imagotipo

Donald Trump canta victoria con su decreto antiinmigrante

WASHINGTON, DC.- La Corte Suprema de Estados Unidos autorizó ayer la aplicación parcial del controvertido decreto migratorio del presidente Donald Trump, quien celebró esta decisión como una “clara victoria” para la seguridad nacional.

El decreto, cuyos efectos habían resultado bloqueados por cortes de apelaciones, pone un freno temporario al ingreso de viajeros y refugiados de seis países de mayoría musulmana.

Por decisión de la Corte, la restricción al ingreso podrá ser aplicada a personas “que no poseen ninguna relación de buena fe con personas o entidades en Estados Unidos”, hasta que el mismo tribunal analice detalladamente la cuestión en octubre. Instantes más tarde de conocerse esta decisión, Trump la celebró como una “victoria” para la seguridad nacional de Estados Unidos.

“La decisión unánime de la Corte Suprema es una clara victoria para nuestra seguridad nacional. Permite que se torne efectiva en parte la suspensión de los viajes para seis países inclinados al terrorismo y la suspensión a los refugiados”, afirmó el presidente en un comunicado.

“RESTABLECE LA AUTORIDAD”

En su comunicado, Trump dijo que “como presidente, no puedo permitir la entrada a nuestro país de gente que quiere hacernos daño” y aseguró que su “responsabilidad número uno como Comandante en Jefe es mantener seguros a los estadounidenses”.

Sin embargo, la mención que hizo Trump de una “decisión unánime” ya es objeto de controversia, ya que la decisión de la Corte fue adoptada ‘per curiam’, en nombre de la corte, pero no significa que los jueces emitieron el mismo voto sin desacuerdos específicos.

En tanto, el Departamento de Seguridad Interior (DHS) afirmó que la decisión de la Corte Suprema “restablece la autoridad constitucional del poder Ejecutivo para defender nuestras fronteras”.

A su vez, el fiscal general, Jeff Sessions, también festejó el carácter “unánime” de la decisión de la Corte. Carl Tobias, de la Escuela de Derecho de la Universidad de Richmond, dijo que la decisión “no es unánime, porque tres jueces emitieron juicios divergentes en parte”.