/ lunes 6 de abril de 2020

Disminuye población en el centro de internamiento de adolescentes

En 2014, había un total de 74 internos, actualmente sólo hay 24 personas en el centro

En 68 por ciento ha disminuido la población en el Centro de Internamiento para Adolescentes de 2014 a la fecha, ello con base en la estadística publicada en los diagnósticos penitenciarios emitidos por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo y datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo.

Las cifras revelan que en 2014 se encontraban 74 adolescentes internos y actualmente se hallan 24 (20 hombres y 4 mujeres), ello como consecuencia de la Ley Nacional de Justicia para Adolescentes que entró en vigor desde el 16 de junio de 2016.

A decir de la jueza, Martha Leticia Hernández Amador, en una plática con estudiantes, anteriormente las penas para adolescentes aplicaban con base en las de adultos en una tercera parte, por lo que surgió una corriente que consideró que era necesario sustraer menores del sistema de adultos y trabajar en tribunales especializados.

De ahí que, a partir de 2016, los adolescentes pasan menos años en internamiento en caso de cometer una acción que la ley describe como delito, y además también se redujo el catálogo de delitos de prisión, persistiendo los de alto impacto tales como homicidio y violación.

La ley anterior, vigente hasta junio de 2016, establecía penas de hasta 7 años para los menores de edad de entre 16 y a 17 años que cometieran un delito, actualmente, la Nacional de Justicia para Adolescentes lo reduce a 5 años.

Con la ley vigente a partir de 2016, los menores de 12 años no se les puede internar y se plantean “medidas sustitutorias”, tales como la supervisión estricta, la custodia permanente, la asignación a una familia o el traslado a un hogar o a una institución educativa.

La jueza lamentó que las nuevas medidas originen la disminución de personal en los centro de internamiento, sin considerar que si bien son menos infantes los que ingresan, cada vez son más violentos “no hay consciencia de que se requiere atención personalizada, porque tienen características diferentes”.

Se deben considerar – dijo – las características de personalidad o la forma en que se llevó a cabo el delito, para lo cual se requiere psicólogo y pedagogo, quienes establecen una forma de tratamiento.

Por otro lado, comentó que hasta el momento se ha detectado que sólo cinco por ciento de los jóvenes vuelven a cometer otro delito, y aclaró que no se puede hablar de reincidencia porque no existen antecedentes penales, los demás se integran en su comunidad, su familia y su entorno.

La jueza hizo un llamado a la sociedad en general, para que apoye a los jóvenes puedan a desarrollarse en cuanto a personalidad, “porque no hay oportunidad de trabajo, ya que no creen en ellos, los desprestigian y comunican que son delincuentes porque no hay confianza en el sistema de justicia para adolescentes”.

Existe evidencia que señala que los actos desplegados por adolescentes son con más saña, y la explicación psicológica es que por su etapa no tienen posibilidades de hacer un juicio inmediato. “No miden consecuencias de sus propios actos, se espantan y lejos de reaccionar prudencia llevan a cabo actos violentos”.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) los principales delitos cometidos por los jóvenes son: violación, secuestro y homicidio.

En 68 por ciento ha disminuido la población en el Centro de Internamiento para Adolescentes de 2014 a la fecha, ello con base en la estadística publicada en los diagnósticos penitenciarios emitidos por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo y datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo.

Las cifras revelan que en 2014 se encontraban 74 adolescentes internos y actualmente se hallan 24 (20 hombres y 4 mujeres), ello como consecuencia de la Ley Nacional de Justicia para Adolescentes que entró en vigor desde el 16 de junio de 2016.

A decir de la jueza, Martha Leticia Hernández Amador, en una plática con estudiantes, anteriormente las penas para adolescentes aplicaban con base en las de adultos en una tercera parte, por lo que surgió una corriente que consideró que era necesario sustraer menores del sistema de adultos y trabajar en tribunales especializados.

De ahí que, a partir de 2016, los adolescentes pasan menos años en internamiento en caso de cometer una acción que la ley describe como delito, y además también se redujo el catálogo de delitos de prisión, persistiendo los de alto impacto tales como homicidio y violación.

La ley anterior, vigente hasta junio de 2016, establecía penas de hasta 7 años para los menores de edad de entre 16 y a 17 años que cometieran un delito, actualmente, la Nacional de Justicia para Adolescentes lo reduce a 5 años.

Con la ley vigente a partir de 2016, los menores de 12 años no se les puede internar y se plantean “medidas sustitutorias”, tales como la supervisión estricta, la custodia permanente, la asignación a una familia o el traslado a un hogar o a una institución educativa.

La jueza lamentó que las nuevas medidas originen la disminución de personal en los centro de internamiento, sin considerar que si bien son menos infantes los que ingresan, cada vez son más violentos “no hay consciencia de que se requiere atención personalizada, porque tienen características diferentes”.

Se deben considerar – dijo – las características de personalidad o la forma en que se llevó a cabo el delito, para lo cual se requiere psicólogo y pedagogo, quienes establecen una forma de tratamiento.

Por otro lado, comentó que hasta el momento se ha detectado que sólo cinco por ciento de los jóvenes vuelven a cometer otro delito, y aclaró que no se puede hablar de reincidencia porque no existen antecedentes penales, los demás se integran en su comunidad, su familia y su entorno.

La jueza hizo un llamado a la sociedad en general, para que apoye a los jóvenes puedan a desarrollarse en cuanto a personalidad, “porque no hay oportunidad de trabajo, ya que no creen en ellos, los desprestigian y comunican que son delincuentes porque no hay confianza en el sistema de justicia para adolescentes”.

Existe evidencia que señala que los actos desplegados por adolescentes son con más saña, y la explicación psicológica es que por su etapa no tienen posibilidades de hacer un juicio inmediato. “No miden consecuencias de sus propios actos, se espantan y lejos de reaccionar prudencia llevan a cabo actos violentos”.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) los principales delitos cometidos por los jóvenes son: violación, secuestro y homicidio.

Policiaca

Hallan en costales un cuerpo humano

Vecinos se alarmaron y de inmediato llamaron a la policía, que inició con la carpeta de investigación

Local

Aumenta 40% maltrato y abandono animal en contingencia

El fenómeno se reproduce de la misma manera en los municipios urbanos y rurales

Local

Tula, zona de contaminantes

El gas metano es nocivo para el entorno natural en altas concentraciones

Local

Hidalgo acumula mil 243 casos confirmados de coronavirus

Ya se esparció la pandemia en 62 de los 84 municipios de esta entidad

Sociedad

Respiradores rechazados en Puebla sí sirven, dice Fulle Hen

La empresa aclaró que los 12 equipos de Ventilación Puritan Bennett, modelo 840, cuentan con extraordinarias características

México

En México hay al menos 14 mil 247 contagios activos por Covid-19

La Ciudad de México y el Estado de México son las entidades con mayor incidencia

Local

Debe esclarecerse supuesto robo de 1.6 millones a Ayuntamiento

Diputados de Morena no descartan posibilidades y piden intervención de divisiones cibernéticas de PGJEH y ASEH

Sociedad

OMS postula a López-Gatell para ser parte de su equipo de expertos

Tras la invitación, López Gatell afirmó que aceptará esta invitación si el Gobierno de México así lo considera

Política

Se perderán un millón de empleos por crisis de Covid-19: AMLO

Ante este panorama, el presidente se dijo confiado de la creación de dos millones de empleos a través de sus proyectos prioritarios