imagotipo

¡Tragado por el pantano!

  • Maximiliano Sánchez
  • en POLICÍA

Pachuca, Hidalgo.- Con vida pero en malas condiciones fue rescatado un hombre que llevaba dos días atrapado en un lodazal de la presa Endhó, en la comunidad de San Francisco Bojay, en Tula.
El hombre en condiciones de calle estaba a punto de morir tragado por el fango, donde solo se apreciaban sus manos y cabeza, con las cuales se aferraba a no hundirse y perecer ahogado en el desolado sitio.
Lo anterior ocurrió la tarde de ayer, domingo, cuando elementos de Protección Civil (PC) de Tula fueron alertados sobre una llamada de emergencia que les ordenó trasladarse inmediatamente a la presa Endhó.
Un transeúnte fue quien se percató de una persona que manoteaba y pedía auxilio, sin embargo, por el riesgo de quedar atrapado, decidió dejar todo en manos de socorristas, se explicó.
Con equipo especial y las medidas cautelares necesarias, elementos de PC lograron sacarlo y llevarlo a un sitio donde fue puesto a salvo.
Reportes policiales refieren que se desconoce la identidad del hombre, de aproximadamente 60 años, quien únicamente dijo a los socorristas ser vecino del Distrito Federal y tener dos días atrapado en el pantano.
No indicó cómo llegó ahí, aunque los socorristas suponen que se acercó a beber agua y al no conocer las condiciones del lugar, fue absorbido por el lodo que ahí se acumula.
Luego de rescatarlo con vida, paramédicos de la Cruz Roja lo canalizaron a un nosocomio cercano para su valoración médica, pues tenía visibles síntomas de deshidratación y hambruna.
Al tiempo que el hombre será medicado y revitalizado, las autoridades policiales se darán a la tarea de dar con el paradero de algún familiar que se haga responsable de él, se informó finalmente.