/ domingo 14 de enero de 2018

Dueño de Lactalis asume escándalo de leche contaminada con salmonela

El grupo factura 17.300 millones de euros anuales y tiene 75 mil empleados que trabajan en 246 fábricas en 43 países, entre ellos México

Para tratar de poner punto final al mayor escándalo de la industria alimentaria de los últimos años en Francia, el gigante Lactalis  —primer productor mundial de lácteos—, aceptó retirar del mercado 12 millones de lotes de leche infantil contaminada con salmonella e indemnizar a las familias de los bebés que debieron ser hospitalizados.

En la primera entrevista a la prensa concedida en sus 47 años de vida, el director general de ese imperio, Emmanuel Besnier, reconoció que su empresa demoró en reaccionar, lo que provocó una inusual propagación de la epidemia, que se extendió a 83 países y provocó numerosos casos graves. Hasta ahora, 35 bebés menores de seis meses debieron recibir atención médica en Francia, uno en España y otro en Grecia. Pero los especialistas creen que pudo haber otros numerosos episodios que no fueron correctamente diagnosticados como gastroenteritis.

Besnier, heredero del imperio fundado por su abuelo en 1933, salió por primera vez a la pública el viernes cuando fue convocado por el ministro de Economía, Bruno Le Maire, para dar explicaciones sobre ese escándalo que mantiene en suspenso a la sociedad francesa desde hace casi dos meses. El episodio había alcanzado tales proporciones que amenazaba con colocar en dificultades al gobierno.

Foto Reuters

 

Hasta ese momento prácticamente no existía ninguna foto de Besnier, considerado como el empresario más enigmático de Francia. Tampoco hay demasiadas informaciones sobre el funcionamiento de ese coloso que es el segundo grupo alimentario de Francia detrás de Danone. La compañía no divulga sus balances anuales, lo que la obliga a pagar una multa importante todos los años.

Fabricante de quesos, leche, yogures y postres, manteca y crema, así como varias categorías de alimentos infantil, el grupo factura 17.300 millones de euros anuales y tiene 75 mil empleados que trabajan en 246 fábricas en 43 países, entre ellos México.

Tanto el escándalo de la salmonela como el secreto enfermizo que rodea al grupo y el enigmático comportamiento del responsable de la empresa, pueden asestar un severo golpe al prestigio comercial de un grupo. Debido al problema que surgió en una planta de fabricación ubicada en Craon, al oeste de Francia, surgieron fuertes sospechas de que ese gigante menospreciaba la higiene y las medidas sanitarias de seguridad en el proceso de fabricación.

Foto Especial

 

Para tratar de poner punto final al mayor escándalo de la industria alimentaria de los últimos años en Francia, el gigante Lactalis  —primer productor mundial de lácteos—, aceptó retirar del mercado 12 millones de lotes de leche infantil contaminada con salmonella e indemnizar a las familias de los bebés que debieron ser hospitalizados.

En la primera entrevista a la prensa concedida en sus 47 años de vida, el director general de ese imperio, Emmanuel Besnier, reconoció que su empresa demoró en reaccionar, lo que provocó una inusual propagación de la epidemia, que se extendió a 83 países y provocó numerosos casos graves. Hasta ahora, 35 bebés menores de seis meses debieron recibir atención médica en Francia, uno en España y otro en Grecia. Pero los especialistas creen que pudo haber otros numerosos episodios que no fueron correctamente diagnosticados como gastroenteritis.

Besnier, heredero del imperio fundado por su abuelo en 1933, salió por primera vez a la pública el viernes cuando fue convocado por el ministro de Economía, Bruno Le Maire, para dar explicaciones sobre ese escándalo que mantiene en suspenso a la sociedad francesa desde hace casi dos meses. El episodio había alcanzado tales proporciones que amenazaba con colocar en dificultades al gobierno.

Foto Reuters

 

Hasta ese momento prácticamente no existía ninguna foto de Besnier, considerado como el empresario más enigmático de Francia. Tampoco hay demasiadas informaciones sobre el funcionamiento de ese coloso que es el segundo grupo alimentario de Francia detrás de Danone. La compañía no divulga sus balances anuales, lo que la obliga a pagar una multa importante todos los años.

Fabricante de quesos, leche, yogures y postres, manteca y crema, así como varias categorías de alimentos infantil, el grupo factura 17.300 millones de euros anuales y tiene 75 mil empleados que trabajan en 246 fábricas en 43 países, entre ellos México.

Tanto el escándalo de la salmonela como el secreto enfermizo que rodea al grupo y el enigmático comportamiento del responsable de la empresa, pueden asestar un severo golpe al prestigio comercial de un grupo. Debido al problema que surgió en una planta de fabricación ubicada en Craon, al oeste de Francia, surgieron fuertes sospechas de que ese gigante menospreciaba la higiene y las medidas sanitarias de seguridad en el proceso de fabricación.

Foto Especial

 

Policiaca

A tiros matan a un sujeto en Progreso

Aún con vida fue llevado a al Hospital Regional, donde falleció al ser atendido

Policiaca

Taxista extraviado aparece en hospital

Fue presuntamente asaltado al aceptar dar un viaje al Edomex

Policiaca

Dos lesionados en riña a pie de carretera

En la gresca participaron cerca de 10 personas, incluyendo mujeres

Regional

Reabren compuertas del canal Requena

Campesinos de Francisco I. Madero tratarán de salvar cultivos que se perdían por falta de agua

Policiaca

Mujer escapa de presunto secuestro

Dijo ser conductora de UBER en la CDMX, donde fue al parecer privada de su libertad y traída a Pachuca

Policiaca

Localizan en hospital a taxista extraviado

Fue rescatado por policías y paramédicos, estaba supuestamente amarrado y golpeado

Policiaca

Pestañeo al volante, falleció una mujer

Tras perder el control del volante, la unidad se impactó contra la parte trasera de un tráiler

Policiaca

Arde una bodega llena de madera

Los vecinos intentaron apagar el fuego, pero no lo lograron

Policiaca

Dejaron a trailero atado en camarote

Solo le quitaron su cartera, pues transportaba cartón