imagotipo

Crónicas y Leyendas

  • Juan Manuel Menes Llaguno
  • en Local

La Tía Catita

Pachuca, Hidalgo.- Fue doña Catalina Cravioto Calva “de Téllez Girón, al casarse” hija del General Rafael Cravioto, gobernador del estado de Hidalgo, y de doña Clotilde Calva. Nació la tía Catita, como le llamaron sus cercanos, el 13 de octubre de 1877 en la ciudad de Pachuca, cuando su padre iniciaba el primero de los cuatro mandatos que ejerció durante las últimas décadas del siglo 20.
Casó doña Catalina con don Ezequiel Téllez Girón, un exitoso hombre de negocios con quien solo procreó un hijo, que para su mala fortuna murió a los dos años de nacido. El matrimonio Téllez Girón Cravioto vivió desde finales de la segunda década del siglo 20 en una hermosa mansión ubicada en la calle Zaragoza de la ciudad de Pachuca, la que fue construida por don Ramón Riverol, quien fuera en varios momentos de la historia del Estado de Hidalgo, gobernador provisional, encargado de cubrir las ausencias temporales de los mandatarios Simón y Rafael Cravioto, en su carácter de Secretario de Gobierno. De acuerdo con la bitácora de construcción, la obra de esa casona que aún existe y es propiedad del arquitecto Luis Corrales Vivar, concluyó en diciembre de 1902, cuando don Ramón Riverol, radicaba ya en la Ciudad de México, debido a la persecución de que fue objeto por parte del gobernador Pedro Ladislao Rodríguez y los miembros de su gabinete.
Todo indica que la casa, completamente terminada, no se había habitado  aún en 1905, hasta que don Luis Pruneti, rico empresario italiano, adquiere la casa, a efecto de instalar en ella el hotel y restaurante Pruneti, famoso, este último, por haber sido el sitio que los conspiradores de la Revolución Maderista “Ramón Rosales, Abel Serratos, Francisco Cosío Robelo, Loreto Salinas, el notario Jesús Silva y el propio Luis Pruneti– escogieron para realizar sus reuniones. Descubiertos sus planes, al apresar en la Ciudad de México a don Ramón Rosales, todos, incluyendo al señor Pruneti, fueron perseguidos implacablemente por espacio de seis meses, hasta el triunfo de la causa en mayo de 1911.
Don Luis Pruneti no regresó a Pachuca, por lo que encargó al señor Pastor Rosete “acaudalado empresario pachuqueño– la venta de esta hermosísima casa de corte francés, famosa por la bella mansarda de lámina que corona su fachada ornamentada, con elementos diversos y estéticas molduraciones. Fue así que don Ezequiel Téllez Girón la adquirió probablemente hacia principios de 1917, quien tras remodelarla y embellecerla aún más, con exquisitas pinturas, bellos tapices, barandales de hierro forjado, tapetes y cielos rasos, la ocupó con su esposa, doña Catalina Cravioto, en los primeros meses de 1919, pues existe un registro de la empresa telefónica “Erickson de Pachuca,” para la instalación en septiembre de ese mismo año de un aparato telefónico el 3-02, donde se anotó como domicilio el número 16 de la calle Zaragoza.
En esta residencia vivió aquel matrimonio, que hacia 1928, adoptó prácticamente como hija suya a Stenie Vivar Cravioto, hija de Alberto Vivar y Sofía Cravioto, quien vivió a su lado hasta contraer matrimonio con el Ingeniero Jesús Corrales González. Don Ezequiel Téllez Girón murió el 29 de abril de 1950, en tanto que doña Catalina, la tía Catita, dejó de existir el 26 de julio de 1970.
Era doña Catalina una mujer de baja estatura, tez morena y facciones remarcadas, hablaba con gran parsimonia “tal vez porque yo le conocí por ahí de 1964, cuando rondaba los 87 años–. Gustaba de sentarse tras una de las ventanas de la casa, por ahí de las cinco de la tarde y como dijera el poeta León Felipe, por aquellos cristales pasaba ante sus ojos todo el ritmo de la vida, claro, de la vida pachuqueña, que le traía infinidad de recuerdos como alguno que reseñaré, en esta y otras entregas.
“Los ojos se fijan en un pañuelo que revuelve entre ambas manos y luego, levanta la mirada y la dirige al sitio donde estaba colocado el teléfono de la casa e inicia su narración, …mire usted, era muy temprano, tal vez las 6 o 6 y media de la mañana, yo fui al teléfono para llamar a Sofía, que entonces estaba embarazada de Stenie mi sobrina, Sofía era muy miedosa y los rumores corrían, señalando que Pachuca iba a ser atacada por los agraristas y un tal Marcial Cavazos quienes estaban en contra del gobierno. Cuando accionaba la manivela para llamar a la Central telefónica, como se usaba entonces, vi por la ventana del comedor como bajaban muchos hombres de enormes sombreros, disparando, en ese momento un ensordecedor cañonazo cayó cerca de la casa, en el lecho del río, lo que me hizo olvidar la llamada; vine hasta la recámara donde estaba mi marido y cerré las cortinas de madera temblando de miedo. Los balazos continuaron escuchándose mucho tiempo, no sé cuánto, tal vez hasta el mediodía, cuando la sirvienta de la casa, más calmada que yo, se percató de que no habíamos probado alimento, fue entonces que mi marido llamó por teléfono a algún amigo y llegó más sosegado y me dijo, es el general Cavazos “que había sido jefe de operaciones militares en Pachuca– quien se levantó en armas, acompañado de algunos agraristas, pero ya en este momento prosiguió, se concentran en el sur, frente al cuartel militar de San Francisco, donde esta atrincherado el gobernador Azuara y me dicen que ya vienen las tropas federales en auxilio de la ciudad. La mirada vuelve a posarse en el pañuelo que juega entre sus manos, y retoma la plática, todo el día se escucharon balazos y cañonazos y las calles estaban vacías.
Pasa el pañuelo por los poros nasales y prosigue, “pero mire usted, unas semanas más tarde, escuchamos una gran algarabía en la calle y cuando acudimos a la ventana vimos como traían en una vieja volanta a un hombre muerto, que tenía amarrado un pañuelo de la cabeza a la barba para cerrarle la boca abierta por el rictus de la muerte, era el tal Cavazos que había sido vencido y muerto en combate y lo trajeron a Pachuca para exhibir su cuerpo como escarmiento en el pórtico del teatro Bartolomé de Medina”.
Estos hechos –los primeros ocurridos el jueves 10 de enero, los segundos el martes 22 de abril, ambos de 1924– son corroborados, por la historiografía, pero en los labios de aquella dulce mujer, son la exacta visión de quien fue testigo presencial de esta convulsa etapa de nuestra historia. Hasta aquí esta primera narración de doña Catalina Cravioto, primera de otras muchas que ocuparán esta columna en siguientes entregas.
www.cronistadehidalgo.com.mx
Pachuca Tlahuelilpan, Noviembre de 2017.

