/ viernes 12 de abril de 2019

Ai Weiwei inmortaliza a los 43 de Ayotzinapa con un millón de Legos

El artista chino inaugurará el sábado su exposición Restablecer memorias en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC)

Ai Weiwei no duda en manifestar que se siente a gusto en México, aunque para él “estar cómodo es una de las acciones más bajas del ser humano”, por lo que salir de esta zona de confort a través de la creatividad y la rebeldía es lo suyo, al también considerar que “todo artista es una activista”.

Así lo expresó el artista chino ante un buen número de periodistas que acudieron al Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), previo a la inauguración de su exposición Restablecer memorias, que como la mayoría de su obra, tiene una fuerte crítica social, que ha provocado en su persona la tortura y el exilio.

Ai Weiwei ya está en la CDMX y así presumió su recorrido

En esta ocasión, Ai Weiwei, exhibirá la mencionada muestra del 13 de abril al 6 de octubre del presente año y en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, del 28 de noviembre de 2019 al 8 de marzo de 2020. La exposición refiere el trauma que significa el atentado contra el futuro, el cual supone la violencia contra los jóvenes.

Sobre lo anterior, hace tres años, Ai Weiwei estuvo en México donde se contactó con los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, de ahí surgió que el multifacético artista, hiciera el documental To be (Ser), que por medio de una instalación de videos, presenta un adelanto en la exposición con entrevistas a los padres de familia de los jóvenes desaparecidos.

“Son gente buena, no se dan por vencidos y guardan la esperanza de que sus hijos estén con vida”. Para reproducir la imagen de “los 43”, el artista utilizó piezas de Lego, técnica que desarrolló cuando hace algunos años, Amnistía Internacional lo invitó a Alcatraz.

“Me proporcionaron una lista de prisioneros políticos de muchas partes del mundo como Irán. Cuando vi las fotos descoloridas, pensé que era buena idea hacerlas en Lego que presenta una opción fresca, homogénea y hermosa”, narró el artista asiático que para realizar las imágenes de los mexicanos utilizó alrededor de un millón de piezas.

En su elaboración participaron 150 estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño Industrial, Artes y Diseño de la UNAM. Después, Weiwei contó que la compañía que realiza estos bloques para construir artefactos, intentó prohibirle su uso, al aludir “que no se tenían que utilizar para cuestiones políticas” y entonces él dijo “qué mierda” y las volvió a utilizar. Señaló que cuando vio las imágenes de los estudiantes, realizadas en esta modalidad, vio una expresión que no había sentido con otro medio pictórico.

Al tocar el tema de la censura, dijo que en internet su nombre desapareció y quien quería buscar algo de él, tenía que usar la clave “hombre gordo” y al recordar esa represión en su país, el creativo indicó que nunca se hubiera imaginado tener una conferencia de prensa como la que se llevó a cabo ayer.

“Allá no hay universidades como ésta, donde hay libertad. La situación es que ahora mismo hay profesores despedidos de su trabajo. Las escuelas se reportan al Estado y si los alumnos no se rigen a éste los reportan. Hay artistas que tienen tradición, pero no pueden tocar los momentos claves de la sociedad. Están imposibilitados para hacerlo. El gobierno impide que alguien que tiene una intuición o un pensamiento sobre lo que sucede, se exprese”.

Antes de pasar a ver la obra de Ai Weiwei se le preguntó por qué usa esa crítica y respondió que desde siempre tuvo una conciencia política: “Un artista siempre es un activista. Tal vez soy el maestro del Lego o selfie, como Warhol era de la serigrafía, ante todo soy un ser humano y uso el medio que me toca”.

Cabe mencionar, que el creador chino presentará paralelamente en el MUAC la obra El salón ancestral de la familia Wang (2015), la cual es su mayor ready-made expresión artística más característica del dadaísmo, que trata de transformar objetos de uso cotidiano en obras de arte.

Este templo se presenta por primera vez en Latinoamérica; se trata de una estructura monumental que consta de mil trescientas piezas y un peso aproximado de 50 toneladas y se informó que para ensamblarlo se necesitó la colaboración especial de maestros carpinteros traídos de las provincias chinas Zhejiang y Jianxi.

Ai Weiwei no duda en manifestar que se siente a gusto en México, aunque para él “estar cómodo es una de las acciones más bajas del ser humano”, por lo que salir de esta zona de confort a través de la creatividad y la rebeldía es lo suyo, al también considerar que “todo artista es una activista”.

Así lo expresó el artista chino ante un buen número de periodistas que acudieron al Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), previo a la inauguración de su exposición Restablecer memorias, que como la mayoría de su obra, tiene una fuerte crítica social, que ha provocado en su persona la tortura y el exilio.

Ai Weiwei ya está en la CDMX y así presumió su recorrido

En esta ocasión, Ai Weiwei, exhibirá la mencionada muestra del 13 de abril al 6 de octubre del presente año y en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, del 28 de noviembre de 2019 al 8 de marzo de 2020. La exposición refiere el trauma que significa el atentado contra el futuro, el cual supone la violencia contra los jóvenes.

