/ martes 1 de mayo de 2018

Texas y otros seis estados interponen nueva demanda para terminar DACA

El Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia protege a unos 700 mil jóvenes indocumentados de la deportación

Texas interpuso hoy una nueva demanda contra el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), a fin de reforzar los esfuerzos del presidente Donald Trump para quitar la protección a unos 700 mil jóvenes indocumentados de la deportación del país.


El procurador general de Texas, Ken Paxton, interpuso la demanda este martes en una Corte Federal de Brownsville, Texas, junto con los procuradores estatales de Alabama, Arkansas, Louisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental.


Paxton había prometido en junio de 2017 interponer una demanda contra DACA si la administración de Trump no lo había terminado para septiembre de 2017.


Después de que los fallos de las cortes federales bloquearon los esfuerzos de la administración Trump para finalizar el programa, Paxton aseguró en enero pasado que consideraría presentar una demanda si DACA aún se mantenía vigente para junio.

Sin embargo, un fallo judicial favor de DACA la semana pasada parece haber acelerado los planes del procurador estatal de Texas.


El pasado 24 de abril, el juez federal John Bates de la Corte Federal en Washington DC, ordenó a la administración Trump restablecer DACA, incluyendo a nuevos solicitantes, al considerar que su decisión de terminar el programa fue “ilegal”.


La decisión del juez constituyo el tercer revés y con mucho la más fuerte, a los esfuerzos de la administración Trump para rescindir el programa. Jueces en California y Nueva York habían ordenado previamente al gobierno que renovara los permisos de trabajo para los inmigrantes inscritos en el programa.


El programa DACA fue creado por una orden ejecutiva del presidente Barack Obama en noviembre de 2012, para permitir que quienes llegaron de niños en forma indocumentada a este país pudieran permanecer y obtener permisos de trabajo por dos años, renovables, si cumplían ciertos requisitos.


Al presentar la demanda este martes, el procurador Paxton reiteró que DACA “es un programa ilegal que pretendió conceder presencia legal y permisos de trabajo a casi un millón de extranjeros presentes ilícitamente sin autorización del congreso”.

Texas interpuso hoy una nueva demanda contra el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), a fin de reforzar los esfuerzos del presidente Donald Trump para quitar la protección a unos 700 mil jóvenes indocumentados de la deportación del país.


El procurador general de Texas, Ken Paxton, interpuso la demanda este martes en una Corte Federal de Brownsville, Texas, junto con los procuradores estatales de Alabama, Arkansas, Louisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental.


Paxton había prometido en junio de 2017 interponer una demanda contra DACA si la administración de Trump no lo había terminado para septiembre de 2017.


Después de que los fallos de las cortes federales bloquearon los esfuerzos de la administración Trump para finalizar el programa, Paxton aseguró en enero pasado que consideraría presentar una demanda si DACA aún se mantenía vigente para junio.

Sin embargo, un fallo judicial favor de DACA la semana pasada parece haber acelerado los planes del procurador estatal de Texas.


El pasado 24 de abril, el juez federal John Bates de la Corte Federal en Washington DC, ordenó a la administración Trump restablecer DACA, incluyendo a nuevos solicitantes, al considerar que su decisión de terminar el programa fue “ilegal”.


La decisión del juez constituyo el tercer revés y con mucho la más fuerte, a los esfuerzos de la administración Trump para rescindir el programa. Jueces en California y Nueva York habían ordenado previamente al gobierno que renovara los permisos de trabajo para los inmigrantes inscritos en el programa.


El programa DACA fue creado por una orden ejecutiva del presidente Barack Obama en noviembre de 2012, para permitir que quienes llegaron de niños en forma indocumentada a este país pudieran permanecer y obtener permisos de trabajo por dos años, renovables, si cumplían ciertos requisitos.


Al presentar la demanda este martes, el procurador Paxton reiteró que DACA “es un programa ilegal que pretendió conceder presencia legal y permisos de trabajo a casi un millón de extranjeros presentes ilícitamente sin autorización del congreso”.

Policiaca

Vuelca pipa de gas LP en Tlaxiaca

Cuerpos de auxilio contienen escape de combustible

Deportes

Pachuca con ventaja, ganó 3-1 al América

El domingo se juega el partido de vuelta a las 20:05 horas

Local

Bulevares cerrados por bloqueo de camioneros

Se arma el caos para docentes que reciben vacuna