.

.

Asesinaron a taxista

Asesinaron a taxista

Ola de violencia a ese gremio; está desaparecido otro

El Sol de Hidalgo

local

Viene alza a tarifas de transporte

Viene alza a tarifas de transporte

Plantean aumento de 5 pesos para taxis

Caso omiso a denuncia

Caso omiso a denuncia

La asociación civil Programa de Renovación Social, acusa a edil

Rescatan con vida a recién nacido

Rescatan con vida a recién nacido

El recién nacido, fue abandonado bajo un puente

Sin permisos ni vacaciones

Sin permisos ni vacaciones

550 uniformados se mantendrán atentos durante la temporada decembrina

Otra vez huachicol provocó alarma

Otra vez huachicol provocó alarma

Las llamaradas alcanzaron hasta 30 metros de altura

destacados

Prevén temperaturas inferiores a cero grados en 16 estados

Prevén temperaturas inferiores a cero grados en 16 estados

Sin embargo, durante la tarde se prevé un gradual incremento de las temperaturas máximas

Memo Anaya instala plantón en el TEPJF; exige anular elecciones en Coahuila

Memo Anaya instala plantón en el TEPJF; exige anular elecciones en Coahuila

Por su parte, los magistrado tienen hasta el 30 de noviembre para dar un resolutivo sobre los comicios en la entidad

Estamos esperando a sus candidatos, dice AMLO al PRI y al Frente

Estamos esperando a sus candidatos, dice AMLO al PRI y al Frente

El líder de Morena recomienda a EPN y a Salinas de Gortari sentarse a discutir para elegir al candidato del tricolor

PAN no descarta que candidato del FCM emana de su bancada

PAN no descarta que candidato del FCM emana de su bancada

Marko Cortés expuso que el Frente debe reconocer al blanquiazul como primera fuerza política al elegir candidato

Aumenta la presión contra Shultz para formar gobierno con Merkel

Aumenta la presión contra Shultz para formar gobierno con Merkel

La negativa del SPD de recrear una nueva Grosse Koalition colocaron a Alemania al borde de nuevas elecciones