/ miércoles 23 de octubre de 2019

Van por audiencia y los atacan con gas

Presidencia justifica la táctica de dispersión porque asegura que los asistentes se pusieron muy agresivos

CDMX. Elementos de la Policía Militar que custodian el Palacio Nacional rociaron con gas lacrimógeno a alrededor de 300 ediles de oposición de todo el país que protestaron ayer por más recursos para sus municipios, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador daba su habitual conferencia mañanera.

Héctor Castillo Olivares, alcalde de Santa Catarina, Nuevo León, fue uno de los gaseados. “Nos tocó, a mí, al alcalde de Chihuahua, Querétaro y a otros... nos gasearon al estar haciendo la manifestación pacífica, empezaron los empujones y después nos lanzaron gas”, dijo.

La protesta inició poco después de las cinco de la mañana y terminó alrededor de las siete. Unos alcaldes se fueron vomitando, y otros con los ojos llorosos.

El grupo de ediles estuvo encabezado por los presidentes de Huixquilucan, Enrique Vargas, de Nezahualcóyotl, Francisco Javier Castellón Fonseca, y de Uruapan, Víctor Manuel Manríquez González, se concentraron frente a la puerta Mariana desde las cinco y media de la mañana.

“El alcalde de Huixquilucan que estaba muy enjundioso, empujaba hacia los lados y hacia al frente, y eso generaba una situación de inseguridad para todos. Sí se detonó un dispositivo de gas, pero no se roció a nadie, se esparció en el ambiente”, justificó el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas.

Esta táctica de dispersión no había sido utilizada contra los anarquistas que protagonizado la violencia en las recientes marchas de la ciudad de México ni para taxistas inconformes con la competencia del servicio por aplicaciones ni contra los vendedores de la Central de Abasto, quienes bloquearon los accesos de Palacio Nacional en días pasados. Agitaban pancartas, tronaban un cohetón tras otro, y empujaron a trabajadores y elementos de seguridad de Palacio Nacional en un intento por lograr una audiencia con López Obrador.

El Vocero nacional del PAN, Fernando Herrera, reprochó la cerrazón del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se negó a abrir las puertas de Palacio Nacional para recibir a los alcaldes que se reunieron.

Precisó que la demanda es de seis mil millones de pesos más para seguridad, un aumento de diez por ciento en los Ramos 28 y 33, y la creación de un Fondo para Atender la Agenda Social que incluye atención médica, educación y apoyos para alimentación de la población.

De igual forma, aseveró, se están solicitando más recursos para el Fondo de Apoyo al Migrante y el Fondo Minero, cuya merma ha reducido la capacidad de los gobiernos municipales para atender las caravanas migrantes y para recuperarse ante la explotación de recursos naturales.

“Es una falta de respeto que se use gases lacrimógenos contra los alcaldes y que a los grupos que violentan la ley se les permitan toda clase de tropelías”, dijo.

A las siete de la mañana, justo en el arranque de la conferencia mañanera, personal de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República y de la Secretaría de Gobernación les pidieron a los manifestantes que se retiraran al Palacio de Bucareli, para iniciar una mesa de negociación con el subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta. Pero los alcaldes rechazaron la oferta.

Subieron los ánimos y debajo de una delicada estructura de triplay y andamios de metal, donde se está llevando a cabo la restauración del recinto histórico, los alcaldes inconformes empujaron la puerta Mariana y soltaron cohetones.

CDMX. Elementos de la Policía Militar que custodian el Palacio Nacional rociaron con gas lacrimógeno a alrededor de 300 ediles de oposición de todo el país que protestaron ayer por más recursos para sus municipios, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador daba su habitual conferencia mañanera.

Héctor Castillo Olivares, alcalde de Santa Catarina, Nuevo León, fue uno de los gaseados. “Nos tocó, a mí, al alcalde de Chihuahua, Querétaro y a otros... nos gasearon al estar haciendo la manifestación pacífica, empezaron los empujones y después nos lanzaron gas”, dijo.

