/ lunes 5 de septiembre de 2022

Detenidas cuatro obras ferroviarias por falta de presupuesto y derechos de vía

El conjunto de los proyectos representan una inversión total de 60 mil 486 millones de pesos que no se han puesto en marcha

La continuidad del Programa Nacional Ferroviario 2022 se ha visto frenada por la falta de presupuesto y liberación de derechos de vías, entre otros factores.

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) respondió a El Sol de Méxicoque hay cuatro proyectos cuyos inicios están condicionados a la liberación del derecho de vía, presupuesto suficiente, terminación del proyecto ejecutivo y la conclusión de obras relacionadas.

También puedes leer: Corredor Interoceánico carece de datos sobre impacto ambiental: ASF

En junio, la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SICT dio a conocer que el programa incluía 15 proyectos en 17 entidades, con una inversión conjunta de 672 mil 186 millones de pesos.

La dependencia indicó entonces que seis obras estaban en construcción y cuatro en proceso de inicio.

Pero hasta este domingo, siguen sin iniciar el ramal para conectar la refinería de Dos Bocas; las vías FA Coatzacoalcos – Palenque, y K Ixtepec – Ciudad Hidalgo, a cargo de la Secretaría de Marina (Semar); la Línea 4 del metro de Guadalajara, a cargo del gobierno de Jalisco, así como el Tren Suburbano al aeropuerto de Monterrey, una obra de Nuevo León.

Estos cuatro proyectos, todos del orden público, representan una inversión de 60 mil 486 millones de pesos que no se han puesto en marcha.

En el portal Proyectos México, de la Secretaría de Hacienda, solo aparece el corredor ferroviario al aeropuerto regiomontano, con un presupuesto de más de 24 mil 500 millones de pesos.

Respecto a las obras que iniciaron destaca el Tren Maya, con la mayor inversión, de 230 mil millones de pesos, 74 mil millones más que los previstos originalmente en el análisis costo-beneficio realizado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

También se encuentran el Tren Interurbano México-Toluca, el ramal del Tren suburbano de Lechería al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), y los libramientos ferroviarios en Celaya y Monterrey.

Para Ramón Ortiz Soriano, analista del sector, el Programa Nacional Ferroviario parece más enfocado en “vender humo” y justificar el magno proyecto del Tren Maya, que en atender necesidades del sector.

De acuerdo con el especialista, para tratarse de un programa nacional deberían impulsarse obras con presupuesto federal, y aquí se presentan proyecto de la iniciativa privada, como los ramales de Celaya y Monterrey, que serán inversiones de Kansas City Southern de México (KCSM) y Ferromex.

Añadió que hay proyectos que vienen desde hace años, como el Tren México-Toluca, que se inició en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y que el programa se lo adjudica como iniciativa de la actual administración federal.

Pero el mayor riesgo, dijo Ortiz Soriano, es que la mayor parte del presupuesto público para el sector se inyecta al Tren Maya, con lo que se corre el riesgo de que otros proyectos menores se queden en el tintero.

“El gran problema es esta obra porque hay proyectos en estudio que están en riesgo de quedarse en una congeladora porque no hay recursos, porque la gran parte se destina por completo al Tren Maya y se dejan de lado estos proyectos en ejecución”, consideró.

En junio, la SICT señaló que había cinco proyectos por 234 mil millones de pesos que estaban en estudios, de los cuales uno, que conectaría a Monterrey con la ciudad de San Antonio, en Texas, fue retirado, confirmó la dependencia federal a este diario.

El resto de los proyectos, en ejecución o en planeación, son trenes de carga, de pasajeros y libramientos ferroviarios, tanto de inversión pública como privada, que suman unos cuatro mil kilómetros de vías férreas a la red nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado su intención de rescatar el sistema ferroviario de pasajeros en México, así como impulsar el de carga, principalmente en el sureste, y con ello impulsar el crecimiento económico de la región.

“Estoy procurando restablecer el sistema de trenes de pasajeros en México. En parte por la historia que existe desde que se inició el primer tramo de México a Veracruz con el presidente Juárez”, declaró el mandatario en mayo.

Para Ortiz Soriano, el Programa Nacional Ferroviario 2022 “está plagado de buenas intenciones, pero lo que se requiere es el compromiso y, sobre todo, recursos para llevarlo a cabo, y de eso no se tiene certeza”.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La continuidad del Programa Nacional Ferroviario 2022 se ha visto frenada por la falta de presupuesto y liberación de derechos de vías, entre otros factores.

