imagotipo

Arremeten contra taxistas

  • Jorge Luis Pérez
  • en POLICÍA

Pachuca, Hidalgo.- Supuestos integrantes de una organización de comerciantes golpearon a dos taxistas, padre e hijo, al grado de mandarlos al hospital, la mañana de ayer, en Plaza de la Constitución, luego de discutir.
“Son unos vándalos de Patoni que tienen dominado el asunto aquí, y lo peor, es gente que quiere apropiarse de paraderos y pedir cuotas y robarse las cosas de los usuarios”, aseveró Pedro Solares, presidente de la Federación de la Unión de Trabajadores del Volante (FUTV).
Este hecho violento ocurre en la apertura de un nuevo paradero de ascenso de pasaje para taxistas, en la esquina que conforman Plaza Constitución y las calles Venustiano Carranza y Julián Villagrán, frente a la iglesia La Asunción.
Por ese pleito se desplegó fuerte operativo de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad Municipal de Pachuca, ya que hubo riesgo de enfrentamiento a golpes entre taxistas y los agremiados.
Se explicó que la molestia de padre e hijo taxistas, entre otros, es porque personas identificadas con una membresía pretenden cobrarles cuota de cinco pesos mínimo por cada vuelta en ese paradero, en lo que no estuvieron de acuerdo, y de las agresiones verbales pasaron a los golpes.
“Hasta de tubazos les dieron. Fue necesario llevarlos al hospital. Ahí en el asfalto quedó regada su sangre”, explicó un inspector de Reglamentos de la Presidencia Municipal a este reportero.
Posteriormente arribó al lugar de la gresca uno de los dirigentes. Abiertamente y con palabras altisonantes, “como en el barrio”, retó a golpes a los taxistas que ya se encontraban en el lugar. No hubo respuesta, la prudencia imperó.
Entre 15 o 20 unidades de transporte colectivo fueron estacionadas en la calle Julián Villagrán, adelante del Viaducto Nuevo Hidalgo, frente a la iglesia de La Asunción. Por otro lado, la Policía Municipal bloqueó Plaza Constitución, del lado de los portales, frente al mercado 1 de Mayo.
Con ello se alteró la circulación vehicular en el primer cuadro de la ciudad, al quedar “mocho” el circuito.
Momentos después se apersonó en el lugar “donde sacaban chispas” las discusiones y reclamos Pedro Solares, presidente de la Federación Única de Trabajadores del Volante (FUTV), reconocida desde 1955.
Como si fueran luchadores rudo y técnico, al iniciar una caía, y al estilo de Cantinflas, con tiento y como que sí y como que no, ambos dirigentes, Oscar Pelcastre y Pedro Solares, se extendieron la diestra y a final de cuenta la estrecharon.
Acordaron, en cortito, en voz bajita y al oído, en obligado abrazo tras el apretón de mano: vamos a comer al rato y dialogamos.
Los taxistas afiliados a la FUTV, en voz de Reyes Castelán Mejía, tras el enfrentamiento en el paradero confirmaron que dos de sus compañeros fueron internados en el hospital.
“Ellos quieren controlar los paraderos; obligarnos a que a cada vuelta los taxistas les demos 5 pesos por cada unidad. Para nosotros no es justo porque la chamba está baja”, señalaron.
“Ellos son comerciantes, que a eso se dediquen; nosotros somos taxistas, que no quieran imponernos cuotas. ¿De cuándo acá nosotros somos parte de su negocio o su sustento?”, expresaban.
A su vez, Pedro Solares, dirigente de la FUTV, insistió ante reporteros que lo abordaron: “Nos conocemos de toda la vida y entre los dos habrá diálogo. Eso es lo más importante”, en referencia a Pelcastre.
Luego, a EL SOL DE HIDALGO le declaró que “hubo la autorización para crear un nuevo paradero aquí, en La Asunción, y golpearon a dos choferes, papá e hijo que estaban aquí. Alardearon ser de una organización… que esto… que lo otro. Ahora nos comenta (Pelcastre) que no son de su grupo, sino unos vándalos de Patoni que tienen dominado el asunto aquí, y lo principal, es gente que quiere apropiarse de paraderos y pedir cuotas y robarse las cosas de los usuarios”.
Acotó divertido y entre risas: “Entre nosotros (Pelcastre y Solares) nunca nos hemos peleado; a lo mejor nos hemos gruñido, pero no ha pasado a más”, concluyó el líder de la organización fundada en 1955.