/ jueves 9 de julio de 2020

Cuatro de cada 10 no pagan préstamos de tandas para el Bienestar

El Coneval señala el poco interés que generó el programa de microcréditos para pequeñas empresas

Al inicio de la epidemia de Covid-19, cuatro de cada 10 personas beneficiadas con el programa de Tandas para el Bienestar del gobierno del López Obrador, que recibieron hasta seis mil pesos, dejaron de pagar el reembolso, además de que hay “riesgo” de que el programa de microcréditos fomente la informalidad en México, advierte el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Otro de los problemas que detectó el Coneval fue el poco interés que generó el programa. “Es posible que los beneficiados rechazan el apoyo, ya sea porque el monto no les favorece o bien porque decide que no quiere contraer una deuda”, dice un informe del Consejo.

En la evaluación que realizó el Consejo reconoce que en el país existen formas de financiamiento a las microempresas que tienen créditos de sus proveedores de entre ocho y 15 días para pagar las mercancías y microfinancieras, aunque esto signifique pagar “tasas de usura” y sus prestamistas sean delincuentes que además, usan métodos delictivos para el cobro.

De las 349 mil 722 personas beneficiadas en el programa de la Secretaría de Economía registradas en el programa en el primer año, prevalece la pregunta de cómo se utilizaron esos recursos, si en realidad se utilizó para crear un negocio o fortalecer una microempresa, “Se intensifica la puesta en marcha de actividades de sobrevivencia, saturando los mercados locales con actividades similares que finalmente reducen las ganancias para todos”.

349 mil 722 personas fueron beneficiadas del programa de la Secretaría de Economía en 2019

En la evaluación a los 17 programas sociales prioritarios del Presidente, el Coneval sugiere crear un mecanismo para asegurar o motivar el pago del crédito por parte del beneficiario.

Para 2020, su presupuesto asignado es de dos mil 500 millones de pesos y al igual que el programa Sembrando Vida los recursos se administrarán a través del Fideicomiso de Microcréditos para el Bienestar, y se utilizarán para otorgar apoyos mediante financiamientos nuevos o subsecuentes.

En 2019, el programa de tandas atendió a 349 mil 722 personas de las 32 entidades federativas, con un microcrédito de 6 mil pesos. Del total de créditos, 71.1 por ciento (248 mil 548 personas) se entregaron a mujeres y 28.9 por ciento.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Al inicio de la epidemia de Covid-19, cuatro de cada 10 personas beneficiadas con el programa de Tandas para el Bienestar del gobierno del López Obrador, que recibieron hasta seis mil pesos, dejaron de pagar el reembolso, además de que hay “riesgo” de que el programa de microcréditos fomente la informalidad en México, advierte el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Otro de los problemas que detectó el Coneval fue el poco interés que generó el programa. “Es posible que los beneficiados rechazan el apoyo, ya sea porque el monto no les favorece o bien porque decide que no quiere contraer una deuda”, dice un informe del Consejo.

En la evaluación que realizó el Consejo reconoce que en el país existen formas de financiamiento a las microempresas que tienen créditos de sus proveedores de entre ocho y 15 días para pagar las mercancías y microfinancieras, aunque esto signifique pagar “tasas de usura” y sus prestamistas sean delincuentes que además, usan métodos delictivos para el cobro.

De las 349 mil 722 personas beneficiadas en el programa de la Secretaría de Economía registradas en el programa en el primer año, prevalece la pregunta de cómo se utilizaron esos recursos, si en realidad se utilizó para crear un negocio o fortalecer una microempresa, “Se intensifica la puesta en marcha de actividades de sobrevivencia, saturando los mercados locales con actividades similares que finalmente reducen las ganancias para todos”.

349 mil 722 personas fueron beneficiadas del programa de la Secretaría de Economía en 2019

En la evaluación a los 17 programas sociales prioritarios del Presidente, el Coneval sugiere crear un mecanismo para asegurar o motivar el pago del crédito por parte del beneficiario.

Para 2020, su presupuesto asignado es de dos mil 500 millones de pesos y al igual que el programa Sembrando Vida los recursos se administrarán a través del Fideicomiso de Microcréditos para el Bienestar, y se utilizarán para otorgar apoyos mediante financiamientos nuevos o subsecuentes.

En 2019, el programa de tandas atendió a 349 mil 722 personas de las 32 entidades federativas, con un microcrédito de 6 mil pesos. Del total de créditos, 71.1 por ciento (248 mil 548 personas) se entregaron a mujeres y 28.9 por ciento.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Lluvias causan estragos en Tianguistengo

Deslaves e inundaciones incomunican a habitantes de siete comunidades

Local

Por falta de clientes ya cerraron 22 carnicerías

Bajas ventas y la incapacidad para sostener los costos de operación obligaron a bajar la cortina a los establecimientos

Local

Retiran 73 enjambres en los últimos siete meses

Personal de Protección Civil las libera en el campo o entrega a apiario para su reproducción

Policiaca

Muere dentro de un rastro

Encontraron su cuerpo colgando de un cable

Local

Por irregularidades, Congreso cancela remate de vehículos

El Poder Legislativo recibió denuncia sobre supuestos actos de concentración

Regional

Quienes se han vacunado, aún pueden contagiarse de Covid-19

La dosis protege de cuadros graves de la enfermedad y disminuye la probabilidad de morir

Regional

Peligro en la carretera por enormes baches

Fuertes averías registran los autos que caen en ellos al transitar por carretera que comunica a Yahualica

Regional

Afectaciones por aguaceros

Solo daños materiales dejaron los fuertes aguaceros que cayeron en los primeros minutos de ayer

Regional

Alcaldesa cede ante tianguistas

Ambas partes establecen acuerdos tras seis meses de conflictos por la reubicación de lugares de trabajo