerle siguiente al reproductor porque mensualmente pagas una cuota a tu plataforma digital favorita. A mí me pasaba cuando tenía 15 años que ahorraba para comprarme un disco, y si no me gustaba lo volvía a escuchar y hacía la lucha para que me agradara porque había gastado mi dinero en él, pero ahora no se siente ese gasto porque viene incluido en lo que estás pagando mensualmente”, declaró.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El cantante considera que el reto para los artistas de hoy en día es mayúsculo, ya que tienen que ser muy constantes y originales con su trabajo para evitar que el público los “descarte” rápidamente. Sin embargo, reconoció que en ocasiones esto lleva a los músicos a descuidar su trabajo, y a reducir la calidad de sus temas por estar más preocupados por los números.

Parte de esta preocupación por la mercadotecnia se refleja en las numerosas colaboraciones y remixes que se han lanzado en los últimos años, especialmente en el género urbano. José ve con malos ojos que se abuse de este recurso, pues opina que no todos los temas lo requieren.

“Está padre eso de las colaboraciones, pero en ocasiones lo hacen sin sentido, son canciones que probablemente no necesitaban otra voz, se nota que fue una movida comercial. Ahí es cuando te das cuenta que esta fábrica de éxitos está perdiendo su enfoque principal, que es la música. Sabemos que es un negocio y debe generar ingresos, pero eso merma el arte”.

Para alejarse de estas tendencias comerciales, el intérprete se enfoca en lanzar sencillos originales, que se distingan de todo lo que se ha hecho con anterioridad. Fiel a esa convicción, presenta el tema Le petit mort, en el que aborda los sentimientos de una persona que busca la felicidad en encuentros casuales.

En dicha composición, presenta una nueva visión del sexo, cuestión que considera debe empezar a abordarse de una forma más madura. “Requiere de cierta elegancia y formalidad para tocar ese tema, porque la sexualidad es parte de la naturaleza humana y a veces se aborda de manera banal. Quería darle ese lugar más formal, desde el lado psicológico. Estamos adoctrinados por la religión y en Latinoamérica la cultura está muy arraigada, se ve como tabú, pero debemos entender que es parte de la naturaleza humana”, finalizó.

Policiaca

Chocan en el Colosio contra un poste y quedan prensados

Las cuatro personas que resultaron lesionadas tuvieron que ser liberadas del vehículo

Regional

Cerveza de estudiantes a expo nacional

Este prototipo de bebida fue creado por los estudiantes del Programa Educativo de Ingeniería en Industrias Alimentarias, del Instituto Tecnológico Superior del Oriente del Estado de Hidalgo

Local

Autorizan fijar límites entre Pachuca y Zapotlán

La presente fue propuesta por el concejero vocal municipal Eder Arenas Pacheco, quien argumentó la necesidad de atender con mayor garantía la infraestructura urbana