/ viernes 24 de septiembre de 2021

Río Tula lo dejó sin su negocio

“Yo lo único que pido es que no se olviden de nosotros”, señaló Felipe de Jesús Ruiz Arteaga en entrevista para este diario. El pasado 7 de septiembre perdió todo en su negocio de juguetes y peluches por la inundación ocurrida tras desbordarse el río Tula.

De entre los escombros, trató de rescatar y limpiar algo de mercancía, pero sus pérdidas, continúa, rondan los 250 mil pesos.

Como él, miles de empresarios perdieron la forma de ganarse el sustento en un abrir y cerrar de ojos.

En su local, ubicado a 10 minutos de la presidencia municipal, dos bodegas con mercancía y muebles quedaron inservibles y aun así enfrentaron dificultades para deshacerse de los despojos, pues las autoridades se han concentrado únicamente en la limpieza de las calles.

Vestido con jeans, playeras y botas de hule, Felipe de Jesús pidió apoyo y recursos para hacerle frente a la desgracia provocada por el desbordamiento de los ríos Tula y Salado, pues incluso, él tuvo que comprar el calzado apto para realizar las faenas de limpieza.

El agua también afectó a su otro negocio llamado “Fábrica de sueños”, por ello, en medio de las complicaciones, reprocha que las autoridades nunca notificaron sobre el peligro que les acechaba, pese a que ya lo sabían.

“Yo lo único que pido es que no se olviden de nosotros”, señaló Felipe de Jesús Ruiz Arteaga en entrevista para este diario. El pasado 7 de septiembre perdió todo en su negocio de juguetes y peluches por la inundación ocurrida tras desbordarse el río Tula.

De entre los escombros, trató de rescatar y limpiar algo de mercancía, pero sus pérdidas, continúa, rondan los 250 mil pesos.

Como él, miles de empresarios perdieron la forma de ganarse el sustento en un abrir y cerrar de ojos.

En su local, ubicado a 10 minutos de la presidencia municipal, dos bodegas con mercancía y muebles quedaron inservibles y aun así enfrentaron dificultades para deshacerse de los despojos, pues las autoridades se han concentrado únicamente en la limpieza de las calles.

Vestido con jeans, playeras y botas de hule, Felipe de Jesús pidió apoyo y recursos para hacerle frente a la desgracia provocada por el desbordamiento de los ríos Tula y Salado, pues incluso, él tuvo que comprar el calzado apto para realizar las faenas de limpieza.

El agua también afectó a su otro negocio llamado “Fábrica de sueños”, por ello, en medio de las complicaciones, reprocha que las autoridades nunca notificaron sobre el peligro que les acechaba, pese a que ya lo sabían.

Policiaca

Amarran al alcalde de Mineral del Chico

Los vecinos le exigieron obras públicas exhibiendolo en la calle

Regional

En Huejutla se registra temperatura de 45 grados

El ambiente más cálido se registra entre las 15:00 a las 18:00 horas

Local

Piden ampliar señalizaciones para peatones

Los activistas enfatizaron que en los bulevares existe el mayor riesgo para caminantes

Local

Reaparece Guillermo ‘N’ con comunicado

El exdirector de la Cooperativa Cruz Azul acusa corrupción para apoyar a la administración

Local

Francisco Berganza firma compromisos

El candidato a la gubernatura se comprometió a impulsar la prohibición de la violencia contra la niñez

Local

Multarán a quien tire basura en Tehuetlán

El objetivo es evitar la contaminación del río, cuya agua se distribuye a las viviendas y comercios de esta población

Local

SSH descarta alerta por hepatitis aguda infantil

Familia de niño fallecido, bajo investigación médica para determinar origen

Local

Promete Menchaca apoyar el deporte

Junto a exfutbolistas y expugilistas, el candidato dijo que los atletas serán una prioridad para él