/ jueves 20 de febrero de 2020

Gobierno debe ponerse las pilas ante la violencia

Domingo Díaz Martínez refiere que ante la violencia ejercida contra los infantes, la gente debe cuidarse tejiendo redes de apoyo

“Los niños están en peligro y necesitamos cuidarnos unos con otros. Que se tejan redes de apoyo ante la incapacidad de las autoridades”, dijo monseñor Domingo Díaz Martínez.

Lo anterior, derivado de la violencia ejercida contra infantes, como el caso más reciente y conocido en la Ciudad de México, el arzobispo de la Arquidiócesis de Tulancingo puntualizó que es una situación complicada lo que está pasando contra las mujeres y los niños.

“Sugiero y aconsejo que ante todo esto que sucede, nos sintamos cerca, y tomemos la decisión de apoyarnos y cuidarnos entre todos”.

Se ha agudizado porque ha habido impunidad, añadió: “Con el no pasa nada, hacen y deshacen, y no pasa nada, además, le abrieron la puerta a la droga y se vino la delincuencia encima.

“Hay una descomposición en el tejido social; se ha venido relajando desde hace unos 40 años cuando a la educación le restaron valores, la abarataron, la hicieron light, yo creo que lo hicieron a conveniencia. La gente que ha hecho daño debe ser castigada”.

Al cuestionarle si ha sabido o tiene casos de pedófilos o pederastas, manifestó que no los hay en la Arquidiócesis: “No tenemos ningún caso. Se aplicaría el Derecho Canónico y por supuesto todo el peso de la ley. Los sacerdotes tienen principios, y en caso de que sucediera, lo saben bien, van y deben ser castigados”.

“Queremos que, ante la violencia, las autoridades civiles y el gobierno se pongan las pilas. Hay gente que está maltratando a los infantes, a esos necesitamos que sean castigados conforme a derecho. Todo el peso de la ley a quien violente a los pequeños y a las mujeres”, añadió quien preside la Arquidiócesis de Tulancingo, sede la Provincia Eclesiástica de Hidalgo.

Domingo Díaz Martínez subrayó que no piensa ni está a favor de la pena de muerte para quienes cometen este tipo de delitos, lo anterior, ante la reciente polémica de que ésta pudiera existir en México “No, yo siempre he estado a favor de la vida".

Es mejor, dijo, prevenir que remediar", es mejor educar que castigar, es mejor aconsejar que regañar, entonces tenemos que hacer, estar al pendiente para que no haya casos de esos. La persona mientras tenga vida tiene posibilidades de ser mejor. No hay que perder la esperanza. El hombre mientras viva, tiene la posibilidad de tomar mejores decisiones. Aunque parezca imposible, para Dios no hay nada imposible”, concluyó

“Los niños están en peligro y necesitamos cuidarnos unos con otros. Que se tejan redes de apoyo ante la incapacidad de las autoridades”, dijo monseñor Domingo Díaz Martínez.

Lo anterior, derivado de la violencia ejercida contra infantes, como el caso más reciente y conocido en la Ciudad de México, el arzobispo de la Arquidiócesis de Tulancingo puntualizó que es una situación complicada lo que está pasando contra las mujeres y los niños.

“Sugiero y aconsejo que ante todo esto que sucede, nos sintamos cerca, y tomemos la decisión de apoyarnos y cuidarnos entre todos”.

Se ha agudizado porque ha habido impunidad, añadió: “Con el no pasa nada, hacen y deshacen, y no pasa nada, además, le abrieron la puerta a la droga y se vino la delincuencia encima.

“Hay una descomposición en el tejido social; se ha venido relajando desde hace unos 40 años cuando a la educación le restaron valores, la abarataron, la hicieron light, yo creo que lo hicieron a conveniencia. La gente que ha hecho daño debe ser castigada”.

Al cuestionarle si ha sabido o tiene casos de pedófilos o pederastas, manifestó que no los hay en la Arquidiócesis: “No tenemos ningún caso. Se aplicaría el Derecho Canónico y por supuesto todo el peso de la ley. Los sacerdotes tienen principios, y en caso de que sucediera, lo saben bien, van y deben ser castigados”.

“Queremos que, ante la violencia, las autoridades civiles y el gobierno se pongan las pilas. Hay gente que está maltratando a los infantes, a esos necesitamos que sean castigados conforme a derecho. Todo el peso de la ley a quien violente a los pequeños y a las mujeres”, añadió quien preside la Arquidiócesis de Tulancingo, sede la Provincia Eclesiástica de Hidalgo.

Domingo Díaz Martínez subrayó que no piensa ni está a favor de la pena de muerte para quienes cometen este tipo de delitos, lo anterior, ante la reciente polémica de que ésta pudiera existir en México “No, yo siempre he estado a favor de la vida".

Es mejor, dijo, prevenir que remediar", es mejor educar que castigar, es mejor aconsejar que regañar, entonces tenemos que hacer, estar al pendiente para que no haya casos de esos. La persona mientras tenga vida tiene posibilidades de ser mejor. No hay que perder la esperanza. El hombre mientras viva, tiene la posibilidad de tomar mejores decisiones. Aunque parezca imposible, para Dios no hay nada imposible”, concluyó

Policiaca

Dejan sin llantas a cinco vehículos de una agencia

Presuntamente el guardia de seguridad habría escuchado ruidos, sin darle importancia

Regional

Taxista que frustró asalto es denunciado por su presunto agresor de haberlo golpeado

Al menos 30 taxistas se manifestaron para exigir la liberación del taxista G.N. N. detenido desde el 30 abril, acusado de lesiones

Regional

Taxista que frustró asalto es denunciado por su presunto agresor de haberlo golpeado

Al menos 30 taxistas se manifestaron para exigir la liberación del taxista G.N. N. detenido desde el 30 abril, acusado de lesiones

Regional

Víbora verde da tremendo susto a familia

Esto sucedió en la colonia Minera y a decir de autoridades, es frecuente que esto suceda

Policiaca

Fuga de gas provocó flamazo en casa

Vidrios estallaron y alcanzó algunos muebles dentro del lugar

Local

Proponen comisión senatorial 16 medidas de salud y economía

Es necesaria una Ley de Emergencia en México, que dé marco jurídico sólido y certeza al gobierno, sostiene la hidalguense Nuvia Mayorga