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) respondió a El Sol de Méxicoque hay cuatro proyectos cuyos inicios están condicionados a la liberación del derecho de vía, presupuesto suficiente, terminación del proyecto ejecutivo y la conclusión de obras relacionadas.

También puedes leer: Corredor Interoceánico carece de datos sobre impacto ambiental: ASF

En junio, la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SICT dio a conocer que el programa incluía 15 proyectos en 17 entidades, con una inversión conjunta de 672 mil 186 millones de pesos.

La dependencia indicó entonces que seis obras estaban en construcción y cuatro en proceso de inicio.

Pero hasta este domingo, siguen sin iniciar el ramal para conectar la refinería de Dos Bocas; las vías FA Coatzacoalcos – Palenque, y K Ixtepec – Ciudad Hidalgo, a cargo de la Secretaría de Marina (Semar); la Línea 4 del metro de Guadalajara, a cargo del gobierno de Jalisco, así como el Tren Suburbano al aeropuerto de Monterrey, una obra de Nuevo León.

Estos cuatro proyectos, todos del orden público, representan una inversión de 60 mil 486 millones de pesos que no se han puesto en marcha.

En el portal Proyectos México, de la Secretaría de Hacienda, solo aparece el corredor ferroviario al aeropuerto regiomontano, con un presupuesto de más de 24 mil 500 millones de pesos.

Respecto a las obras que iniciaron destaca el Tren Maya, con la mayor inversión, de 230 mil millones de pesos, 74 mil millones más que los previstos originalmente en el análisis costo-beneficio realizado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

También se encuentran el Tren Interurbano México-Toluca, el ramal del Tren suburbano de Lechería al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), y los libramientos ferroviarios en Celaya y Monterrey.

Para Ramón Ortiz Soriano, analista del sector, el Programa Nacional Ferroviario parece más enfocado en “vender humo” y justificar el magno proyecto del Tren Maya, que en atender necesidades del sector.

De acuerdo con el especialista, para tratarse de un programa nacional deberían impulsarse obras con presupuesto federal, y aquí se presentan proyecto de la iniciativa privada, como los ramales de Celaya y Monterrey, que serán inversiones de Kansas City Southern de México (KCSM) y Ferromex.

Añadió que hay proyectos que vienen desde hace años, como el Tren México-Toluca, que se inició en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y que el programa se lo adjudica como iniciativa de la actual administración federal.

Pero el mayor riesgo, dijo Ortiz Soriano, es que la mayor parte del presupuesto público para el sector se inyecta al Tren Maya, con lo que se corre el riesgo de que otros proyectos menores se queden en el tintero.

“El gran problema es esta obra porque hay proyectos en estudio que están en riesgo de quedarse en una congeladora porque no hay recursos, porque la gran parte se destina por completo al Tren Maya y se dejan de lado estos proyectos en ejecución”, consideró.

En junio, la SICT señaló que había cinco proyectos por 234 mil millones de pesos que estaban en estudios, de los cuales uno, que conectaría a Monterrey con la ciudad de San Antonio, en Texas, fue retirado, confirmó la dependencia federal a este diario.

El resto de los proyectos, en ejecución o en planeación, son trenes de carga, de pasajeros y libramientos ferroviarios, tanto de inversión pública como privada, que suman unos cuatro mil kilómetros de vías férreas a la red nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado su intención de rescatar el sistema ferroviario de pasajeros en México, así como impulsar el de carga, principalmente en el sureste, y con ello impulsar el crecimiento económico de la región.

“Estoy procurando restablecer el sistema de trenes de pasajeros en México. En parte por la historia que existe desde que se inició el primer tramo de México a Veracruz con el presidente Juárez”, declaró el mandatario en mayo.

Para Ortiz Soriano, el Programa Nacional Ferroviario 2022 “está plagado de buenas intenciones, pero lo que se requiere es el compromiso y, sobre todo, recursos para llevarlo a cabo, y de eso no se tiene certeza”.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

UAEH: Presentan examen miles de aspirantes para ingresar a bachillerato

Aunque este periodo escolar serán admitidos todos los aspirantes, su puntaje servirá para asignación de turno

Local

La falta de agua obligó a propietarios a cerrar temporalmente sus negocios en Huejutla

El estiaje y la falta de lluvias han tenido que realizar estas acciones 

Cultura

Puente de Dios en Actopan: Cómo llegar a esta maravilla natural de Hidalgo

Es perfecto si buscas un lugar para practicar senderismo, exploración y ciclismo de montaña

Local

Hidalgo: Son mujeres, mayoría de trabajadoras en farmacias

Esto de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Industria Farmacéutica