/ jueves 19 de septiembre de 2019

Se inconforman los trabajadores de CFE

Durante cuatro horas impidieron, ayer, acceso a empleados de confianza

TULA DE ALLENDE, Hgo.- Inconformes con las medidas de austeridad que la Comisión Federal de Electricidad ha implementado en su centro de trabajo, aproximadamente setenta trabajadores pertenecientes a la Sección 186 del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), adscritos a la planta de Ciclo Combinado, se manifestaron, la mañana de ayer, impidiendo el acceso a la instalación a los trabajadores de confianza.

Con la protesta pacífica, que se prologó por cuatro horas, los quejosos buscaban que el gerente Ricardo Gándara dialogara con el secretario general Antonio Arcos Ruiz. Los trabajadores se quejaron que se han visto afectados por el recorte presupuestal, aunque no especificaron sus peticiones laborales.

Asimismo, los manifestantes que pidieron el anonimato por temor a represalias dejaron en claro que la operación de planta no estaba en riesgo durante el paro laboral.

Poco después de las 11 horas se liberaron los accesos e ingresó el personal de confianza que permanecía en las inmediaciones de la planta. Señalaron que como parte de las medidas de austeridad no se cubren las plazas, ya sea por vacaciones, permiso e incapacidades no mayores a tres días, pero que sí se hace en los espacios de confianza.

No se ha dado a conocer si ya fueron atendidos por personal de la gerencia o ya tuvieron un acuerdo al cierre de la edición.

TULA DE ALLENDE, Hgo.- Inconformes con las medidas de austeridad que la Comisión Federal de Electricidad ha implementado en su centro de trabajo, aproximadamente setenta trabajadores pertenecientes a la Sección 186 del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), adscritos a la planta de Ciclo Combinado, se manifestaron, la mañana de ayer, impidiendo el acceso a la instalación a los trabajadores de confianza.

Con la protesta pacífica, que se prologó por cuatro horas, los quejosos buscaban que el gerente Ricardo Gándara dialogara con el secretario general Antonio Arcos Ruiz. Los trabajadores se quejaron que se han visto afectados por el recorte presupuestal, aunque no especificaron sus peticiones laborales.

Asimismo, los manifestantes que pidieron el anonimato por temor a represalias dejaron en claro que la operación de planta no estaba en riesgo durante el paro laboral.

Poco después de las 11 horas se liberaron los accesos e ingresó el personal de confianza que permanecía en las inmediaciones de la planta. Señalaron que como parte de las medidas de austeridad no se cubren las plazas, ya sea por vacaciones, permiso e incapacidades no mayores a tres días, pero que sí se hace en los espacios de confianza.

No se ha dado a conocer si ya fueron atendidos por personal de la gerencia o ya tuvieron un acuerdo al cierre de la edición.

Policiaca

Desvanece y muere en una talachera

El hombre de la tercera edad exteriorizó que se sentía mal, se sentó y ya no se levantó