/ sábado 3 de agosto de 2019

Don Domingo Díaz celebra a la Virgen de Los Angelitos

Dentro del recinto eclesiástico, se veía el agradecimiento de los fieles cargados de esperanza y gratitud

Por once años consecutivos, Don Domingo Díaz Martínez, presidió la homilía en honor a la Patrona de la Arquidiócesis de Tulancingo: La Virgen de Los Angelitos.

Ante una pletórica parroquia, donde no solo se dieron cita habitantes de esta ciudad, sino de la región y de varios lugares de la república mexicana, el arzobispo dirigió la misa solemne.

Desde temprano comenzaron a escucharse los cohetones, en señal de fiesta, de igual forma se observaron peregrinaciones provenientes de las diversas foranías que integran la Arquidiócesis.

Dentro del recinto eclesiástico, se veía el agradecimiento de los fieles cargados de esperanza y gratitud.

El Arzobispo, habló de la fe hacia esta Virgencita, y dijo que son muchos quienes piden su protección.

La gente escuchó atenta la misa, además, participó de los cantos, de los rezos y aunque no todos cabían en el espacio, muchos escucharon misa, incluso afuera del Santuario.

De acuerdo con la historia, fue en 1736, cuando la epidemia de Matlazáhuatl azotó la Nueva España, -enfermedad causó estragos por las estepas del Valle del Mezquital-, llevando a que otomíes de Actopan huyeran de la peste; arribaron a esta ciudad, justo en la base del Cerro del Tezontle. Narra la historia que con ellos venía un pintor, quien en una morada de adobe plasmó la imagen de Nuestra Señora de Los Ángeles. El artista murió y entonces su casa fue abandonada, y, fue cuando los vecinos empezaron a tener devoción y culto a la imagen. Hay otra versión, que un italiano fue quien la pintó.

El 26 de enero de 1862, se erige la Diócesis de Tulancingo. El primer obispo Juan Bautista Ormachea y Ernáiz, obtuvo del santo padre Pío IX la declaración de: "Patrona Principal de la Diócesis a la Inmaculada Reina de los Ángeles.

La primera piedra de la Iglesia de los Ángeles se colocó el 3 de mayo de 1878; participaron peones de las haciendas y ranchos que trabajaban los domingos.

Para el 5 de mayo de 1897, José María Armas, coronó la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles con una media corona imperial de oro y piedras preciosas para reponer la corona de plata que alguien había robado. La iglesia aún estaba sin concluir, pero el tercer obispo de la Diócesis decidía ello pues la fe hacia la Virgen era muy fuerte, como sigue prevaleciendo.

Sin duda, la fiesta de Los Angelitos, es conocido igual como “el día grande” en la Arquidiócesis de Tulancingo y durante todos los días de celebración se esperan hasta 300 mil visitantes.

Por once años consecutivos, Don Domingo Díaz Martínez, presidió la homilía en honor a la Patrona de la Arquidiócesis de Tulancingo: La Virgen de Los Angelitos.

Ante una pletórica parroquia, donde no solo se dieron cita habitantes de esta ciudad, sino de la región y de varios lugares de la república mexicana, el arzobispo dirigió la misa solemne.

Desde temprano comenzaron a escucharse los cohetones, en señal de fiesta, de igual forma se observaron peregrinaciones provenientes de las diversas foranías que integran la Arquidiócesis.

Dentro del recinto eclesiástico, se veía el agradecimiento de los fieles cargados de esperanza y gratitud.

El Arzobispo, habló de la fe hacia esta Virgencita, y dijo que son muchos quienes piden su protección.

La gente escuchó atenta la misa, además, participó de los cantos, de los rezos y aunque no todos cabían en el espacio, muchos escucharon misa, incluso afuera del Santuario.

De acuerdo con la historia, fue en 1736, cuando la epidemia de Matlazáhuatl azotó la Nueva España, -enfermedad causó estragos por las estepas del Valle del Mezquital-, llevando a que otomíes de Actopan huyeran de la peste; arribaron a esta ciudad, justo en la base del Cerro del Tezontle. Narra la historia que con ellos venía un pintor, quien en una morada de adobe plasmó la imagen de Nuestra Señora de Los Ángeles. El artista murió y entonces su casa fue abandonada, y, fue cuando los vecinos empezaron a tener devoción y culto a la imagen. Hay otra versión, que un italiano fue quien la pintó.

El 26 de enero de 1862, se erige la Diócesis de Tulancingo. El primer obispo Juan Bautista Ormachea y Ernáiz, obtuvo del santo padre Pío IX la declaración de: "Patrona Principal de la Diócesis a la Inmaculada Reina de los Ángeles.

La primera piedra de la Iglesia de los Ángeles se colocó el 3 de mayo de 1878; participaron peones de las haciendas y ranchos que trabajaban los domingos.

Para el 5 de mayo de 1897, José María Armas, coronó la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles con una media corona imperial de oro y piedras preciosas para reponer la corona de plata que alguien había robado. La iglesia aún estaba sin concluir, pero el tercer obispo de la Diócesis decidía ello pues la fe hacia la Virgen era muy fuerte, como sigue prevaleciendo.

Sin duda, la fiesta de Los Angelitos, es conocido igual como “el día grande” en la Arquidiócesis de Tulancingo y durante todos los días de celebración se esperan hasta 300 mil visitantes.

Local

Congelan cuentas de Mineral de la Reforma

Son ocho las incautadas por denuncias de particulares

Policiaca

Murió en la calle y con mucho frío

El sujeto alparecer pernoctaba en la vía pública

Policiaca

Vuelca tráiler cargado de higiénico

Al sitio arribaron para apoyar elementos de la Guardia Nacional y Seguridad de Carreteras

Policiaca

Hombre pidió ayuda a policías de Tulancingo

Había estado internado por un cuadro diabético y él dijo a los policías – de acuerdo con el parte informativo- que supuestamente su familia lo había dejado en el abandono.

Policiaca

Detienen a sujeto con posible droga “cristal”

Se le encontraron 25 bolsas con un peso aproximado de 34.7 gramos

Policiaca

Ataque a balazos deja a un muerto

Hubo otro herido de gravedad que fue hospitalizado

Local

Por Frentes Fríos habilitan albergues

Para la canalización de las personas se coadyuva con Protección Civil y Prevención del Delito