imagotipo

Crónicas y Leyendas

  • Juan Manuel Menes Llaguno
  • en Local

Pachuca, Hidalgo.- Sin lugar a dudas, Pachuca no cuenta ni a ha contado en su contexto urbano con ejemplares de arquitectura vistosa, en razón de que los dueños de los grandes capitales hechos o fortalecidos aquí, fueron realmente golondrinos y sus propietarios no dejaron en este antiguo Real de Minas, huella de su estancia, tal vez, como se ha dicho reiteradamente, por encontrarse esta población tan cerca de la Ciudad de México, no obstante lo anterior, la imagen citadina fue siempre homogénea y como señalara el reconocido crítico de arte, Diego Angulo Íñiguez, lo valioso de este tipo de poblaciones es la unidad de su panorama, apreciado por la uniformidad  constructiva de sus casas y edificios.
En este contexto de ideas, muchos han sido los atentados cometidos contra el patrimonio pachuqueño, en contra de esa arquitectura uniforme, en contra de su estilo sencillo y popular, casi funcionalista, ese, con el que se edificaron entre mediados del siglo 19 y principios del 20 la mayor parte de las casas y edificios diseminados en la traza central de la porción más antigua de la ciudad y de esa grave felonía no puede culparse únicamente a los gobiernos municipal o estatal, que no obstante tener la mayor responsabilidad, no relevan de culpa a los propios pachuqueños, quienes somos con nuestra actitud indolente, los que más hemos coadyuvado con nuestro silencio, a esa destrucción, en ocasiones pretextando una modernidad mal entendida, en otras al dejar que las atrocidades sucedan, sin que ello signifique, reitero, estar en contra del progreso o el desarrollo de villas o ciudades, lo que puede lograrse al entender que construir no significa destruir, como lo postuló la Carta de Venecia, al impulsar el crecimiento espiral de los espacios urbanos.
Bajo este esquema, cada círculo concéntrico de la espiral, determina un periodo en la historia de las ciudades, que en la medida que se aleja, va respetando al círculo anterior y así cada tiempo y circunstancia arquitectónica deja huella de su paso en los espacios urbanos.
Tal es el caso de la hacienda de “La Unión” que se ubicara en el cruce de las calles de Xicoténcatl y Allende, donde se albergó por muchos años a la Escuela Americana y al “Centro Social y Deportivo del Sindicato de Trabajadores Mineros Sección 2 de Pachuca”,  ambos, derribados arteramente en 1985, para prolongar la avenida Revolución a fin de comunicarla con las calles de Allende y la vialidad que entonces se construía sobre el Río de las Avenidas, sitio en el que se erigió curiosamente el llamado Jardín del Arte, destruyendo una obra que resultaba realmente amigable al panorama de la ciudad.
Fue Don Efrén Meneses Villagrán, miembro del inolvidable Centro Hidalguense de Investigaciones Históricas “que cumplió 45 años de fundado el pasado 12 de octubre de 1972” el primero en dar la alerta, en la que fue de inmediato secundado por el grupo de historiadores del CEHINHAC, quienes bombardeamos el proyecto, con cartas de protesta y artículos bien fundamentados enviados a todos los periódicos de entonces. Las páginas de este diario registran una entrevista de Don Carlos Sevilla, su hoy director en la que los miembros de aquel cenáculo de historiadores, pusieron los puntos sobre las íes. Sin embargo bastó un fin de semana, para que varias cuadrillas de hombres armados con picos, palas y barretas, secundados por un poderoso buldócer y decenas de camiones de volteo, consumaran aquella infamia en tan solo dos días, bajo el pretexto de que el edificio estaba en un valladar al lado del Río de las Avenidas y que había sido necesaria su demolición, lo que desde luego no fue cierto.
¿Qué significó aquella demolición? La insensibilidad de la autoridad, la inconciencia de un grupo de funcionarios extraños a esta centenaria ciudad minera, pero también la apatía ciudadana para respaldar a quienes intentaron evitar aquella infamia.
La hacienda de La Unión, junto con la de La Luz, fue edificada donde otrora estuvieron las huertas del convento de San Francisco, expropiadas por las leyes de Reforma en 1861, terrenos que fueron entregados a los gobiernos municipal y del Estado, a fin de darles uso público, como sucedió con las adaptaciones para albergar al primer hospital civil de la ciudad –ubicado donde hoy se encuentra la Escuela de Artes– el rastro municipal –enclavado en la calle de Arista donde actualmente se encuentra una agencia de inhumaciones– el solar para el llamado taller de Concejo (sitio en el que resguardaban carromatos multados, así como las bestias de tiro y de carga recogidas en la ciudad), el cuartel militar de la ciudad  y  la cárcel del Estado “ambos ubicados en los edificios que albergan hoy, a la Fototeca Nacional y al Cuartel del Arte” los lavaderos Públicos y el instituto para prevenir la ceguera “en la acera poniente del Parque Hidalgo” y el Instituto Bacteriológico, que se encontraba en la puerta sur del parque de convivencia “Porfirio Díaz” hoy “Parque Hidalgo”, también establecido en aquellos terrenos.
El resto de la propiedad incautada a la orden franciscana fue fraccionada mediante ventas realizadas paulatinamente, en una de ellas se construyó el rancho de El Cuervito –entre el Parque Hidalgo y la hoy colonia Real de Minas–, y en dos más, las haciendas de beneficio La Luz y la de La Unión, que figura ya en las panorámicas de 1880, aunque no con todas las instalaciones que alcanzaría a tener a principios del siglo 20.
El colapso minero iniciado hacia 1921, debido a la brutal baja en los precios de la plata, agravado después del crac de 1929, hizo pronto inoperantes aquellas instalaciones, por lo que la empresa Norteamericana que explotaba las minas de la comarca, destinaron aquella factoría como sede de la “Escuela Americana”, la que permaneció entre esas paredes hasta mediados de la séptima década del siglo pasado, cuando el plantel se trasladó al fraccionamiento Valle de San Javier. En 1983, sus instalaciones volvieron a tener uso, pues allí se estableció el Archivo de la Compañía de Real del Monte y Pachuca, mismo que a raíz de la demolición, debió ser trasladado a su actual sede en el Museo de Minería en las calles de Mina.
¿Tenía algún valor estético aquel edificio? Tal vez poco o ninguno, si se le juzga individualmente, sin embargo al hacerlo en el conjunto del panorama urbano de aquella ciudad de sabor decimonónico, resultaba realmente valioso, tanto por los detalles de su corte neoclásico sencillo, como por su sabor sajón, estilo que mucho habla tanto de la presencia inglesa como de la norteamericana, lo que ha sido por muchos años el gran símbolo de ese Pachuca que vivió ligado cien por ciento a la actividad minera.

