/ viernes 10 de julio de 2020

La 4T asfixia finanzas de estados

Gobiernos estatales recurren a medidas extraordinarias para paliar la falta de recursos

Las finanzas públicas de los gobiernos estatales y municipales peligran debido a los recortes de hasta 30 por ciento en las participaciones que reciben por parte del gobierno federal, situación que se agrava por por la pandemia de Covid-19, por la cual algunos estados dispusieron de recursos para apoyar a sectores productivos y redujeron o condonaron impuestos, por lo que verán mermada su recaudación fiscal.

La situación es tan crítica en algunos estados, que el gobierno de Zacatecas, por ejemplo, comenzó a cobrar esta semana los impuestos por derechos vehiculares de 2021 para subsanar el boquete financiero estimado en 930 millones de pesos que dejará de percibir por el recorte de participaciones federales.

Nómina municipal impide mejora en finanzas

Sin embargo, esta medida sólo es un paliativo, pues para incentivar que la ciudadanía pague sus impuestos por adelantado, el gobierno zacatecano ofrece descuentos que van de 10 hasta 30 por ciento dependiendo de con cuanta anticipación se paguen.

En el Estado de México el impacto ha sido de cuatro mil millones de pesos menos, y para sus municipios de hasta 863 millones.

Por ello la Secretaría de Finanzas solicitó a los legisladores autorizar a los municipios a acceder a los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), que les adelantarán algunas cantidades de sus participaciones para recuperar el monto esperado para este año de 28 mil millones por participaciones.

Por su parte, Aguascalientes dejó de percibir 389 millones de pesos de participaciones federales entre enero y junio, por lo que enfrenta un boquete presupuestal para el segundo semestre que obligó al gobernador Martín Orozco Sandoval realizar ajustes al presupuesto y admitir que existe incertidumbre sobre el comportamiento de las finanzas públicas.

A lo anterior, se suma que Aguascalientes implementó un programa de estímulos fiscales para paliar los efectos económicos de la pandemia entre el sector productivo, particularmente mipymes.

MUNICIPIOS SE LLEVAN LA PEOR PARTE

A nivel municipal el panorama de sus finanzas públicas es poco esperanzador.

En Durango, la Dirección de Finanzas y Administración del ayuntamiento capitalino señaló que existe un retraso en la entrega de las aportaciones federales de 200 millones de pesos, por lo que la directora de a dependencia, Erika Ruiz Hernández, explicó que la deuda a proveedores se incrementó durante los meses de mayo y junio, pues con el dinero que ingresa vía impuestos, apenas alcanzan a cubrir el gasto corriente y el pago de la nómina.

En Veracruz, el alcalde del puerto, Fernando Yúnes Márquez, precisó que la aportación de mayo-junio le llegó con un recorte de 30 por ciento, mientras que el de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos, señaló que fue de 40 por ciento.

Las participaciones federales son los recursos que entidades y municipios reciben por parte del Gobierno federal a partir de los impuestos que se cobran, los cuales se desplomaron durante marzo, abril y mayo por la parálisis de la actividad económica a causa de la crisis sanitaria por el Covid-19 y los recortes presupuestales que implementó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Además, el cobro de impuestos en estados también cayó, pues muchos gobiernos aplicaron descuentos y subsidios a sus impuestos locales para ayudar a sus ciudadanos durante la crisis.

Ante esta situación, alcaldes agrupados en diferentes asociaciones como la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM) y la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAM), han advertido que hasta 80 por ciento de los municipios del país podrían caer en bancarrota antes de que finalice el año.

Por su parte los gobernadores, principalmente los de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), el el independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; el de Jalisco, Enrique Alfaro; y el de Michoacán, Silvano Aureoles, han impulsado, especialmente desde el inicio de la emergencia sanitaria por Covid-19, que se redefina el Pacto de Coordinación Fiscal para recibir mayores recursos de la Federación. Con información de editoras OEM


Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Las finanzas públicas de los gobiernos estatales y municipales peligran debido a los recortes de hasta 30 por ciento en las participaciones que reciben por parte del gobierno federal, situación que se agrava por por la pandemia de Covid-19, por la cual algunos estados dispusieron de recursos para apoyar a sectores productivos y redujeron o condonaron impuestos, por lo que verán mermada su recaudación fiscal.

