/ martes 14 de julio de 2020

Por falta de obra exhiben a alcalde Charrez

El alcalde de Ixmiquilpan, Pascual Charrez Pedraza, fue sacado de la sede del Ayuntamiento por aproximadamente 100 habitantes de la comunidad López Rayón, y obligado a caminar con ellos de regreso hasta sus casas, reclamándole el incumplimiento de la pavimentación de un camino de mil 600 metros de longitud.

Le devolvieron su libertad luego de que de palabra se comprometió a dotarles de veinte toneladas de cemento, y regresar a ver el cumplimiento de la obra, sin embargo, fue advertido de que de incumplir una vez más, sus acciones serán más severas.

Al mediodía de ayer, lunes, en el centro de Ixmiquilpan, comenzó la manifestación, haciendo énfasis en que supuestamente solo dota de obras a las comunidades afines a la agrupación de la que es líder moral, denominada Sociedad Integral de Organización Nacional (SION).

Entre rechiflas y ante el asombro de propios y extraños, los habitantes de López Rayón se apostaron en una calle vecina a la Presidencia Municipal, a donde el alcalde acudió a atenderlos, sin embargo, se mantuvo firme en su argumento de no tener presupuesto para realizar la pavimentación del camino, que desde el año 2018 les comprometió.

Reclamos plasmados en cartulinas y también desde el micrófono, encendieron el encuentro entre Pascual Charrez y los representantes de dicha comunidad, quienes cansados de sus negativas le aplicaron sus usos y costumbres.

De acuerdo con el testimonio de testigos, al funcionario se lo llevaron por Plaza Juárez, avenida Felipe Ángeles, Paseo del Roble, avenida Insurgentes y sobre la vía federal México-Laredo.

Una vez en López Rayón, al alcalde le tocó participar en una faena comunitaria, que en esos momentos ejecutaban algunos vecinos. Más tarde se llegó a un acuerdo y a las 16:15 horas le permitieron salir del pueblo.

El alcalde de Ixmiquilpan, Pascual Charrez Pedraza, fue sacado de la sede del Ayuntamiento por aproximadamente 100 habitantes de la comunidad López Rayón, y obligado a caminar con ellos de regreso hasta sus casas, reclamándole el incumplimiento de la pavimentación de un camino de mil 600 metros de longitud.

Le devolvieron su libertad luego de que de palabra se comprometió a dotarles de veinte toneladas de cemento, y regresar a ver el cumplimiento de la obra, sin embargo, fue advertido de que de incumplir una vez más, sus acciones serán más severas.

Al mediodía de ayer, lunes, en el centro de Ixmiquilpan, comenzó la manifestación, haciendo énfasis en que supuestamente solo dota de obras a las comunidades afines a la agrupación de la que es líder moral, denominada Sociedad Integral de Organización Nacional (SION).

Entre rechiflas y ante el asombro de propios y extraños, los habitantes de López Rayón se apostaron en una calle vecina a la Presidencia Municipal, a donde el alcalde acudió a atenderlos, sin embargo, se mantuvo firme en su argumento de no tener presupuesto para realizar la pavimentación del camino, que desde el año 2018 les comprometió.

Reclamos plasmados en cartulinas y también desde el micrófono, encendieron el encuentro entre Pascual Charrez y los representantes de dicha comunidad, quienes cansados de sus negativas le aplicaron sus usos y costumbres.

De acuerdo con el testimonio de testigos, al funcionario se lo llevaron por Plaza Juárez, avenida Felipe Ángeles, Paseo del Roble, avenida Insurgentes y sobre la vía federal México-Laredo.

Una vez en López Rayón, al alcalde le tocó participar en una faena comunitaria, que en esos momentos ejecutaban algunos vecinos. Más tarde se llegó a un acuerdo y a las 16:15 horas le permitieron salir del pueblo.

Local

Participación fue aceptable

El consejero electoral del IEEH, Francisco Martínez, celebró la responsabilidad pese a la pandemia

Local

Mandan a rellenos sanitarios la basura de jornada electoral

El INE dotó a las casillas de gel antibacterial, cubrebocas y toallas húmedas para desinfectar