/ lunes 1 de junio de 2020

Ser pepenador en tiempos de Covid-19

Colectan desechos para comer y materiales reciclables, de entre los recipientes donde se deposita los residuos.

“Ahorita la gente saca muy poquita basura para pepenar y hasta para venderlo para reciclar, no conseguimos casi nada, pero la verdad siempre hay una mano que ayuda, con una sopita, un algo para sobre llevar esto”, dijo Lupita recicladora de desechos.

Ella es una de los 300 recolectores ecológicos que hay en Tulancingo.

Ante la contingencia sanitaria, refiere, teme enfermarse por andar en medio de la basura, pero la necesidad, es más.

Trabaja por su cuenta, colectando desechos para comer y materiales reciclables, de entre los recipientes donde se deposita los residuos.

Al no tener otra oportunidad laboral, personas como ella se dedican a la recolección de orgánicos e inorgánicos, sobre todo en las esquinas de calles y contenedores de basura.

“El riesgo es tremendo, porque si nos cortamos nos puede dar tétanos y pues yo no tengo para guantes, ni botas especiales, y hay ocasiones que me meto a los recipientes de basura”, comentó la señora María del Carmen Tlacomulco.

“Yo me ayudo con lo que me da la gente, me dan cartón ya casi no lo tiran a la basura y a veces me dan sopas, frijoles o arroz, es como sigo en esto sino es muy difícil sobrevivir pepenando”, concluyó la señora Carmen.

“Ahorita la gente saca muy poquita basura para pepenar y hasta para venderlo para reciclar, no conseguimos casi nada, pero la verdad siempre hay una mano que ayuda, con una sopita, un algo para sobre llevar esto”, dijo Lupita recicladora de desechos.

Ella es una de los 300 recolectores ecológicos que hay en Tulancingo.

Ante la contingencia sanitaria, refiere, teme enfermarse por andar en medio de la basura, pero la necesidad, es más.

Trabaja por su cuenta, colectando desechos para comer y materiales reciclables, de entre los recipientes donde se deposita los residuos.

Al no tener otra oportunidad laboral, personas como ella se dedican a la recolección de orgánicos e inorgánicos, sobre todo en las esquinas de calles y contenedores de basura.

“El riesgo es tremendo, porque si nos cortamos nos puede dar tétanos y pues yo no tengo para guantes, ni botas especiales, y hay ocasiones que me meto a los recipientes de basura”, comentó la señora María del Carmen Tlacomulco.

“Yo me ayudo con lo que me da la gente, me dan cartón ya casi no lo tiran a la basura y a veces me dan sopas, frijoles o arroz, es como sigo en esto sino es muy difícil sobrevivir pepenando”, concluyó la señora Carmen.

Local

Llega a juzgados pugna en CANACO

La queja es por el aseguramiento de inmueble ejecutado por la PGJEH

Local

Se autoasignan becas en UAEH

Señalan que integrantes de la Sociedad de Alumnos del ICSA se atribuyeron apoyos

Deportes

Pachuca cayó por 2-1 vs Querétaro

Trasciende que el jugador de Toluca Emmanuel Gigliotti, llegaría a las filas de Pachuca

Regional

Entrega Sedena insumos médicos a hospitales

La institución dotó de equipo de protección para personal de salud

Regional

Fue reelecto Martín Esparza

Por un periodo de cinco años más, hasta el 2025