La situación es tan crítica en algunos estados, que el gobierno de Zacatecas, por ejemplo, comenzó a cobrar esta semana los impuestos por derechos vehiculares de 2021 para subsanar el boquete financiero estimado en 930 millones de pesos que dejará de percibir por el recorte de participaciones federales.

Nómina municipal impide mejora en finanzas

Sin embargo, esta medida sólo es un paliativo, pues para incentivar que la ciudadanía pague sus impuestos por adelantado, el gobierno zacatecano ofrece descuentos que van de 10 hasta 30 por ciento dependiendo de con cuanta anticipación se paguen.

En el Estado de México el impacto ha sido de cuatro mil millones de pesos menos, y para sus municipios de hasta 863 millones.

Por ello la Secretaría de Finanzas solicitó a los legisladores autorizar a los municipios a acceder a los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), que les adelantarán algunas cantidades de sus participaciones para recuperar el monto esperado para este año de 28 mil millones por participaciones.

Por su parte, Aguascalientes dejó de percibir 389 millones de pesos de participaciones federales entre enero y junio, por lo que enfrenta un boquete presupuestal para el segundo semestre que obligó al gobernador Martín Orozco Sandoval realizar ajustes al presupuesto y admitir que existe incertidumbre sobre el comportamiento de las finanzas públicas.

A lo anterior, se suma que Aguascalientes implementó un programa de estímulos fiscales para paliar los efectos económicos de la pandemia entre el sector productivo, particularmente mipymes.

MUNICIPIOS SE LLEVAN LA PEOR PARTE

A nivel municipal el panorama de sus finanzas públicas es poco esperanzador.

En Durango, la Dirección de Finanzas y Administración del ayuntamiento capitalino señaló que existe un retraso en la entrega de las aportaciones federales de 200 millones de pesos, por lo que la directora de a dependencia, Erika Ruiz Hernández, explicó que la deuda a proveedores se incrementó durante los meses de mayo y junio, pues con el dinero que ingresa vía impuestos, apenas alcanzan a cubrir el gasto corriente y el pago de la nómina.

En Veracruz, el alcalde del puerto, Fernando Yúnes Márquez, precisó que la aportación de mayo-junio le llegó con un recorte de 30 por ciento, mientras que el de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos, señaló que fue de 40 por ciento.

Las participaciones federales son los recursos que entidades y municipios reciben por parte del Gobierno federal a partir de los impuestos que se cobran, los cuales se desplomaron durante marzo, abril y mayo por la parálisis de la actividad económica a causa de la crisis sanitaria por el Covid-19 y los recortes presupuestales que implementó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Además, el cobro de impuestos en estados también cayó, pues muchos gobiernos aplicaron descuentos y subsidios a sus impuestos locales para ayudar a sus ciudadanos durante la crisis.

Ante esta situación, alcaldes agrupados en diferentes asociaciones como la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM) y la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAM), han advertido que hasta 80 por ciento de los municipios del país podrían caer en bancarrota antes de que finalice el año.

Por su parte los gobernadores, principalmente los de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), el el independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; el de Jalisco, Enrique Alfaro; y el de Michoacán, Silvano Aureoles, han impulsado, especialmente desde el inicio de la emergencia sanitaria por Covid-19, que se redefina el Pacto de Coordinación Fiscal para recibir mayores recursos de la Federación. Con información de editoras OEM


Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Policiaca

Intentan abrir caja fuerte en tienda de auto servicio

Con un esmeril trataron de romper el dispositivo pero no pudieron, huyen y dejan la mercancía regada

Policiaca

Hallan León dentro de una vivienda

El animal es de gran tamaño, sitio permanece resguardado

Local

Reclama Nuvia Mayorga falta de medicamentos

La legisladora dijo durante la comparecencia del titular de salud federal, que en Hidalgo apenas llegaron el 50% de medicamentos

Local

Gobierno certificó a 251 servidores públicos

Autoridades reconocieron el esfuerzo de trabajadores por concluir el proceso de evaluación y certificación

Local

Vacunados, 90% de los adultos mayores

En los grupos de 30 a 59 años de edad la cobertura de inmunización es mínima en la mayoría de municipios

Local

Destinan recursos para Huazalingo

La próxima semana se iniciarán los trabajos de los muros de contención en la vía Tehuetlán-Huazalingo

Local

Senadora reclama falta de medicinas

El sistema de salud público fue eficiente por 30 años, y no había escasez de medicinas para las enfermedades crónico degenerativas