/ martes 13 de octubre de 2020

Niños de Yemen regresan a clases en escuela en ruinas

Las familias de la localidad limpiaron el recinto de minas para un regreso gradual a clases

La escuela Al Wehdah, cerca de la ciudad de Taiz (suroeste de Yemen), recibe a sus alumnos al inicio del año escolar, en medio de la pandemia, con paredes pulverizadas por los bombardeos, techos destrozados y vigas que se tambalean, en un país devastado tras seis años de guerra.

No hay puertas, ni ventanas, ni mesas. Los niños se conforman con viejos cuadernos para asistir a las clases que valientes maestros dictan bajo techos de hormigón que corren el riesgo de derrumbarse en cualquier momento. Ali Sultan, padre de un alumno, muestra una pared en la que se lee en color rojo "peligro de minas". Esta escuela, destruida en parte por un bombardeo en 2016, se encuentra en medio de un campo minado que ha sido limpiado para permitir el regreso de los alumnos. "Tuvimos que tomar una decisión difícil: o los dejábamos en casa o tomábamos el riesgo de hacerlos estudiar bajo los escombros", asegura Sultan.

"Pasamos momentos muy difíciles", remarca el padre del alumno haciendo referencia a los combates que tuvieron lugar en esta gran ciudad entre las fuerzas oficialistas y los rebeldes hutíes, que no dudan en disparar contra cualquier objetivo para responder a los ataques.

Según el director de Educación de toda la provincia de Taiz, Abdel Wasseh Chaddad, solamente en la capital homónima "al menos 47 escuelas fueron destruidas totalmente en los combates".

En Yemen, alrededor de dos millones de niños no cuentan con ningún tipo de escolaridad, debido a la guerra entre hutíes y el gobierno / Foto: AFP

"PELIGRO DE DERRUMBE"

Chaddad se refiere también a la difícil decisión que debió tomar.

Asegura haber sido obligado a cerrar las escuelas destruidas y a dirigir a los estudiantes hacia los lugares donde pudieran recibirlos, incluso si eso implicaba que algunos de ellos tuvieran que hacer varios kilómetros para llegar allí.

Sin tener un pizarrón, Jamila al Wafi escribe el tema de la clase en lápiz sobre una viga de soporte. Los alumnos, sentados en el suelo, escuchan con atención y escriben en sus cuadernos.

Terminada la lección, bajan del aula, ubicada en el primer piso, usando un techo colapsado que funciona como escalera.

"Tenemos 500 alumnos", asegura Wafi, vestida de negro con el rostro cubierto por un niqab, aclarando que niños y niñas asisten a clases por separado.

"Pedimos al mundo entero y a los empresarios que salven esta escuela que puede derrumbarse en cualquier momento", implora.

En el patio, los niños y las niñas se alinean en silencio mientras esperan para ingresar a las aulas o hacer deporte.

"¿UNA GENERACIÓN PERDIDA?"

En todo Yemen, más de dos mil 500 escuelas quedaron sin funcionamiento en 2019 según la ONU, de las cuales dos tercios fueron dañadas por los ataques, 27 por ciento cerradas y siete por ciento son utilizadas por el ejército o como refugios para personas sin hogar.

Dos de los siete millones de niños yemeníes en edad escolar no están escolarizados, según la misma fuente.

La guerra en Yemen enfrenta a los rebeldes hutíes, cercanos a Irán -que controlan Saná- y gran parte del norte del paíscon el gobierno, apoyado militarmente por una coalición liderada por Arabia Saudita.

El conflicto se ha cobrado decenas de miles de vidas, en su mayoría civiles, según organizaciones no gubernamentales internacionales y ha provocado lo que la ONU ha descrito como la peor crisis humanitaria del mundo.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La escuela Al Wehdah, cerca de la ciudad de Taiz (suroeste de Yemen), recibe a sus alumnos al inicio del año escolar, en medio de la pandemia, con paredes pulverizadas por los bombardeos, techos destrozados y vigas que se tambalean, en un país devastado tras seis años de guerra.

