/ miércoles 6 de febrero de 2019

Guardia Nacional, lejos de ser el gatillo a proceso de militarización: Monreal Ávila

El senador indicó que es una propuesta la lucha contra la inseguridad y la violencia

El senador Ricardo Monreal Ávila afirmó que la iniciativa de crear una Guardia Nacional “está lejos de ser el detonador o el gatillo de un proceso de militarización en el país’’.

Al contrario, añadió, es una propuesta para encauzar, redirigir y dar organicidad a la lucha contra la inseguridad y la violencia, desde bases constitucionales e institucionales más sólidas.

Destacó que la Guardia Nacional es una figura que está contemplada en dos constituciones sucesivas, las de 1857 y 1917, sin que se hayan desarrollado sus capacidades legales, institucionales, organizativas y presupuestales como cuerpo de seguridad.

“No es un invento; es una figura prevista, pero no desarrollada’’, sostuvo Monreal Ávila.

La lucha contra inseguridad y violencia

Monreal Ávila dijo que es una fuerza de seguridad intermedia entre el diseño militar clásico desarrollado para guerras convencionales y cuerpos civiles de seguridad pública estructurados para enfrentar amenazas no tradicionales o de mayor violencia que la delincuencia común, tales como el terrorismo, la delincuencia organizada y el narcotráfico, entre otros.


Explicó que una cuarta parte de países en el mundo (47 de 194 naciones soberanas), la mayor parte de ellos considerados como democracias consolidadas: Estados Unidos de América, Francia, Alemania, España, Italia, Australia, Japón y Corea del Sur, entre otros, disponen de una “fuerza de seguridad intermedia” que recibe denominaciones varias: Guardia Nacional, Guardia Civil, Policía Nacional, Carabineros, etcétera.

El carácter civil de la nueva Guardia Nacional está garantizado por el hecho de que el comandante supremo de las Fuerzas Armadas es un civil electo: el presidente de la República. El reclutamiento no se realiza de manera cerrada entre cuarteles, sino de manera abierta entre la población civil.

Además, la capacitación contempla una fuerte formación en el respeto a los derechos humanos y el manejo acotado de la fuerza letal; no hay fueros corporativos o de excepción para sus integrantes, y el procesamiento de faltas o abusos de autoridad corre a cargo de la justicia civil, no de tribunales especiales, entre otras diferencias con los llamados regímenes de seguridad militar.

El senador Ricardo Monreal Ávila afirmó que la iniciativa de crear una Guardia Nacional “está lejos de ser el detonador o el gatillo de un proceso de militarización en el país’’.

Al contrario, añadió, es una propuesta para encauzar, redirigir y dar organicidad a la lucha contra la inseguridad y la violencia, desde bases constitucionales e institucionales más sólidas.

Destacó que la Guardia Nacional es una figura que está contemplada en dos constituciones sucesivas, las de 1857 y 1917, sin que se hayan desarrollado sus capacidades legales, institucionales, organizativas y presupuestales como cuerpo de seguridad.

“No es un invento; es una figura prevista, pero no desarrollada’’, sostuvo Monreal Ávila.

La lucha contra inseguridad y violencia

Monreal Ávila dijo que es una fuerza de seguridad intermedia entre el diseño militar clásico desarrollado para guerras convencionales y cuerpos civiles de seguridad pública estructurados para enfrentar amenazas no tradicionales o de mayor violencia que la delincuencia común, tales como el terrorismo, la delincuencia organizada y el narcotráfico, entre otros.


Explicó que una cuarta parte de países en el mundo (47 de 194 naciones soberanas), la mayor parte de ellos considerados como democracias consolidadas: Estados Unidos de América, Francia, Alemania, España, Italia, Australia, Japón y Corea del Sur, entre otros, disponen de una “fuerza de seguridad intermedia” que recibe denominaciones varias: Guardia Nacional, Guardia Civil, Policía Nacional, Carabineros, etcétera.

El carácter civil de la nueva Guardia Nacional está garantizado por el hecho de que el comandante supremo de las Fuerzas Armadas es un civil electo: el presidente de la República. El reclutamiento no se realiza de manera cerrada entre cuarteles, sino de manera abierta entre la población civil.

Además, la capacitación contempla una fuerte formación en el respeto a los derechos humanos y el manejo acotado de la fuerza letal; no hay fueros corporativos o de excepción para sus integrantes, y el procesamiento de faltas o abusos de autoridad corre a cargo de la justicia civil, no de tribunales especiales, entre otras diferencias con los llamados regímenes de seguridad militar.

Local

Museo de Fotografía, con un millón de piezas

Es el único en su tipo en México y Latinoamérica, se localiza en Pachuca

Local

Alcaldía no autoriza licencias para bares

Por decisión de la Presidencia Municipal, desde el 2012 dejaron de otorgar esas licencias

Local

Por empresas fantasmas, ocho años de prisión

La propuesta es de la senadora Nuvia Mayorga y se votará en septiembre próximo

Policiaca

Conductor atropella a peatón, huye para volver a chocar y darse a la fuga

El conductor fue perseguido por su segunda víctima quien cuadras adelante le dio alcance, posteriormente fue detenido por policías municipales

Policiaca

Aparatoso accidente manda a dos jóvenes al hospital

El auto en el que viajaban se impactó contra casa y derribó poste de luz, en céntrico sector

Policiaca

Percance entre microbús y camioneta particular

La unidad de pasajeros, cubría la ruta, Tulancingo-Singuilucan, solo hubo daños materiales, informaron agentes viales

Regional

Alternativas solares bajan el uso y gasto en gas L.P

Quienes compraban combustible cada mes, ahora lo hacen cada cuatrimestre