imagotipo

Los egos ponen en riesgo la seguridad de la población

  • Rosalia Maldonado
  • en Regional

TETEPANGO, Hgo.- Si bien los boletines gubernamentales con frecuencia hacen referencia a que las corporaciones de auxilio en la región Tula-Tepeji trabajan de manera coordinada, en la realidad las corporaciones locales de Protección Civil y Bomberos de la región Tula-Tepeji y los trabajadores de Seguridad Física de Pemex están muy enfrentados. Los egos salieron a relucir el miércoles, debido a la prepotencia de los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), suscitándose un altercado.
El robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos va al alza, y como esta actividad ilícita está poniendo en riesgo a la población, pues lo mismo perforan ductos en zonas de cultivo o desolados cerros que en zonas industriales y habitacionales, y como los trabajadores de Pemex tardan mucho en responder cuando sucede un siniestro, las corporaciones municipales se han visto obligadas a atender las emergencias.
Debido a la falta de equipo, de personal y químicos para control de incendios, o incluso por la falta de capacitación de algunos de los bomberos municipales que son enviados a atender las contingencias, a estos les cuesta trabajo controlar los incendios, pero aun así arriesgan sus vidas para controlar derrames y apagar incendios, y cuando llegan los empleados de Pemex, prepotentemente tratan de correrlos del lugar, argumentando que no pueden intervenir la infraestructura de la petrolera..
Los bomberos están molestos con la situación que ya es insostenible, porque señalan que Pemex ni les repone los recursos que consumen al acudir a atender una emergencia de sus instalaciones, ni los apoya cuando resultan lesionados. Tampoco reconocen el apoyo que les otorgan, pues en los comunicados que emite Pemex siempre se adjudica a sus empleados los trabajos que realizan los bomberos municipales, pero lo que más les molesta es que reciben malos tratos y hasta agresiones de los prepotentes empleados de la petrolera.
La rivalidad ya está escalando y, por los constantes pleitos, algunos consideran ya irreconciliable la relación. El miércoles, durante el incendio ocurrido en las inmediaciones de la comunidad Juandho, una vez más se confrontaron por una maniobra de un vehículo y casi llegan a los golpes. Por ello, elementos de algunas corporaciones han expresado que no acudirán más a atender siniestros que tengan su origen en los ductos, y de cumplir su amenaza, la seguridad de la población está en riesgo.