/ miércoles 21 de julio de 2021

Proponen subsidiar tortilla

El objetivo es proteger a los consumidores que menos recursos tienen

Subsidiar la tortilla mediante un esquema de vales o tarjetas como lo fueron en su momento los “tortibonos”, sería una buena estrategia para proteger a los que menos tienen del aumento de la tortilla que continuará debido al encarecimiento constante de los insumos empleados para su producción.

Así lo señaló en entrevista para El Sol de Hidalgo, el presidente de Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla en Hidalgo, Martín Martínez Destunis, quien precisó que pronto concluirá la trilla del maíz, lo cual “meterá” más presión su precio.

De esta forma, estimó, el kilogramo de este alimento terminará costando entre 20 y 22 pesos, lo cual, recordó, dependerá de los costos de producción de cada industrial. Otorgar vales o tarjetas para acceder a este alimento, permitiría que los sectores que puedan pagarla al costo que marque el mercado, sin afectar a los sectores vulnerables, indicó.

Cabe recordar que fue en la década de los ochenta cuando se repartían los llamados tortibonos, mientras que para los noventa, este esquema operaba mediante una tarjeta con una cinta magnética. En ambos casos, se hacían efectivos para el canje de tortillas directo en los establecimientos.

“Si el gobierno no va a meter las manos para que los insumos dejen de subir, subsidiar la tortilla sería una buena alternativa para que la gente tenga tortilla gratis y que a nosotros no la pague”, recalcó.

A inicios de este mes, la tortilla registró un incremento de mil 550 pesos por tonelada, lo cual incrementó en 1.40 pesos el costo de producir un kilo de tortilla. Como efecto inmediato, el alimento subió de un precio promedio de 17 pesos hasta los 18 y 19 pesos según el sitio de compra. Esta tendencia, de acuerdo con el dirigente se mantendrá.

Por otra parte, Martín Martínez Destunis recordó que el precio de la tortilla está liberado, por lo cual los productores estarían en libertad de venderlo al precio que marquen sus costos de producción, por ello consideró injusto que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llamé a la población a denunciar aumentos de precio cuando en realidad no existiría fundamente para hacerlo.

Lo que si deben ser denunciados, abundó el líder gremial, son aquellas locales que expenden kilos incompletos.

“Al gobierno actual quizá no le guste el nombre de tortibonos debido a que era un nombre que estos apoyos tenían durante los gobiernos neoliberales, que le ponga como quiera, pero dar estos apoyos realmente beneficiaría a la población de más bajos ingresos”, comentó.


Dato: A inicios de este mes la tortilla subió de precio para llegar hasta los 18 y 19 pesos.

Subsidiar la tortilla mediante un esquema de vales o tarjetas como lo fueron en su momento los “tortibonos”, sería una buena estrategia para proteger a los que menos tienen del aumento de la tortilla que continuará debido al encarecimiento constante de los insumos empleados para su producción.

Así lo señaló en entrevista para El Sol de Hidalgo, el presidente de Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla en Hidalgo, Martín Martínez Destunis, quien precisó que pronto concluirá la trilla del maíz, lo cual “meterá” más presión su precio.

De esta forma, estimó, el kilogramo de este alimento terminará costando entre 20 y 22 pesos, lo cual, recordó, dependerá de los costos de producción de cada industrial. Otorgar vales o tarjetas para acceder a este alimento, permitiría que los sectores que puedan pagarla al costo que marque el mercado, sin afectar a los sectores vulnerables, indicó.

Cabe recordar que fue en la década de los ochenta cuando se repartían los llamados tortibonos, mientras que para los noventa, este esquema operaba mediante una tarjeta con una cinta magnética. En ambos casos, se hacían efectivos para el canje de tortillas directo en los establecimientos.

“Si el gobierno no va a meter las manos para que los insumos dejen de subir, subsidiar la tortilla sería una buena alternativa para que la gente tenga tortilla gratis y que a nosotros no la pague”, recalcó.

A inicios de este mes, la tortilla registró un incremento de mil 550 pesos por tonelada, lo cual incrementó en 1.40 pesos el costo de producir un kilo de tortilla. Como efecto inmediato, el alimento subió de un precio promedio de 17 pesos hasta los 18 y 19 pesos según el sitio de compra. Esta tendencia, de acuerdo con el dirigente se mantendrá.

Por otra parte, Martín Martínez Destunis recordó que el precio de la tortilla está liberado, por lo cual los productores estarían en libertad de venderlo al precio que marquen sus costos de producción, por ello consideró injusto que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llamé a la población a denunciar aumentos de precio cuando en realidad no existiría fundamente para hacerlo.

Lo que si deben ser denunciados, abundó el líder gremial, son aquellas locales que expenden kilos incompletos.

“Al gobierno actual quizá no le guste el nombre de tortibonos debido a que era un nombre que estos apoyos tenían durante los gobiernos neoliberales, que le ponga como quiera, pero dar estos apoyos realmente beneficiaría a la población de más bajos ingresos”, comentó.


Dato: A inicios de este mes la tortilla subió de precio para llegar hasta los 18 y 19 pesos.

Policiaca

Misteriosa muerte de un conductor

El cuerpo fue hallado debajo de la pesada unidad

Local

Rehabilitarán losa pictórica de Byron

La obra, que iniciará el próximo 25 de agosto, tendrá duración de cinco meses y costará 1.5 millones de pesos

Local

Conferencias sobre modernidad catastral

Son virtuales e iniciaron el 3 de agosto y concluyen el 28 de septiembre

Local

Gobierno no se doblegará ante gaseros: AMLO

Se analiza qué delitos cometen las personas que niegan el servicio y que impiden a las personas acceder a sus derechos

Local

No hay posibilidad de otorgar mayores utilidades a gaseros

Por el momento hay abasto suficiente de gas, tras acuerdo para restablecer el servicio

Justicia

México demanda a fabricantes de armas en una corte de EU

México busca una compensación por daños contra 15 armadoras porque sabían que sus armas paraban en manos del crimen organizado