/ lunes 28 de enero de 2019

SIP condena detención de periodista brasileño en Venezuela

El periodista Rodrigo Lopes, enviado especial a Caracas del Grupo RBS de Brasil, fue retenido y mantenido incomunicado en una unidad militar frente al Palacio Miraflores

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la detención temporal de un periodista brasileño en Venezuela, al considerarla una práctica abusiva del gobierno que la utiliza para intimidar y restringir la circulación de información independiente y de interés público internacional.

El periodista Rodrigo Lopes, enviado especial a Caracas del Grupo RBS de Brasil, fue retenido el viernes 25 de enero y mantenido incomunicado en una unidad militar frente al Palacio Miraflores durante dos horas. Agentes del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa) retuvieron su pasaporte y el celular que luego fueron devueltos. El periodista, quien regresó a Brasil, fue fotografiado y amenazado con prisión.

Lopes fue detenido cuando fotografiaba a partidarios de Maduro en las cercanías del Palacio Miraflores. Un hombre vestido de civil le arrebató al periodista el teléfono y al revisarlo encontró imágenes y videos tomados horas antes en su labor profesional en una manifestación en apoyo a Juan Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela, cargo reconocido por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El desconocido acusó al periodista brasileño de ser militante de la oposición.

La presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, condenó la detención de Lopes que llamó "una práctica abusiva del gobierno para intimidar y restringir la circulación de información independiente y de interés público internacional". Domínguez, directora del diario El País de Cali, Colombia, responsabilizó "al gobierno por la seguridad de los periodistas que intentan informar a la opinión pública sobre la convulsa situación que atraviesa Venezuela". Subrayó que "al coartarle a los periodistas la búsqueda y divulgación de información, se viola el derecho de los ciudadanos a estar informados".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, expresó que "los periodistas nacionales y extranjeros que informan sobre la crisis en Venezuela están expuestos a sufrir detenciones temporales o permanentes, entre otros riesgos". Rock, director del portal de noticias La Silla Rota de Ciudad de México, México, añadió que "ante estas amenazas los periodistas tienen la obligación de ser precavidos y preservar su seguridad".

El 13 de enero las periodistas venezolanas Osmary Hernández, corresponsal de la cadena CNN y Beatriz Adrián, corresponsal de Caracol Noticias de Colombia, fueron detenidas temporalmente y en noviembre tres periodistas brasileños y uno español fueron retenidos durante varias horas.

Desde el año pasado dos periodistas están encarcelados en Venezuela: Jesús Medina Ezaine, de la página web Dolar Today, arrestado en septiembre y Billy Six, documentalista independiente alemán preso desde noviembre.

De acuerdo a un balance de Ipys Venezuela entre el 23 y el 24 de enero se registró "censura de canales extranjeros, cautela informativa en impresos, silencios televisivos, limitación de opiniones en la radio, bloqueos en internet y con baja velocidad para la navegación". El informe agrega que se reportaron 16 casos de restricciones al ejercicio periodístico.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la detención temporal de un periodista brasileño en Venezuela, al considerarla una práctica abusiva del gobierno que la utiliza para intimidar y restringir la circulación de información independiente y de interés público internacional.

El periodista Rodrigo Lopes, enviado especial a Caracas del Grupo RBS de Brasil, fue retenido el viernes 25 de enero y mantenido incomunicado en una unidad militar frente al Palacio Miraflores durante dos horas. Agentes del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa) retuvieron su pasaporte y el celular que luego fueron devueltos. El periodista, quien regresó a Brasil, fue fotografiado y amenazado con prisión.

Lopes fue detenido cuando fotografiaba a partidarios de Maduro en las cercanías del Palacio Miraflores. Un hombre vestido de civil le arrebató al periodista el teléfono y al revisarlo encontró imágenes y videos tomados horas antes en su labor profesional en una manifestación en apoyo a Juan Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela, cargo reconocido por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El desconocido acusó al periodista brasileño de ser militante de la oposición.

La presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, condenó la detención de Lopes que llamó "una práctica abusiva del gobierno para intimidar y restringir la circulación de información independiente y de interés público internacional". Domínguez, directora del diario El País de Cali, Colombia, responsabilizó "al gobierno por la seguridad de los periodistas que intentan informar a la opinión pública sobre la convulsa situación que atraviesa Venezuela". Subrayó que "al coartarle a los periodistas la búsqueda y divulgación de información, se viola el derecho de los ciudadanos a estar informados".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, expresó que "los periodistas nacionales y extranjeros que informan sobre la crisis en Venezuela están expuestos a sufrir detenciones temporales o permanentes, entre otros riesgos". Rock, director del portal de noticias La Silla Rota de Ciudad de México, México, añadió que "ante estas amenazas los periodistas tienen la obligación de ser precavidos y preservar su seguridad".

El 13 de enero las periodistas venezolanas Osmary Hernández, corresponsal de la cadena CNN y Beatriz Adrián, corresponsal de Caracol Noticias de Colombia, fueron detenidas temporalmente y en noviembre tres periodistas brasileños y uno español fueron retenidos durante varias horas.

Desde el año pasado dos periodistas están encarcelados en Venezuela: Jesús Medina Ezaine, de la página web Dolar Today, arrestado en septiembre y Billy Six, documentalista independiente alemán preso desde noviembre.

De acuerdo a un balance de Ipys Venezuela entre el 23 y el 24 de enero se registró "censura de canales extranjeros, cautela informativa en impresos, silencios televisivos, limitación de opiniones en la radio, bloqueos en internet y con baja velocidad para la navegación". El informe agrega que se reportaron 16 casos de restricciones al ejercicio periodístico.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Policiaca

Localizan cuerpos de una pareja ejecutada

Nuevo caso de violencia en Nopala, donde suman ya 14 víctimas mortales; autoridades ya investigan los hechos

Local

Reforma electoral crea incertidumbre

Tema indígena y asignación de regidores de representación proporcional son algunos ejemplos

Futbol

Ella es la mujer que le regalaba hamburguesas a CR7 cuando era pobre

Cristiano Ronaldo recordó que en ese entonces era jugador del Sporting de Lisboa

Justicia

Pide Osorio Chong no desechar investigaciones sobre Ayotzinapa

El exsecretario de Gobernación se mostró dispuesto a colaborar con la información que requieran las nuevas pesquisas

Policiaca

Atropellan a panadero en bulevar de Huejutla

Por una falla mecánica de un comprador de libretas y cuadernos

Celebridades

¡Ya llegó su Pachucote! Hoy se cumplen 104 años del nacimiento de Tin Tan

Google hizo un homenaje al Rey del Barrio con uno de sus ya famosos doodles

Deportes

Alexa Moreno abandonó competencia en la Copa del Mundo

La gimnasta mexicana buscaba una presea, ya que este encuentro reparte puntos para el ranking internacional rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020