/ lunes 1 de abril de 2024

Mariana, la rebel que rompió el estigma  

Por mucho tiempo se consideró que las porras o grupos de animación en el balompié mexicano eran radicalmente para hombres

Mariana Acosta es médico veterinario de profesión y emprendedora, además, una de las mujeres que pertenecen al bloque de animación del equipo Pumas de la UNAM en Tulancingo desde hace tres años, y considera que, su incorporación a La Rebel Tgo, significó romper el estigma que existe en el fútbol, pues siempre se ha visto como un deporte netamente de interés masculino.

“Aquí se comparte la pasión sin importar el género, para mí es un orgullo ser mujer y estar representando a Tgo cuando vamos al estadio, porque es un plus muy fuerte; las mujeres de Pumas son mujeres que alientan con todo el corazón, y las mujeres de Tgo no nos quedamos abajo, las niñas y mujeres que estamos en la barra buscamos alentar con todo el corazón”, destacó.

“También es romper el estigma que existe de la violencia y la exclusividad en las barras, esta es una barra cien por ciento familiar… tenemos también niñas, niños, y adultos mayores que alientan con nosotros”, subrayó.

Mariana agregó que, actualmente, los organizadores de las barras ponen énfasis en erradicar la violencia dentro y fuera de la cancha, pero todo aquello que antes se adjudicaba a Pumas y la Rebel como la violencia, lo bravo y lo peligroso, ha cambiado.

“Es hoy algo glorioso, algo que se festeja, un carnaval que se vive en un ambiente de paz; nosotros asistimos en pebeteros donde vemos mujeres, familias, incluso bebés. Es un lugar donde la paz está muy presente”, dijo.

Para prevenir situaciones de conflicto en los estadios, explicó, se toman medidas como dar tiempo a que salgan las porras visitantes y que la local se espere un poco más, se abren las puertas después de un rato.

Afortunadamente, la Rebel Tgo no ha sido víctima de situaciones de este tipo, hasta el momento, ya que también son una organización respetuosa.

“Independientemente del equipo al que le vayan, yo creo que las mujeres estamos en un momento en el que estamos levantando la voz y haciendo presencia en muchos lugares donde antes no se veía. Hoy por hoy las barras es un lugar donde ya ves mucha presencia femenina dentro del estadio. Que se animen, que se den la oportunidad y como todo, dentro, fuera y en cualquier situación las mujeres debemos ser muy precavidas y tomar precauciones que quizás no tendríamos que, pero por nuestro bien lo tenemos que hacer; si le perdemos un poco el miedo al qué dirán, vamos a romper los estereotipos de que a las mujeres que les gusta el fut son violentas o machorras”, concluyó.


Mariana Acosta es médico veterinario de profesión y emprendedora, además, una de las mujeres que pertenecen al bloque de animación del equipo Pumas de la UNAM en Tulancingo desde hace tres años, y considera que, su incorporación a La Rebel Tgo, significó romper el estigma que existe en el fútbol, pues siempre se ha visto como un deporte netamente de interés masculino.

“Aquí se comparte la pasión sin importar el género, para mí es un orgullo ser mujer y estar representando a Tgo cuando vamos al estadio, porque es un plus muy fuerte; las mujeres de Pumas son mujeres que alientan con todo el corazón, y las mujeres de Tgo no nos quedamos abajo, las niñas y mujeres que estamos en la barra buscamos alentar con todo el corazón”, destacó.

“También es romper el estigma que existe de la violencia y la exclusividad en las barras, esta es una barra cien por ciento familiar… tenemos también niñas, niños, y adultos mayores que alientan con nosotros”, subrayó.

Mariana agregó que, actualmente, los organizadores de las barras ponen énfasis en erradicar la violencia dentro y fuera de la cancha, pero todo aquello que antes se adjudicaba a Pumas y la Rebel como la violencia, lo bravo y lo peligroso, ha cambiado.

“Es hoy algo glorioso, algo que se festeja, un carnaval que se vive en un ambiente de paz; nosotros asistimos en pebeteros donde vemos mujeres, familias, incluso bebés. Es un lugar donde la paz está muy presente”, dijo.

Para prevenir situaciones de conflicto en los estadios, explicó, se toman medidas como dar tiempo a que salgan las porras visitantes y que la local se espere un poco más, se abren las puertas después de un rato.

Afortunadamente, la Rebel Tgo no ha sido víctima de situaciones de este tipo, hasta el momento, ya que también son una organización respetuosa.

“Independientemente del equipo al que le vayan, yo creo que las mujeres estamos en un momento en el que estamos levantando la voz y haciendo presencia en muchos lugares donde antes no se veía. Hoy por hoy las barras es un lugar donde ya ves mucha presencia femenina dentro del estadio. Que se animen, que se den la oportunidad y como todo, dentro, fuera y en cualquier situación las mujeres debemos ser muy precavidas y tomar precauciones que quizás no tendríamos que, pero por nuestro bien lo tenemos que hacer; si le perdemos un poco el miedo al qué dirán, vamos a romper los estereotipos de que a las mujeres que les gusta el fut son violentas o machorras”, concluyó.


Policiaca

Buscaban moto robada y hallan un cadáver, entre Pachuca y La Reforma

La Policía detuvo a dos personas por hechos que ya son investigados en la Procuraduría estatal

Turismo

San Miguel de Allende, ciudad #1 del mundo para visitar: ¿Cuánto cuesta ir desde Hidalgo?

Desde sus animados mercados artesanales hasta sus prestigiosos festivales culturales y gastronómicos, esta ciudad es un verdadero paraíso

Regional

Atitalaquia: Petroleros eligen nuevo líder sindical

Cientos de trabajadores de diversos centros laborales de Pemex emitirán su voto este 15 de julio

Local

Destrucción de archivos municipales, motivo de cárcel: ITAIH 

Los gobiernos locales entrantes podrán denunciar la falta de documentación ante diversas instancias 

Local

Lluvias pegan distinto a siembras de Tulancingo y Mezquital

Mientras que en una región fueron contundentes y generaron exceso de humedad, en otra favorecieron el crecimiento 

Local

Cobran taxistas hasta 900 pesos al AIFA 

Refirieron que los traslados son de aproximadamente 45 minutos y que los usuarios pagan comodidad y seguridad