www.cronistadehidalgo.com.mx
Pachuca Tlahuelilpan,
Noviembre de 2017.

.

.

Casetas de vigilancia son elefantes blancos

Casetas de vigilancia son elefantes blancos

En algunas colonias son utilizadas como bodegas, o están, abandonadas

Edith Hernández

local

Preparan operativo de Semana Santa

Preparan operativo de Semana Santa

Época de mayor flujo turístico en Hidalgo

Ante sismos, aplicarán protocolos

Ante sismos, aplicarán protocolos

Autoridades se coordinan para dar atención ante sismos

Desde 1935, guardia de honor en homenaje a la Bandera de México

Desde 1935, guardia de honor en homenaje a la Bandera de México

24 de febrero, día de la bandera

Ofertan riñón en red social

Ofertan riñón en red social

Es un delito, afirma el diputado federal Pedro Luis Noble

Revisión de antros, competencia municipal

Revisión de antros, competencia municipal

Proliferan en Pachuca, La Reforma y Tlaxiaca

destacados

Vecinos de Azcapotzalco se manifiestan contra parquímetros

Vecinos de Azcapotzalco se manifiestan contra parquímetros

La opinión de los colonos fue solicitada en enero pasado por la Secretaría de Movilidad (Semovi) a las autoridades de la demarcación

Por desacuerdo con muro, EPN cancela reunión con Trump… otra vez

Por desacuerdo con muro, EPN cancela reunión con Trump… otra vez

El diario The Washington Post reveló que el presidente de EU no se comprometió a omitir el tema del pago del muro fronterizo

Los agricultores silbaron a Macron

Los agricultores silbaron a Macron

Militantes de la asociación sindical Jóvenes Agricultores manifestaron con gritos y pitos su ira contra el presidente francés por los bajos precios de sus productos

Tras riña en CU, Mancera insiste en ley sobre control de armas

Tras riña en CU, Mancera insiste en ley sobre control de armas

El viernes pasado dos personas, al parecer nacomenudistas, perdieron la vida en las instalaciones universitarias

Meade impugna prohibición del INE de debatir en intercampaña

Meade impugna prohibición del INE de debatir en intercampaña

La decisión de prohibir estos encuentros contradice todo el sistema constitucional e internacional que tenemos sobre la libertad de expresión