/ miércoles 8 de mayo de 2019

Corte ordena modificar acta de nacimiento de transexual en Jalisco

Como precedente la Corte recordó que toda persona tiene el derecho de definir su propia identidad sexual y de género

La Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó a un ciudadano un amparo para que el registro Civil de Jalisco emita una nueva acta de nacimiento para modificar el nombre y sexo asentados en el acta originalmente expedido al quejoso.

Al resolver un recurso de revisión, la Sala consideró que en el Estado de Jalisco la ley no prevé un procedimiento específico de cambio de sexo y nombre en el acta de nacimiento, por ello no puede limitar ni vaciar de contenido los derechos humanos reconocidos por la Constitución Federal y los Tratados Internacionales.

Como precedente la Corte recordó que toda persona tiene el derecho de definir su propia identidad sexual y de género y, corresponde al Estado garantizar esta decisión, misma que se refleja en los distintos registros y, principalmente, en el acta de nacimiento.

Y es que ante el vacío de la ley de Jalisco para que toda persona pueda modificar su identidad sexual mediante la emisión de una nueva acta de nacimiento, la Sala determinó que la expedición de tal documento de identidad debe realizarse mediante un procedimiento de aclaración ante el Registro Civil y no necesariamente mediante el desahogo de un proceso judicial de rectificación.

Los ministros de la Sala aclararon que la expedición de una nueva acta de nacimiento no se traduce en que la historia pasada de la persona desaparezca a partir de ese momento, por lo que todos aquellos actos del individuo que hubiere realizado bajo su identidad anterior y que traen aparejados efectos jurídicos, siguen produciéndolos y le son exigibles.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó a un ciudadano un amparo para que el registro Civil de Jalisco emita una nueva acta de nacimiento para modificar el nombre y sexo asentados en el acta originalmente expedido al quejoso.

Al resolver un recurso de revisión, la Sala consideró que en el Estado de Jalisco la ley no prevé un procedimiento específico de cambio de sexo y nombre en el acta de nacimiento, por ello no puede limitar ni vaciar de contenido los derechos humanos reconocidos por la Constitución Federal y los Tratados Internacionales.

Como precedente la Corte recordó que toda persona tiene el derecho de definir su propia identidad sexual y de género y, corresponde al Estado garantizar esta decisión, misma que se refleja en los distintos registros y, principalmente, en el acta de nacimiento.

Y es que ante el vacío de la ley de Jalisco para que toda persona pueda modificar su identidad sexual mediante la emisión de una nueva acta de nacimiento, la Sala determinó que la expedición de tal documento de identidad debe realizarse mediante un procedimiento de aclaración ante el Registro Civil y no necesariamente mediante el desahogo de un proceso judicial de rectificación.

Los ministros de la Sala aclararon que la expedición de una nueva acta de nacimiento no se traduce en que la historia pasada de la persona desaparezca a partir de ese momento, por lo que todos aquellos actos del individuo que hubiere realizado bajo su identidad anterior y que traen aparejados efectos jurídicos, siguen produciéndolos y le son exigibles.

Policiaca

Torturado lo aventaron a canal de agua sucia

Se desconoce la identidad de hombre encontrado en el lugar

Local

Avanza consolidación del Sistema Penal en Hidalgo

162 millones de pesos, el presupuesto que aplicó Hidalgo