/ viernes 14 de junio de 2019

Conoce la importancia de los grupos sanguíneos

Durante siglos las funciones de la sangre eran descocidas, tan sólo se intuía su relevancia, por lo cual los médicos realizaron diversos intentos de trasfusiones sanguíneas para tratar distintas enfermedades, aunque en la mayoría de los casos los resultados eran nocivos para los pacientes, debido a ello, esta práctica tuvo que ser prohibida.

En 1900, tras realizar mezclas de sangre de distintas personas, el patólogo de origen alemán, Karl Landsteiner, se percató que algunas muestras eran compatibles, mientras que otras no lo eran.

Descubrió que, en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras o antígenos que denominó A y B. Observó, además, que el plasma contiene también dos tipos de anticuerpos que reaccionan con las proteínas de los glóbulos rojos y que llamó anticuerpos Anti-A y Anti-B. De esta manera estableció cuatro tipos de grupos sanguíneos:

GRUPO A: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno A y en las que su plasma se encuentra el anticuerpo Anti-B.

GRUPO B: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno B y su plasma los anticuerpos Anti-A.

GRUPO AB: Los glóbulos rojos de este grupo tienen los dos tipos de antígenos: A y B; pero el plasma no tiene ningún anticuerpo.

GRUPO O: Los glóbulos rojos no tienen antígenos, pero el plasma tiene anticuerpos Anti-A y Anti-B.

Partiendo de esta premisa estableció la compatibilidad entre los distintos grupos según las reacciones que se producían, ya que los anticuerpos que posee cada grupo sanguíneo reaccionan cuando se introducen en el torrente sanguíneo hematíes con antígenos “extraños”: Anti-A contra antígenos A y Anti-B contra antígenos B.

Landsteiner continuó investigando sobre el tema, puesto que seguían produciéndose reacciones transfusionales, y así descubrió, en 1940, el factor Rhesus durante sus experimentos con macacos Rhesus.

Este sistema comprende varios antígenos, el más importante de los cuales es el factor D.

Este factor se encuentra en la sangre del 85% de las personas, que se denominan Rh positivos, mientras que el 15% restante que carece de este factor, son Rh negativos.

Por tanto, las personas se clasifican, por ejemplo, como 0 positivas o AB negativas, basándose en los grupos AB0 y en el Rh.

De esta manera, cuando se va a realizar una transfusión hay que atender la compatibilidad de los dos factores.

Durante siglos las funciones de la sangre eran descocidas, tan sólo se intuía su relevancia, por lo cual los médicos realizaron diversos intentos de trasfusiones sanguíneas para tratar distintas enfermedades, aunque en la mayoría de los casos los resultados eran nocivos para los pacientes, debido a ello, esta práctica tuvo que ser prohibida.

En 1900, tras realizar mezclas de sangre de distintas personas, el patólogo de origen alemán, Karl Landsteiner, se percató que algunas muestras eran compatibles, mientras que otras no lo eran.

Descubrió que, en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras o antígenos que denominó A y B. Observó, además, que el plasma contiene también dos tipos de anticuerpos que reaccionan con las proteínas de los glóbulos rojos y que llamó anticuerpos Anti-A y Anti-B. De esta manera estableció cuatro tipos de grupos sanguíneos:

GRUPO A: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno A y en las que su plasma se encuentra el anticuerpo Anti-B.

GRUPO B: Sus glóbulos rojos tienen el antígeno B y su plasma los anticuerpos Anti-A.

GRUPO AB: Los glóbulos rojos de este grupo tienen los dos tipos de antígenos: A y B; pero el plasma no tiene ningún anticuerpo.

GRUPO O: Los glóbulos rojos no tienen antígenos, pero el plasma tiene anticuerpos Anti-A y Anti-B.

Partiendo de esta premisa estableció la compatibilidad entre los distintos grupos según las reacciones que se producían, ya que los anticuerpos que posee cada grupo sanguíneo reaccionan cuando se introducen en el torrente sanguíneo hematíes con antígenos “extraños”: Anti-A contra antígenos A y Anti-B contra antígenos B.

Landsteiner continuó investigando sobre el tema, puesto que seguían produciéndose reacciones transfusionales, y así descubrió, en 1940, el factor Rhesus durante sus experimentos con macacos Rhesus.

Este sistema comprende varios antígenos, el más importante de los cuales es el factor D.

Este factor se encuentra en la sangre del 85% de las personas, que se denominan Rh positivos, mientras que el 15% restante que carece de este factor, son Rh negativos.

Por tanto, las personas se clasifican, por ejemplo, como 0 positivas o AB negativas, basándose en los grupos AB0 y en el Rh.

De esta manera, cuando se va a realizar una transfusión hay que atender la compatibilidad de los dos factores.

Policiaca

Murió arrollado por camioneta

El sujeto viajaba en una motoneta, por carretera de Chilcuautla

Local

Presas a la mitad de su capacidad

El sitio más afectado es la Vicente Aguirre en el estado de Hidalgo, indican

Regional

Personal despedido en plena pandemia en Actopan

Con la excusa de que no hay presupuesto, dijo extrabajador

Sociedad

Se retrasa repatriación de 500 paisanos muertos por Covid-19

La visita de AMLO a EU retrasará la repatriación en un avión militar de las cenizas de más de 700 connacionales de Nueva York

Finanzas

Jesús Seade pide no dramatizar sobre tema laboral

El negociador del T-MEC dice que para México es la oportunidad de tener un sistema justo y moderno

Sociedad

Corte perfila al Estado mexicano dar asilo a niños migrantes no acompañados

La SCJN analiza que se reconozca la condición de refugiados a menores de edad sin compañía

Finanzas

Por crisis financiera, 14 empresas solicitan concurso mercantil

Banca Mifel y subsidiarias mineras de Altos Hornos de México (AHMSA), entre quienes buscan reestructurar

Política

Buscan evaluar a universidades del país

Proponen crear una comisión que tendrá como objetivo diseñar estrategias para conseguir la mejorara continua

Finanzas

Aumenta morosidad en créditos populares

Los clientes de Banco Azteca, BanCoppel y Forjadores son los que más han incumplido sus pagos