imagotipo

Males neurodegenerativos

  • Liliana Castillo
  • en Local

Pachuca, Hidalgo.- Hoy en día se detectan más casos de enfermedades neurodegenerativas, gracias a los avances que se han tenido en la tecnología, dando paso a una oportuna atención y un tratamiento que puede aminorar los síntomas.
La neuróloga Beatriz Angélica Jiménez Grande, adscrita a Hospital General de Zona con Medicina Familiar No.1 de Pachuca, del IMSS, explicó que algunos de estos padecimientos no están directamente relacionados con el deterioro natural del humano, en ocasiones son heredados, y es cuando más cuidados deben de tenerse para poder prevenirlos.
En específico la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), se presenta en una de cada diez personas quienes tengan algún defecto genético, y los síntomas aparecen regularmente después de los 50 años, aunque en ocasiones se puede presentar en personas jóvenes.
La ELA es un padecimiento de tipo neuromuscular, afecta principalmente las neuronas motoras que se encargan de enviar la información a los músculos para su movimiento, dificultando, en etapas tempranas, cosas que se hacían con facilidad, como lo es el levantar un vaso con agua, subir las escaleras y en ocasiones respirar.
Sus principales manifestaciones son debilidad progresiva generalizada, fatiga, contracciones y tensión en los músculos, así como dificultad para deglutir alimentos.
Jiménez Grande señaló que estos padecimientos como la Esclerosis, llegan a generar en los pacientes depresión, llevándolos a presentar episodios graves debido a que “se sienten inútiles”, razón por la cual pidió a los familiares que tengan pacientes con enfermedades neurodegenerativas, no dejar que decaigan, sobre todo en los adultos mayores, quienes en muchas ocasiones se encuentran solos.
“Hoy en día no existe un tratamiento que erradique la ELA u otra enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer o Parkinson, sin embargo, ejercitando el cerebro, así como se pueden ejercitar los músculos del cuerpo, se pueden retrasar los efectos de estas enfermedades y aminorarlos en cuanto se presenten”.
Un buen ejemplo de ejercicio mental, son los juegos de memoria, o recordar que se hizo durante el día; leer libros y mantenerse actualizado en los temas de su interés siempre mantendrán despiertas a las neuronas.