imagotipo

Para indigentes, no existe el Año Nuevo

  • Redacción El Sol de México
  • en México

  • Pasan hambre y frío; el gozo de muchos es para ellos una fantasía

Las cenas de fin de año, el pavo oloroso a especias, el fulgor que resguarda la familia de los fríos y la ansiosa espera del año nuevo con una lista de propósitos, fueron sólo una mancha borrosa, incluso inexistente en la memoria de esos cuatro mil 500 indigentes que sobreviven en las calles de la Ciudad de México.

Para ellos no habrá año que parezca nuevo. Sólo la esquina en la que se resguardan cada noche, al pie de importantes museos como el del Arte y el Palacio de Bellas Artes. En los restaurantes, como sombras trashumantes, mendigan las sobras de los comensales, huelen las carnes finas de las parrillas argentinas, se imaginan los tamaños y los sabores, ¿Con las fantasías se satisfacen?

Entonces, regresan a pepenar PET, cartones, aluminio, caminan, buscan en los botes, se sumergen entre el desperdicio, la gente pasa y los mira, ahora ellos como camaleones, parte del desperdicio.

No tienen nombre, apenas algunos los conocen como el señor de Donceles o la que deambula por Tacuba, eso cuando tienen un lugar fijo; cuando no, cambalachean, hoy están en Madero, mañana en 16 de Septiembre y pasado sobre Juárez; encuentran a otros como ellos, se saludan con la mano, intercambian reciclaje, sacan una estopa, la inhalan, los ojos se les abren y disminuyen el hambre de la cena que no tendrán.

Antes de que se escuchen villancicos o las canciones de Espinoza Paz que amenizan la pista de patinaje del Zócalo, se oye en las calles contiguas a la plancha el clamor por una moneda o alimento, el llanto del bebé de la mujer indígena que no sabe cómo dirigirse a las personas que hablan castellano, solo les dirige una mirada, resguarda al crío para que sorba un poco del pecho desnutrido y extiende una mano temblorosa en la que se le comienzan a marcar las líneas que definen su esqueleto de madre.

El resto de los niños llegan y juegan con las cajas de madera, avientan los paquetes de chicles que no pudieron venderles a las parejas del Starbucks, se avientan entre ellos. Su madre los reprende y les señala los Trident.

Los infantes regresan a sus plazas, chocan con los consumidores navideños, corren entre las bolsas de Zara, Bershka, Palacio de Hierro y Pull and Bear, tiendas en cuyas cortinas arman cada noche un catre a base de cartón y cobijas pestilentes. Se detienen frente a las oficinas de Gobierno de la Ciudad de México.

Allá están tirados los “borrachines” que no brindaron con sidra ni degustaron el pavo que convidó el jefe de Gobierno a los capitalinos el 24 de diciembre. Ellos estaban lejos del concierto de imitadores y el armonioso discurso. En su lugar, veían pasar a familias de tres o cuatro personas con las bandejas chorreantes de ensalada de manzana.

El viento de las 19:00 horas se les cuela por los agujeros del pantalón y los tenis que se encontraron en algún tiradero, conforme avanza la noche se les entiesan las pantorrillas, se tiran en las bancas que rodean  las fuentes de la Alameda o detrás del Hemiciclo a Juárez, se hacen bolita, regresan a la posición fetal, se mueven y absorben su propio vaho para reducir los calambres del frío. Le preguntan a su cabeza cosas de su vida pasada, reviven los personajes y monologan hasta que los vence el cansancio o buscan algún licor adulterado que los adormezca.

Pasa el efecto, caminan entre los álamos oscuros, se pasean por las calles vacías del Centro Histórico y se instalan en los múltiples huecos del Monumento a la Revolución. Ven a sus vecinos, pero no se saludan, saben que están ahí para lo necesario, sobrevivir a uno de tantos días que ya no tiene caso calendarizar. Al fin llegan las 0:00 horas y se duermen debajo de los nombres de los héroes revolucionarios. El año inicia, indiferente, con ellos y sin ellos.

Feminicidio, hallan cuerpo de joven mujer

Feminicidio, hallan cuerpo de joven mujer

Encontraron a mujer encobijada, en tierras de la comunidad Acelotla

Jorge Luis Pérez

local

Supervisaron dos proyectos agroempresariales

Supervisaron dos proyectos agroempresariales

Pertenecen al Programa de Apoyo a Jóvenes Emprendedores Agrarios

Educación incluyente para alumnos con  discapacidad auditiva

Educación incluyente para alumnos con discapacidad auditiva

Ingresarán a la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital

Capacitan a mexicanos con técnicas alemanas

Capacitan a mexicanos con técnicas alemanas

Trabajadores tendrán mejores condiciones de vida y de empleo

“Permanente trabajo para mejorar  la salud”

“Permanente trabajo para mejorar la salud”

Delegada del IMSS brindó ayer su cuarto informe

Una hidalguense gana campeonato mundial

Una hidalguense gana campeonato mundial

Idania Leticia Alvarado, primer lugar en artes marciales

destacados

Pide el rector de la UNAM a la comunidad estudiantil no comprar drogas

Pide el rector de la UNAM a la comunidad estudiantil no comprar drogas

Graue reconoció que sustancias generan adicción y daños fisiológicos

Sin Margarita ni Anaya y con un error, así es el spot del PAN con los presidenciables

Sin Margarita ni Anaya y con un error, así es el spot del PAN con los presidenciables

Tras la controversia que causó tema, el líder partido no sale a cuadro

Analiza PGR citar a más exfuncionarios para colaborar en caso Odebrecht

Analiza PGR citar a más exfuncionarios para colaborar en caso Odebrecht

Hoy se presentará Emilio Lozoya para declarar por el supuesto soborno

Se importarán 18 millones de litros de gasolina de Estados Unidos a Baja California

Se importarán 18 millones de litros de gasolina de Estados Unidos a Baja California

Apuestan por un combustible de mejor calidad y precio que el de Pemex

Se importarán 18 millones de litros de gasolina de Estados Unidos a Baja California

Se importarán 18 millones de litros de gasolina de Estados Unidos a Baja California

Apuestan por un combustible de mejor calidad y precio que el de Pemex