/ sábado 23 de marzo de 2019

Fieles comienzan a regresar a mezquitas en Nueva Zelanda tras ataque

Tras investigaciones, la policía entregó los dos centros de oración a la comunidad musulmana

Las mezquitas de Al Noor y Linwood, ubicadas en la ciudad de Christchurch, reabrieron hoy sus puertas tras permanecer cerradas durante una semana por el ataque del que fueron blanco, considerado el peor en Nueva Zelanda con un saldo de unos 50 muertos y 50 heridos.

La policía informó que hizo entrega de ambos centros de oración a la comunidad musulmana, cuyos miembros regresaron –en pequeños grupos- a las mezquitas a orar por las víctimas del ataque del pasado 15 de marzo y por la paz, de acuerdo con reportes del diario local The Herald.

Mezquitas fueron cerradas

Las mezquitas fueron cerradas para investigar los hechos y se mantuvieron vigiladas hasta este sábado, cuando la policía retiró el cordón de seguridad tras borrar toda evidencia del ataque, aunque mantendrá su presencia con agentes armados en los alrededores de éstas y otras mezquitas del país.

Brenton Tarrant, un australiano de 28 años de edad, fue considerado por la Policía neozelandesa como el único responsable del ataque contra las dos mezquitas de Christchurch, y permanecerá en prisión provisional por asesinato, hasta su comparecencia ante el juez en abril próximo.

En la mezquita de Al Noor mató a 42 personas, mientras en la de Linwood causó otros ocho muertos, en un ataque que transmitió en vivo a través de un video durante unos 17 minutos.

La reapertura de las mezquitas tiene lugar mientras se realizan este fin de semana en Christchurch varios eventos para recordar a las víctimas, entre ellos una marcha de unas tres mil personas que comenzó el viernes y una vigilia progranada para la noche del domingo.

Las mezquitas de Al Noor y Linwood, ubicadas en la ciudad de Christchurch, reabrieron hoy sus puertas tras permanecer cerradas durante una semana por el ataque del que fueron blanco, considerado el peor en Nueva Zelanda con un saldo de unos 50 muertos y 50 heridos.

La policía informó que hizo entrega de ambos centros de oración a la comunidad musulmana, cuyos miembros regresaron –en pequeños grupos- a las mezquitas a orar por las víctimas del ataque del pasado 15 de marzo y por la paz, de acuerdo con reportes del diario local The Herald.

Mezquitas fueron cerradas

Las mezquitas fueron cerradas para investigar los hechos y se mantuvieron vigiladas hasta este sábado, cuando la policía retiró el cordón de seguridad tras borrar toda evidencia del ataque, aunque mantendrá su presencia con agentes armados en los alrededores de éstas y otras mezquitas del país.

Brenton Tarrant, un australiano de 28 años de edad, fue considerado por la Policía neozelandesa como el único responsable del ataque contra las dos mezquitas de Christchurch, y permanecerá en prisión provisional por asesinato, hasta su comparecencia ante el juez en abril próximo.

En la mezquita de Al Noor mató a 42 personas, mientras en la de Linwood causó otros ocho muertos, en un ataque que transmitió en vivo a través de un video durante unos 17 minutos.

La reapertura de las mezquitas tiene lugar mientras se realizan este fin de semana en Christchurch varios eventos para recordar a las víctimas, entre ellos una marcha de unas tres mil personas que comenzó el viernes y una vigilia progranada para la noche del domingo.

Policiaca

Mueren cuatro en una volcadura

Hay dos personas más lesionadas de gravedad

Policiaca

Tomó la policía estatal el mando de la seguridad en Atotonilco de Tula

Alejandro Valdivia asumió la dirección de Seguridad Pública Municipal