/ lunes 4 de marzo de 2019

"No soy la señora, ni la esposa de…": Yasmín Esquivel revira críticas

La aspirante a ministra de la Suprema corte de Justicia de la Nación comparece ante la Comisión de Justicia del Senado

“No hay, ni ha habido, ningún vínculo de amistad o parentesco que afecte la independencia en mi función como juzgadora”, enfatizó la aspirante a ministra de la Suprema corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel Mossa, al comparecer ante la Comisión de Justicia.

“No soy la señora de…, o la esposa de”, reviró Esquivel Mossa a las críticas que se han generado en torno a su relación con el empresario José María Riobóo, y la cercanía de este con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“Soy una mujer, que como millones de mexicanas, me he hecho por mí misma, con una historia propia”, afirmó.

Al defender su idoneidad, la también magistrada presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, señaló que cuenta con 35 años de experiencia, de los cuales 20 se ha preparado en órganos de impartición de justicia, por lo que rechazó que su historia “en el ámbito público y jurídico no empezó hace unos meses, ni hace unos pocos años”.

Por ello, insistió en que ha construido su historia profesional valiéndose “del esfuerzo, los aciertos y errores; los desvelos y sueños; los éxitos y fracasos, de una sola persona: la que en este momento comparece”.

“Lo importante que es reconocer el valor intrínseco de la mujer y no a partir de cualquier vínculo con un hombre”, reconoció.

En este sentido, señaló que el merecimiento no sólo debe de ser por una cuota de género o por “la condición de ser mujer y que la verdadera equidad va de la mano de la capacidad, la experiencia, la honestidad, la preparación y la trayectoria”.

Por lo que refirió que el mérito es la opción más justa para los que aspiran a desarrollarse en una sociedad libre y democrática.

Además, mencionó que para que los juzgadores del país estén a la altura de las demandas de los mexicanos, éstos deben de ser independientes, imparciales, objetivos y profesionales.

“Independiente, sin que medie presión o influencia que favorezca a alguna de las partes; imparcial, porque es nuestra obligación buscar la justicia aplicando el derecho por igual para las partes en disputa; objetiva, la aplicación irrestricta de la ley como principio y la búsqueda de la justicia como máxima aspiración; profesional, demostrar nuestros conocimientos y experiencia, al ponerlos al servicio de una impartición de justicia pronta, expedita e imparcial; buscando siempre la excelencia en el desempeño de nuestra función, de forma humana, prudente, responsable, sencilla, honesta y con compromiso social”.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

Así mismo, dijo que es consciente que la impartición de justicia en México es uno de los grandes pendientes históricos, por lo que apuntó que los juzgadores tienen que asegurarse de que el derecho se nutra “no sólo de normas formalmente creadas, sino también de principios generales, valores y consideraciones que obliguen a los marcos jurídicos de todas las latitudes a prever el respeto irrestricto a los derechos humanos; así como, el compromiso ineludible del Estado y de sus instituciones, para velar por su protección y tutela efectiva”.

En el mismo tenor, Yasmín Esquivel sentenció que el reto que afronta la justicia en el presente no es menor, “por el contrario, nos encontramos en un momento paradigmático en la vida jurídica, política y social”, pues mencionó que la sociedad, exige un Estado de Derecho donde queden desterradas la corrupción y la impunidad, fenómenos que consideró son un cáncer en la sociedad mexicana.

“No hay, ni ha habido, ningún vínculo de amistad o parentesco que afecte la independencia en mi función como juzgadora”, enfatizó la aspirante a ministra de la Suprema corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel Mossa, al comparecer ante la Comisión de Justicia.

“No soy la señora de…, o la esposa de”, reviró Esquivel Mossa a las críticas que se han generado en torno a su relación con el empresario José María Riobóo, y la cercanía de este con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“Soy una mujer, que como millones de mexicanas, me he hecho por mí misma, con una historia propia”, afirmó.

Al defender su idoneidad, la también magistrada presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, señaló que cuenta con 35 años de experiencia, de los cuales 20 se ha preparado en órganos de impartición de justicia, por lo que rechazó que su historia “en el ámbito público y jurídico no empezó hace unos meses, ni hace unos pocos años”.

Por ello, insistió en que ha construido su historia profesional valiéndose “del esfuerzo, los aciertos y errores; los desvelos y sueños; los éxitos y fracasos, de una sola persona: la que en este momento comparece”.

“Lo importante que es reconocer el valor intrínseco de la mujer y no a partir de cualquier vínculo con un hombre”, reconoció.

En este sentido, señaló que el merecimiento no sólo debe de ser por una cuota de género o por “la condición de ser mujer y que la verdadera equidad va de la mano de la capacidad, la experiencia, la honestidad, la preparación y la trayectoria”.

Por lo que refirió que el mérito es la opción más justa para los que aspiran a desarrollarse en una sociedad libre y democrática.

Además, mencionó que para que los juzgadores del país estén a la altura de las demandas de los mexicanos, éstos deben de ser independientes, imparciales, objetivos y profesionales.

“Independiente, sin que medie presión o influencia que favorezca a alguna de las partes; imparcial, porque es nuestra obligación buscar la justicia aplicando el derecho por igual para las partes en disputa; objetiva, la aplicación irrestricta de la ley como principio y la búsqueda de la justicia como máxima aspiración; profesional, demostrar nuestros conocimientos y experiencia, al ponerlos al servicio de una impartición de justicia pronta, expedita e imparcial; buscando siempre la excelencia en el desempeño de nuestra función, de forma humana, prudente, responsable, sencilla, honesta y con compromiso social”.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

Así mismo, dijo que es consciente que la impartición de justicia en México es uno de los grandes pendientes históricos, por lo que apuntó que los juzgadores tienen que asegurarse de que el derecho se nutra “no sólo de normas formalmente creadas, sino también de principios generales, valores y consideraciones que obliguen a los marcos jurídicos de todas las latitudes a prever el respeto irrestricto a los derechos humanos; así como, el compromiso ineludible del Estado y de sus instituciones, para velar por su protección y tutela efectiva”.

En el mismo tenor, Yasmín Esquivel sentenció que el reto que afronta la justicia en el presente no es menor, “por el contrario, nos encontramos en un momento paradigmático en la vida jurídica, política y social”, pues mencionó que la sociedad, exige un Estado de Derecho donde queden desterradas la corrupción y la impunidad, fenómenos que consideró son un cáncer en la sociedad mexicana.

Policiaca

Chocan tráileres en el Arco Norte

Los elementos de rescate encargados de remover las unidades, tardaron varias horas en despejar la vía, debido a la magnitud del percance

Local

Dan 24 horas para revocar a comisionados del ITAIH

De no hacerlo, integrantes de la Comisión de Transparencia del Congreso se harán acreedores a una multa de 4 mil 344 pesos

Deportes

Jara igualó a Castillo como goleador histórico

Tiene al menos 10 partidos en la Liga para sembrar una nueva cifra

Local

Hidalgo espera a tres millones de visitantes en Semana Santa

Familias eligen parques acuáticos y Pueblos Mágicos

Local

Sin ocuparse, plazas destinadas a Hidalgo

En la entidad ocupan 19 mil 45 de 30 mil 890 que ofrece Jóvenes Construyendo el Futuro

Regional

Policías buscan estrategias para ganarse a los jóvenes

Detectarán signos de problemas sociales para ofrecer atención

Policiaca

Muere niño al caer en tambo de agua

Los padres creyeron que salió a la calle y lo buscaron con el apoyo de las redes sociales y la ciudadanía