Sobre lo anterior, hace tres años, Ai Weiwei estuvo en México donde se contactó con los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, de ahí surgió que el multifacético artista, hiciera el documental To be (Ser), que por medio de una instalación de videos, presenta un adelanto en la exposición con entrevistas a los padres de familia de los jóvenes desaparecidos.

“Son gente buena, no se dan por vencidos y guardan la esperanza de que sus hijos estén con vida”. Para reproducir la imagen de “los 43”, el artista utilizó piezas de Lego, técnica que desarrolló cuando hace algunos años, Amnistía Internacional lo invitó a Alcatraz.

“Me proporcionaron una lista de prisioneros políticos de muchas partes del mundo como Irán. Cuando vi las fotos descoloridas, pensé que era buena idea hacerlas en Lego que presenta una opción fresca, homogénea y hermosa”, narró el artista asiático que para realizar las imágenes de los mexicanos utilizó alrededor de un millón de piezas.

En su elaboración participaron 150 estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño Industrial, Artes y Diseño de la UNAM. Después, Weiwei contó que la compañía que realiza estos bloques para construir artefactos, intentó prohibirle su uso, al aludir “que no se tenían que utilizar para cuestiones políticas” y entonces él dijo “qué mierda” y las volvió a utilizar. Señaló que cuando vio las imágenes de los estudiantes, realizadas en esta modalidad, vio una expresión que no había sentido con otro medio pictórico.

Al tocar el tema de la censura, dijo que en internet su nombre desapareció y quien quería buscar algo de él, tenía que usar la clave “hombre gordo” y al recordar esa represión en su país, el creativo indicó que nunca se hubiera imaginado tener una conferencia de prensa como la que se llevó a cabo ayer.

“Allá no hay universidades como ésta, donde hay libertad. La situación es que ahora mismo hay profesores despedidos de su trabajo. Las escuelas se reportan al Estado y si los alumnos no se rigen a éste los reportan. Hay artistas que tienen tradición, pero no pueden tocar los momentos claves de la sociedad. Están imposibilitados para hacerlo. El gobierno impide que alguien que tiene una intuición o un pensamiento sobre lo que sucede, se exprese”.

Antes de pasar a ver la obra de Ai Weiwei se le preguntó por qué usa esa crítica y respondió que desde siempre tuvo una conciencia política: “Un artista siempre es un activista. Tal vez soy el maestro del Lego o selfie, como Warhol era de la serigrafía, ante todo soy un ser humano y uso el medio que me toca”.

Cabe mencionar, que el creador chino presentará paralelamente en el MUAC la obra El salón ancestral de la familia Wang (2015), la cual es su mayor ready-made expresión artística más característica del dadaísmo, que trata de transformar objetos de uso cotidiano en obras de arte.

Este templo se presenta por primera vez en Latinoamérica; se trata de una estructura monumental que consta de mil trescientas piezas y un peso aproximado de 50 toneladas y se informó que para ensamblarlo se necesitó la colaboración especial de maestros carpinteros traídos de las provincias chinas Zhejiang y Jianxi.

Policiaca

Balearon a pareja tras persecución

El ataque se registró cuando viajaban en la carretera Tula-Cruz Azul

Regional

Se agudiza disputa por 50 hectáreas

Dijo que trató de impedir que la cuadrilla siguiera delimitando la propiedad, mostrándoles documentación que le acredita como propietario

Local

Analiza el tricolor las candidaturas comunes

Contempla el PRI participar de forma individual en el proceso electoral

Finanzas

Alemán Magnani acusa golpes bajos a Interjet

Puras suposiciones, así califica el presidente de la empresa las versiones de una eventual quiebra y rescate de la aerolínea

Sociedad

Estados ponen trabas a las aplicaciones de movilidad

Debido a las legislaciones estatales, muchas apps trabajan en la ilegalidad y con ello, los choferes se arriesgan a ser sancionados o agredidos

Finanzas

Proyectan que tren eléctrico una a Cancún con ruta maya

La vía elevada que se planea conectaría la zona hotelera con el aeropuerto del principal destino turístico del país, donde una estación del Tren Maya atenderá a diario a 113 mil usuarios

Justicia

Huachicoleros negocian a plena luz del día entre Guatemala y Chiapas

Venden combustible y lo venden casi a mitad de precio a lo que cuesta en gasolineras de Pemex

Finanzas

Construyen sucursales del Banco Bienestar sin plan de negocios

El banco social respondió vía transparencia que el plan estratégico aún está en elaboración. El Ejército ya recibió los recursos para las primeras instalaciones

Celebridades

Vicente Fernández cumple 80 años y sigue siendo el rey

El representante universal de la música ranchera, cumple 80 años, sus amigos y colegas describen por qué es el icono de la canción mexicana