imagotipo

Chiapas pierde anualmente más de 40 mil hectáreas

POR ISAÍ LÓPEZ

El presidente de la Comisión de Bosques y Selvas del Congreso del Estado, Santiago López Hernández, considera que la entidad pierde anualmente unas 40 mil hectáreas de bosques y selvas debido a los incendios forestales, cambio de uso de suelo y la actividad agropecuaria extensiva, sin embargo, faltan compromisos para la conservación y reforestación.

Mencionó el legislador del Partido Revolucionario Institucional, que para las autoridades ambientales federales y estatales, de las 7.3 millones de hectáreas del territorio estatal, un millón 300 mil son susceptibles de aprovechamiento; a su juicio, cree que los permisos de aprovechamiento forestal que se expiden en el estado desde 1995 y que se contabilizan en unos 500, son solo un pretexto para la depredación de los recursos naturales.

Por ello, propuso la suspensión temporal de dichas concesiones forestales que expide la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para que se forme una comisión plural legislativa que en conjunto con los ayuntamientos de los municipios beneficiados con el permiso, se investigue el impacto ambiental, ya que existe evidencia de que en la estrategia no se cumple de acuerdo al manejo forestal sustentable.

López Hernández insistió que deben tomarse medidas prudentes para el caso, se cite a los beneficiarios responsables de las autorizaciones y a las dependencias estatales y federales, para que expliquen ante el Congreso local, las condiciones y circunstancias con las que funcionan los aprovechamientos, pues no se ha cumplido con los compromisos de conservación y reforestación.

Informó que el 19 de noviembre del 2015 presentó ante la Oficialía de Partes del Congreso del Estado una iniciativa de punto de acuerdo, para que el titular del Poder Ejecutivo del estado solicite a la Federación se suspenda temporalmente los permisos de aprovechamiento forestal autorizados por la Semarnat, en tanto se procede al ordenamiento del territorio y se cumple con la restauración de los polígonos impactados.

De acuerdo con un estudio ejecutado por la comisión que preside, reveló que uno de los problemas más críticos que enfrenta la entidad es la deforestación, de 1975 a 92 se perdieron más de 700 mil hectáreas de bosques y selvas por el desmonte, incendios o plagas, cifras que se han modificado debido a la pérdida de recursos naturales de entre 30 mil y 40 mil al año.

Precisó que aumenta la vulnerabilidad de las especies de fauna por la reducción de los bosques y selvas, la fragmentación se acentúa en municipios de las regiones Altos y Selva, si bien la entidad posee el 30 por ciento de las aguas superficiales del país, al menos 20 municipios de la Costa, Soconusco, Frailesca, Centro y Selva enfrentan problemas de sequía y escasez debido a la deforestación y deterioro ambiental.