/ martes 18 de junio de 2019

Confirma juez dejar sellos de suspensión a celdas de PTAR

Tras cierre de Semarnath

Luego de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath) suspendió tres celdas de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en Atotonilco de Tula el pasado 31 de mayo, la planta solicitó la nulidad del mismo, pero el Juez de la Tercera Sala del Tribunal de Justicia Administrativa negó la suspensión provisional.

El juez determinó que no hubo elementos consistentes para que se retiraran los sellos de suspensión de la planta tratadora, por lo que no podrá operar el monorelleno y deberá esperar la resolución final del juicio administrativo en un lapso de ocho meses.

El togado refirió que la impugnación presentada por la PTAR no fue satisfactoria, por lo que se fijó una resolución del juicio en enero para obtener una respuesta, en tanto el monorelleno seguirá cerrado sin funcionar.

La Semarnath suspendió el monorelleno ante las denuncias ciudadanas recibidas sobre la presencia de fauna nociva y olores nocivos para la salud humana, por lo que después de instalar una estación de monitoreo de calidad del aire en la PTAR se identificaron valores de metano superiores a los establecidos a nivel internacional.

La dependencia estatal solicitó a la Planta de Tratamiento implementar medidas de mitigación de los niveles de contaminación, las cuales no fueron atendidas por la empresa, razón por la cual se suspendieron las celdas 1ª y B, 2ª y B, 3ª y 5b bajo el expediente 79/2019.

Sin embargo, la PTAR intentó seguir operando y por ello demandó la nulidad de la suspensión de la Semarnath, pero no procedió, por lo que tendrá que esperar la resolución administrativa y mitigar las emisiones contaminantes que produce el monorelleno de Atotonilco de Tula.

Para mitigar las condiciones contaminantes que se registran en el monorelleno se deberán reducir las emisiones de metano y erradicar la fauna nociva en el sitio, principalmente por moscas y roedores de todo tipo que habitan en la zona.

Por su parte, representantes de organizaciones civiles ambientalistas pidieron que se realicen más revisiones de las empresas que operan en la región sur del estado, ya que producen cantidades de gases contaminantes que respiran los pobladores y por ello existe el riesgo de alguna enfermedad.

Luego de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semarnath) suspendió tres celdas de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en Atotonilco de Tula el pasado 31 de mayo, la planta solicitó la nulidad del mismo, pero el Juez de la Tercera Sala del Tribunal de Justicia Administrativa negó la suspensión provisional.

El juez determinó que no hubo elementos consistentes para que se retiraran los sellos de suspensión de la planta tratadora, por lo que no podrá operar el monorelleno y deberá esperar la resolución final del juicio administrativo en un lapso de ocho meses.

El togado refirió que la impugnación presentada por la PTAR no fue satisfactoria, por lo que se fijó una resolución del juicio en enero para obtener una respuesta, en tanto el monorelleno seguirá cerrado sin funcionar.

La Semarnath suspendió el monorelleno ante las denuncias ciudadanas recibidas sobre la presencia de fauna nociva y olores nocivos para la salud humana, por lo que después de instalar una estación de monitoreo de calidad del aire en la PTAR se identificaron valores de metano superiores a los establecidos a nivel internacional.

La dependencia estatal solicitó a la Planta de Tratamiento implementar medidas de mitigación de los niveles de contaminación, las cuales no fueron atendidas por la empresa, razón por la cual se suspendieron las celdas 1ª y B, 2ª y B, 3ª y 5b bajo el expediente 79/2019.

Sin embargo, la PTAR intentó seguir operando y por ello demandó la nulidad de la suspensión de la Semarnath, pero no procedió, por lo que tendrá que esperar la resolución administrativa y mitigar las emisiones contaminantes que produce el monorelleno de Atotonilco de Tula.

Para mitigar las condiciones contaminantes que se registran en el monorelleno se deberán reducir las emisiones de metano y erradicar la fauna nociva en el sitio, principalmente por moscas y roedores de todo tipo que habitan en la zona.

Por su parte, representantes de organizaciones civiles ambientalistas pidieron que se realicen más revisiones de las empresas que operan en la región sur del estado, ya que producen cantidades de gases contaminantes que respiran los pobladores y por ello existe el riesgo de alguna enfermedad.

Policiaca

Catea FGR predio de huachicoles

Se localizó un paso subterráneo por donde atravesaba una manguera que se encontraba conectada a un ducto

Local

Aplican big data contra carencias

A través de la georreferenciación el gobierno del estado atacará diversos problemas sociales

Local

Impactará a la metrópoli la carencia en movilidad

La falta de regulación del crecimiento urbano de Pachuca provocará problemas