No hay puertas, ni ventanas, ni mesas. Los niños se conforman con viejos cuadernos para asistir a las clases que valientes maestros dictan bajo techos de hormigón que corren el riesgo de derrumbarse en cualquier momento. Ali Sultan, padre de un alumno, muestra una pared en la que se lee en color rojo "peligro de minas". Esta escuela, destruida en parte por un bombardeo en 2016, se encuentra en medio de un campo minado que ha sido limpiado para permitir el regreso de los alumnos. "Tuvimos que tomar una decisión difícil: o los dejábamos en casa o tomábamos el riesgo de hacerlos estudiar bajo los escombros", asegura Sultan.

"Pasamos momentos muy difíciles", remarca el padre del alumno haciendo referencia a los combates que tuvieron lugar en esta gran ciudad entre las fuerzas oficialistas y los rebeldes hutíes, que no dudan en disparar contra cualquier objetivo para responder a los ataques.

Según el director de Educación de toda la provincia de Taiz, Abdel Wasseh Chaddad, solamente en la capital homónima "al menos 47 escuelas fueron destruidas totalmente en los combates".

En Yemen, alrededor de dos millones de niños no cuentan con ningún tipo de escolaridad, debido a la guerra entre hutíes y el gobierno / Foto: AFP

"PELIGRO DE DERRUMBE"

Chaddad se refiere también a la difícil decisión que debió tomar.

Asegura haber sido obligado a cerrar las escuelas destruidas y a dirigir a los estudiantes hacia los lugares donde pudieran recibirlos, incluso si eso implicaba que algunos de ellos tuvieran que hacer varios kilómetros para llegar allí.

Sin tener un pizarrón, Jamila al Wafi escribe el tema de la clase en lápiz sobre una viga de soporte. Los alumnos, sentados en el suelo, escuchan con atención y escriben en sus cuadernos.

Terminada la lección, bajan del aula, ubicada en el primer piso, usando un techo colapsado que funciona como escalera.

"Tenemos 500 alumnos", asegura Wafi, vestida de negro con el rostro cubierto por un niqab, aclarando que niños y niñas asisten a clases por separado.

"Pedimos al mundo entero y a los empresarios que salven esta escuela que puede derrumbarse en cualquier momento", implora.

En el patio, los niños y las niñas se alinean en silencio mientras esperan para ingresar a las aulas o hacer deporte.

"¿UNA GENERACIÓN PERDIDA?"

En todo Yemen, más de dos mil 500 escuelas quedaron sin funcionamiento en 2019 según la ONU, de las cuales dos tercios fueron dañadas por los ataques, 27 por ciento cerradas y siete por ciento son utilizadas por el ejército o como refugios para personas sin hogar.

Dos de los siete millones de niños yemeníes en edad escolar no están escolarizados, según la misma fuente.

La guerra en Yemen enfrenta a los rebeldes hutíes, cercanos a Irán -que controlan Saná- y gran parte del norte del paíscon el gobierno, apoyado militarmente por una coalición liderada por Arabia Saudita.

El conflicto se ha cobrado decenas de miles de vidas, en su mayoría civiles, según organizaciones no gubernamentales internacionales y ha provocado lo que la ONU ha descrito como la peor crisis humanitaria del mundo.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Madre e hija son buscadas en Metztitlán

Esta madrugada fue hallada abandonada la camioneta en la que viajaban

Local

Gobierno de Hidalgo pagará para que le hagan iniciativas

Se emitió una licitación para que trabajen en reformas en materia de transparencia proactiva y combate a la corrupción

Local

Taxistas, inconformes con pago de aplicación móvil

Pidieron que no se ensañe el gobierno con el pago “extra” para la plataforma

Local

Hoy último día de vacuna de sarampión y rubéola

Se tenían 300 mil dosis disponibles y aún quedaban pendientes de aplicar 90 mil

Regional

Pepenadores bloquean basurero en defensa de su fuente de trabajo

Piden a la presidencia municipal que sean incluidos en el siguiente proyecto que habrá de sustituir el depósito municipal de desechos

Local

Conciliación será obligaría antes de demanda: STPSH

La apuesta es resolver sin juicio 80 por ciento de los conflictos entre patrones y trabajadores

Deportes

Atletas infantiles corren 100 metros

Las pruebas se realizarán con intervalos para evitar aglomeraciones

Deportes

Peloteros buscan cerrar muy fuerte

El equipo BGD se mantienen en el segundo lugar de la competencia