La protesta inició poco después de las cinco de la mañana y terminó alrededor de las siete. Unos alcaldes se fueron vomitando, y otros con los ojos llorosos.

El grupo de ediles estuvo encabezado por los presidentes de Huixquilucan, Enrique Vargas, de Nezahualcóyotl, Francisco Javier Castellón Fonseca, y de Uruapan, Víctor Manuel Manríquez González, se concentraron frente a la puerta Mariana desde las cinco y media de la mañana.

“El alcalde de Huixquilucan que estaba muy enjundioso, empujaba hacia los lados y hacia al frente, y eso generaba una situación de inseguridad para todos. Sí se detonó un dispositivo de gas, pero no se roció a nadie, se esparció en el ambiente”, justificó el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas.

Esta táctica de dispersión no había sido utilizada contra los anarquistas que protagonizado la violencia en las recientes marchas de la ciudad de México ni para taxistas inconformes con la competencia del servicio por aplicaciones ni contra los vendedores de la Central de Abasto, quienes bloquearon los accesos de Palacio Nacional en días pasados. Agitaban pancartas, tronaban un cohetón tras otro, y empujaron a trabajadores y elementos de seguridad de Palacio Nacional en un intento por lograr una audiencia con López Obrador.

El Vocero nacional del PAN, Fernando Herrera, reprochó la cerrazón del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se negó a abrir las puertas de Palacio Nacional para recibir a los alcaldes que se reunieron.

Precisó que la demanda es de seis mil millones de pesos más para seguridad, un aumento de diez por ciento en los Ramos 28 y 33, y la creación de un Fondo para Atender la Agenda Social que incluye atención médica, educación y apoyos para alimentación de la población.

De igual forma, aseveró, se están solicitando más recursos para el Fondo de Apoyo al Migrante y el Fondo Minero, cuya merma ha reducido la capacidad de los gobiernos municipales para atender las caravanas migrantes y para recuperarse ante la explotación de recursos naturales.

“Es una falta de respeto que se use gases lacrimógenos contra los alcaldes y que a los grupos que violentan la ley se les permitan toda clase de tropelías”, dijo.

A las siete de la mañana, justo en el arranque de la conferencia mañanera, personal de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República y de la Secretaría de Gobernación les pidieron a los manifestantes que se retiraran al Palacio de Bucareli, para iniciar una mesa de negociación con el subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta. Pero los alcaldes rechazaron la oferta.

Subieron los ánimos y debajo de una delicada estructura de triplay y andamios de metal, donde se está llevando a cabo la restauración del recinto histórico, los alcaldes inconformes empujaron la puerta Mariana y soltaron cohetones.

Policiaca

Asaltan empresa refresquera en Tepeji

Cuatro sujetos armados someten a vigilantes y empleados

Sociedad

Disminuyen los migrantes haitianos en Tapachula y otro grupo deja Tamaulipas

Según el Centro de Dignificación Humana han salido 12 mil migrantes haitianos

Sociedad

Baja la participación de mujeres en puestos de tecnología en México

Las mujeres que se desarrollan en el sector tecnológico reciben 30% menos de salario que un compañero varón de la misma profesión.

Política

Plenaria de CELAC fue positiva pese a diferencias: AMLO

La presencia de Díaz-Canel y Maduro este fin de semana en la plenaria donde México fue anfitrión, generó severas críticas en contra del presidente López Obrador

Sociedad

Amparo permite a migrantes llegar a Mexicali desde Tapachula

La familia, de origen hondureño, logró llegar a la ciudad de Mexicali gracias a un juicio de amparo promovido por activistas en Tapachula

Mundo

EU extiende restricciones de viaje para México y Canadá

Desde marzo de 2020, Estados Unidos impuso restricciones a los viajes no esenciales en su frontera con México y Canadá

Local

Anegamientos menores en Tula, deja descarga desde la CDMX

Hay 59 personas en albergues, que ya no podrán regresar a sus casas en tanto no existan condiciones favorables